Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Reflexión sobre elecciones en Honduras

Por Juan López 
Las elecciones presidenciales, congresuales y municipales que se realizaron en Honduras, el pasado 28 de3 noviembre, inducen a reflexionar sobre su proceso y resultados a los fines de  extraer las enseñanzas que, en nuestro país, contribuyan a fortalecer el  sistema  de partido y reforzar   la  institucionalidad y gobernabilidad democráticas.

Con una histórica votación (más del 68 %), el el Partido Nacional (PN) en el gobierno de Honduras fue derrotado en la primera vuelta.  Los hondureños prefirieron a los candidatos de la oposición que lideró el Partido Libertad y Refundación (Partido Libre), cuyo principal mentor y guía es el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en el 2009 por un golpe de Estado militar. El Partido Libre es un desprendimiento del centenario Partido Liberal.

Porque Zelaya está impedido ser candidato, en tres ocasiones el Partido Libre postuló a su esposa, Xiomara Castro, quien, después  del derrocamiento, encabezó las luchas políticas en Honduras. En su segunda postulación (2017) fue víctima de un fraude electoral que facilitó la reelección del ahora saliente presidente Juan Orlando Hernández del PN.

En esta tercera postulación el Partido Libre triunfó con más del 50 % contra el 36 % del PN y su candidato Nasry Asfura, por lo cual Xiomara Castro se juramentará (13 años después del golpe de Estado de su esposo) como la primera mujer presidente de Honduras, el próximo 27 de enero.

Tiene validez esta reflexiva comparación con nuestro país (RD): En 1963 se materializó un golpe de Estado contra el presidente Juan Bosch, quien luego fracasó en seis ocasiones como candidato presidencial. En 1973 se desvinculó del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) para fundar el Partido de la Liberación Dominicana (PLD); que 33 años después (1996) el PLD llegó al poder con otro candidato, el doctor Leonel Fernández.

El triunfo del Partido Libre fue contundente puesto que también ganó la mayoría en el congreso  (más del  50 % de los 128 diputados)  y más del 52 % de las autoridades municipales (alcaldes y regidores).

Mientras tanto, la pesadumbre guía el futuro del saliente presidente Juan Orlando Hernández, porque fiscales de EE. UU. le acusan de vínculos con el narcotráfico, a través de su relación directa con su hermano Tony Hernández, ex diputado del PN, que se encuentra preso en EE.UU. con una sentencia de cadena perpetua por traficar con droga y lavado de activo.

Por igual es importante reflexionar en torno al comportamiento político de  la pareja presidencial M. Zelaya—Xiomara Castro que, ante el infortunio de la salida del poder (en 2009) ella, con fidelidad sentimental y política,  acompañó siempre a su marido.

Mientras Zelaya estuvo en el exilio, con firmeza Xiomara encabezó las luchas políticas contra los militares golpistas y las represiones de los presidentes títeres Roberto Micheletti  y Porfirio Lobo (cuya esposa Rosa Elena Bonilla está presa por corrupción comprobada mientras se desempeñó como Primera Dama) y del reeleccionista Juan Orlando Hernández que ya se siente acosado y apesadumbrado por acusaciones de corrupción y, posiblemente, visitará a los EE.UU. en calidad de acusado por vinculaciones con el narcotráfico.

Ahora, la presidente Xiomara Castro, su esposo y el Partido Libre tienen el reto de colocar un torniquete a la escandalosa corrupción y al narcotráfico que corroen el sistema democrático y la paz social en Honduras.

También deberán trabajar con tesón para  detener las continuas caravanas de hondureños que, en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, huyen hacia EE.UU., que solo en este 2021, ha devuelto a más de 50 mil hondureños;  y enfrentar la desgracia  que  mantiene en la agobiante pobreza a más del 59 % de los 10 millones de    habitantes de Honduras.

Así, Xiomara, Zelaya y el Partido Libre podrá fortalecer el sistema de partido, principal pilar de la institucionalidad y gobernabilidad democráticas tanto en Honduras como en la RD. ¡Sinceros éxitos al gobierno de Xiomara Castro, lo cual repercutirá en beneficios del noble pueblo hondureño!

Compartir:
  • 6
    Shares
Botón volver arriba