Destacadas de CiudadOriental.comSalud

Rumbo al precipicio los servicios de salud en el hospital Dr. Darío Contreras

Por Robert Vargas
Durante muchos años, el hospital traumatológico Dr. Darío Contreras, fue el orgullo de gran parte del personal médico y motivo de confianza de la población.

Era tanta la confianza en ese centro sanitario, que se afirmaba que «en el Darío Contreras hacen gentes».

La expresión se hacía cada día más popular entre los pacientes, y sus amigos y parientes que  veían cómo los primeros eran, literalmente, «reconstruidos» , «hueso a hueso».

Pero esa buena fama construida a fuerza de sacrificios, dedicación y entrega, ha comenzado a ser lanzada por la cañería desde hace varios meses.

Médicos relacionados con las actividades diarias del Hospital Dr. Darío Contreras, le han dicho al recurso de información y noticias Ciudadoriental.com que allí la situación es cada día más deplorable y peligrosa para la salud de los pacientes, cuando debería ser exactamente lo opuesto.

Un ejemplo que aplasta

Narra uno de los médicos que «son cada vez más frecuentes los casos de pacientes que, tras ser ingresados a una de las salas de cirugía para una operación leve, terminan bruscamente enfermos luego ser contagiados por bacterias, que no se supone que estén presentes en esos lugares».

¿Cómo puede ocurrir algo así?

Explican las fuentes que en el hospital existen varias salas para cirugías «rutinarias o complejas» que deberían tener bajo control todos los parámetros de higiene para evitar posibles infecciones de los pacientes.

Agregan que existe una sala séptica destinada para intervenciones quirúrgicas a pacientes en condición delicada debido a la contaminación de los órganos afectados.

-«Robert, para que la gente lo entienda mejor vamos a decirlo como el pueblo lo entiende: se trata de pacientes que tienen una parte del cuerpo podrida, llena de bacterias. En ocasiones, ese órgano hay que amputarlo para salvar la vida del paciente», me comentó uno de los médicos.

-«Esos pacientes no pueden ser llevados a una de las salas de cirugía donde, por ejemplo, llega un accidentado. Pero no está sucediendo así. Los pacientes con graves infecciones y bacterias abundantes son operados en las salas en a las que llegan otros que lo que tienen es una cortadora, una herida o cualquier otra lesión», precisan.

La fuente agrega que «este último paciente llega con una herida y, sin darse cuenta, regresa a su casa con una bacteria que, eventualmente, puede matarlo. Resultó contagiado por la bacteria porque en esa sala fue ingresado otro paciente con una severa infección».

¿Por qué operan a los pacientes con graves infecciones en las salas que no les corresponden?

Esa fue la pregunta que le hice a una de las fuentes. Y esta fue la respuesta:

-«Lo que sucede es que cada sala de cirugía debe  tener una máquina especial para las anestesias. La máquina de anestesias de la sala de pacientes sépticos se dañó y no la han reparado. La solución que ha tenido la administración es llevar a los pacientes cargados de bacterias hacia las otras salas».

-«Uff!», me dije a mi mismo.

Las cosas no paran ahí en el Hospital Dr. Darío Contreras

Las fuentes explican que, como consecuencia del desplome de la calidad del servicio, ahora el hospital está enviando pacientes de cirugía a otros hospitales, algo nunca visto.

Según las explicaciones de los consultados, que conversaron con Ciudad Oriental en condición de anonimato, la situación ha empeorado desde que asumieron las actuales autoridades que, a su juicio, carecerían de capacidad gerencial para afrontar la gestión de un hospital de ese nivel.

Compartir:
  • 19
    Shares
Botón volver arriba