Exteriores

Sindicato de trabajadores de la educación en Argentina anuncia paro general para el próximo lunes

Fuente externa

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) anunció este jueves un paro de los docentes y movilizaciones en todas las provincias del país para este lunes, 26 de febrero. El sindicato ha convocado la huelga para exigir una discusión paritaria nacional para fijar los salarios y repudiar las desmejoras en sus ingresos decretada por el Gobierno del presidente Javier Milei.

«Lo que va a suceder con la docencia argentina es que va a cobrar menos, no que no va a tener aumento. Hasta ahora, lo que está pasando es que no se enviaron los fondos a las provincias del fondo compensador, del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), de los fondos para los programas educativos», explicó a CN5 la secretaria general de la CTERA, Sonia Alesso.

La agencia Télam recoge que el sindicato acordó el llamado a la huelga general tras la celebración de un congreso extraordinario y una vez que el Ejecutivo accedió a discutir las paritarias el próximo martes 27 de febrero, pese a que el calendario escolar inicia el lunes en 10 jurisdicciones del país, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

«Inédito» y «sin antecedentes»

La dirigente gremial llamó a recordar que en el transcurso de la semana se comunicó que «los fondos que dependen de leyes (…) sancionadas en el Parlamento nacional, no se van a enviar a las jurisdicciones», y esto afecta a materias que incluyen salarios, infraestructura, comedores escolares y pago de horas extras, lo que se conoce en el país como «quinta hora».

«Como se plantea, realmente va a afectar a las familias argentinas y va a afectar a los docentes. Muchos docentes ayer tomaron conocimiento de que además de no cobrar el Fonid, no van a cobrar la quinta hora; con lo cual, lo que vamos a tener como resultado es que no solo los docentes no van cobrar más, sino que van cobrar menos. Ese es el escenario», recalcó.

Alesso consideró como «inédito» y «sin antecedentes» el ajuste impuesto por la Administración mileísta sobre el sector educativo. «Creo que, verdaderamente, es un ajuste más brutal que el de los años 90 y va a afectar a toda la educación, no solamente nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras», completó.

En la víspera, el vocero presidencial, Manuel Adorni, anunció que el Gobierno tomó «la decisión de comenzar con la evaluación para declarar la educación servicio esencial». De concretarse la iniciativa, esto impediría la convocatoria a huelgas masivas, pues por ley los empleados de sectores prioritarios deben garantizar una prestación del servicio no inferior al 75 %.

Compartir:
Botón volver arriba