Obituarios

Se apagó una luz

Por María Hernández
La vida sorprende a los seres humanos con noticias funestas e inesperadas que los deja sin aliento y con un gran vacío difícil de superar.

Hace unos días la familia Oviedo- Liranzo, vio partir a uno de tres retoños, de forma rápida, sin que estuvieran esperando un hecho tan lamentable y desconsolador como la muerte repentina de Félix Daniel que, incluso, acababa de llegar para hacer la compra del supermercado con su madre cuando la muerte le sorprendió.

Félix Daniel Oviedo Liranzo hijo del doctor Ramón Oviedo y la doctora en derecho Margarita Liranzo, desde su infancia fue un niño amoroso, respetuoso y solidario con los demás. Entregado a sus padres y a sus hermanos Yoryi Amaury Oviedo Liranzo ,Amaury Yoryi Oviedo Liranzo y Virginia Oviedo Liranzo. Fue un amigo fiel «, como lo describe su madre.

«Un joven con un corazón de oro comprometido con su trabajo «, reconoció.

Durante sus primeros años de estudios estuvo en el Colegio Padres y Maestros, de Arroyo Hondo.

Félix Daniel estudió inglés desde los siete años. Fue premiado por la institución Acción Empresarial por la Educación(EDUCA) como el alumno con mayor índice. Se graduó de inglés en el Boston Institute y el bachillerato lo realizó en el liceo de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU).Fue meritorio en todos sus cursos.

Su deporte favorito era el yuyifsu. Fue reconocido por el ex presidente Leonel Fernández por sus méritos en inglés por inmersión.

Estudió ingeniería industrial en la Universidad Autónoma de Santo Domingo(UASD).

Félix Daniel falleció a la edad de 39 años dejando un mundo de proyectos y metas por cumplir.

Las misas por su alma se están realizando en la iglesia San Mauricio, de Los Jardines, de 6:00 a 7:00 de la noche , de lunes a viernes . El último rezo es el martes a las 6:00 de la tarde. Que descanse en paz.

Compartir:
Botón volver arriba