Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Se vislumbra la segunda vuelta

Por Juan López
Conforme a nuestra reflexión, se vislumbra la necesidad de segunda vuelta para el próximo 30 de junio; a pesar de la estrategia del gobierno de PRM-Abinader de vender la percepción de que la reelección sobrepasa más del 50 % en la intención del voto para el próximo 19 de mayo.

En el vano afán de presentarse como invencibles, mediante manipulaciones políticas y las repeticiones mediáticas, el reeleccionismo ha implementado, estas espurias acciones:

A) “Conquistar”, a cualquier precio, alianzas con 21 pequeños partidos que, tradicionalmente, se unen al partido de gobierno. B) Acudir al “mercado para buscar refuerzos” entre dirigentes, candidatos y militantes de los partidos de oposición. C) Pretender reducir el entusiasmo político entre los electores de la oposición con artimañas, publicando diariamente, renuncias en las filas del PLD y FP. D) Presentación maquilladas de encuestas que proyectan al reeleccionismo con “abrumadora” intención del voto para decisión de primera vuelta.

A todo lo anterior se agrega la pertinente observación que, en el Listín Diario del pasado 19 de abril, hizo don Freddy Ortiz, gurú de la publicidad, cuando fundamentó la siguiente pregunta:

“En febrero, el Gobierno gastó en publicidad $985 millones, para un promedio de… ¡34 millones diarios! Y si eso fue para las municipales, ¿cuánto será para las presidenciales?

No obstante esas y otras costosísimas “inversiones” que está llevando a cabo el oficialismo para vender la percepción de ganancia en primera vuelta; consideramos que, para beneficios del sistema de partidos y la democracia dominicana, en estas elecciones hay perspectivas para una segunda vuelta.

Para proyectar la segunda vuelta nos fundamentamos en la historia de los procesos electorales democráticos que se han efectuado en nuestro país y los números que ofrecemos a continuación:

Con la constitucionalización del 50+1 de los votos emitidos para ganar en primera vuelta la presidencia de la República; y cuando la competencia ha sido entre tres partidos mayoritarios ha sido necesario la segunda vuelta para definitivos resultados:

Para la primera vuelta de 1996, el PRD-Peña Gómez obtuvo primer lugar con 45.94 % en competencia con el PLD-Leonel con 38.83 % en segundo lugar y PRSC-Peynado en tercer lugar con 14.99 %. Por lo tanto, fue necesaria segunda vuelta, para el triunfo del PLD-Leonel y aliados (Frente Patriótico) con 51.25%.

Algo similar aconteció en las elecciones del 2000: PRD-Hipólito y aliados en primer lugar con 49.87 %; PLD-Danilo y aliados con 24.94 %, en segundo lugar y el PRSC-Balaguer y aliados con 24.60 %. La segunda vuelta no se realizó porque Balaguer negó su apoyo al PLD, razón por la cual Danilo desestimó su participación en segunda vuelta, lo que permitió que, por “forfeit”, el PRD-Hipólito ganara en esa primera vuelta.

Después, en las siguientes elecciones presidenciales se han manifestado nítidas polarizaciones entre dos fuerzas mayoritarias a través de los bloques de alianzas electorales: 2004-2008 y 2008-2012 con PLD-Leonel y aliados le ganaron al PRD-Hipólito y PRD. Miguel y sus respectivos aliados. Para 2012-2016 y 2016-2020 PLD-Danilo y aliados triunfaron contra el PRD-Hipólito y PRM-Luis con sus aliados con resultados de primera vuelta.
En las elecciones del 2020, también hubo nítida polarización entre el PLD-Gonzalo y aliados Vs PRM-Luis y aliados, por lo cual hubo resultados en primera vuelta.

También con estas objetivas cifras se vaticina la segunda vuelta para el actual proceso electoral. Veamos:
El padrón oficial de la JCE notifica 8,145,548 electores (incluida la diáspora con 864 mil). En las elecciones municipales del pasado 18 de febrero, el 78 % se abstuvo de votar o votó por los partidos de la oposición. Es decir, el PRM y sus 21 aliados ganaron con 1millón 754 mil votos.

Para ganar en primera vuelta, por historia de votaciones, es muy probable que la votación presidencial llegue al 76 %. Para ganar con 50+1 será menester que el PRM-aliados obtengan más de 3,960,000 votos. Es decir, conseguir otros 2 millones 206 mil votos; lo que visualizamos difícil, pero muy difícil por la competencia, otra vez, entre tres fuerzas mayoritarias: PRM-aliados, PLD y FP-Aliados.

Al reflexionar en nuestros antecedentes electorales y la proyección cuantitativa de la próxima votación, se vislumbra un panorama de segunda vuelta, lo cual fortalecerá el sistema de partidos y consolida la institucionalidad y gobernabilidad democráticas dominicanas.

Compartir:
Botón volver arriba