ComunicaciónDestacadas de CiudadOriental.com

«Quien me dice a mi ladrón tiene que matarme»… la consecuencia de un ejercicio irresponsable de la comunicación

Por Robert Vargas
Juan Dolio, San Pedro de Macorís -«Quien me dice a mi ladrón tiene que matarme», esa es una expresión con frecuencia usada entre dominicanos que valoran su dignidad y su buen nombre.

Por tanto, no se trata de una simple expresión de  la gente de a pie, sino que se constituye en sí mismo en una advertencia bastante seria  para quienes usan de manera irresponsable su derecho al informar.

No es lo mismo el «derecho de informar» que el «derecho al informar» y, un mal uso de este último puede derivar con consecuencias catastróficas.

La advertencia la hizo el letrado Valentín Medrano al participar en el Seminario Taller: «Perspectiva Socio Económicas y Derechos Laborales de los Trabajadores de la Prensa, en el Concepto de la Digitalización de la Economía», auspiciado en por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, (SNTP, y que es realizado en las instalaciones de COOPMARENA, en Juan Dolio. del 12 al 14 de noviembre.

Medrano precisó que «un mal manejo informativo puede inducir al suicidio, asesinatos, genocidios, y a  linchamientos» afectados por la difamación y la injuria.,

Por tanto, consideró que «una mala información puede hacernos culpables más allá de la simple difamación e injuria».

El asunto fue tratado por el letrado al cuestionar distintas prácticas periodísticas alejadas de la ética y de las leyes.

Valentin Medrano
Valentin Medrano

Valentín Medrano advierte sobre implicaciones penales de la difamación y la injuria usando las redes sociales + Vídeo

Relató, por ejemplo, que los medios de comunicación y los periodistas han expulsado de su práctica el uso correcto del concepto «presunto» y dan por hecho que los supuestos delincuentes son «culpables», sin que ningún precepto legal le tribuya la condición necesaria para juzgar y condenar definitivamente a un presunto infractor de la norma.

Medrano también denunció que algunos periodistas, cuando pretenden presentar «la otra campana» de una noticia, en realidad lo hacen de manera manipulada, citando a medias al afectado, o presentándolo de la peor manera para que este sea percibido por el receptor como un «culpable».

En ese sentido mencionó el caso del dirigente del Partido Revolucionario Moderno Leonardo Faña, cuya imagen y buen nombre fueron afectados de de manera severa luego que el Estado filtró informaciones con las cuales esta persona fue juzgada y condenada por los medios de comunicación y las redes sociales, pero no ocurrió así por ante los tribunales.

También citó el caso del suspendido director del Instituto Postal Dominicano, Adán Peguero, quien fue tratado de la misma forma por una periodista.

Emilia Santos
Emilia Santos

Periodista Emilia Santos denuncia falta de objetividad afecta medios de comunicación + Vídeo

El veterano abogado se preguntó quién le ha otorgado a los medios de comunicación y a los periodistas la prerrogativa «enjuiciar» y «condenar» a cualquier persona afectando con ello su buen nombre y su prestigio y, de paso, destruyéndole su vida.

Por ese motivo, Medrano reclamó que quienes ejercen el periodismo actúen con responsabilidad al informar, y tomen en cuenta que esto no les autoriza a nadie a destruir la honra de cualquier persona.

Fue en este contexto que el abogado citó la expresión popular que reza que «Quien me dice a mi ladrón tiene que matarme», y considera que se puede llegar a ese extremo no deseado por el mal uso del derecho al informar.

En ese sentido, Medrano coincidió con la periodista, abogada y catedrática universitaria Emilia Santos, quien reclamó que los periodistas respeten la dignidad de las personas.

Compartir:
  • 22
    Shares
Botón volver arriba