COVID-19 RD
Confirmados: 121,973 +306 Nuevos Fallecidos: 2,204 +1 Nuevos Recuperados: 99,271 Activos: 20,498 Actualizado el: 20 octubre, 2020 - 1:19 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Tribunal ordena libertad hombre acusaban falsificar dinero

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
121,973
+306 Nuevos
Fallecidos:
2,204
+1 Nuevos
Recuperados:
99,271
Activos:
20,498
Actualizado el: 20 octubre, 2020 - 1:19 PM (-04:00)

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este. El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, ordenó la libertad por insuficiencia de pruebas, de un hombre que se encontraba encerrado en la cárcel de La Victoria, acusado en el uso y elaboración de dinero falso.

La sentencia absolutoria favoreció a Rodolfo Fernández Caba, de 26 años, residente en la calle Hermanas Mirabal número 08, en el sector Los Trinitarios II, en este municipio.

El fallo del tribunal, generó brotes de alegría de familiares y amigos del encartado, que acudieron al juicio de fondo.

Fernández Caba estaba acusado junto Leo Alfred Ortiz y Diostener Carnoesmil Lora (ambos en rebeldía), de Asociación de Malhechores y uso de dinero falso en perjuicio del Estado.

Según los debates en el Juicio de Fondo, la tarde del 27 de octubre del 2018, los dos imputados en rebeldía fueron arrestados por agentes de la Policía Nacional, en la calle Simón Orozco, próximo al parque de Invivienda.

A los dos hombres, al presentan perfil sospechoso, los agentes le realizaron un Registro de Persona, ocupándole  86 papeletas de 50 pesos con las numeraciones NM7558458 y dos papeletas de 500, con las numeraciones AA0305528 y una de 200 con numeración AZ4300117.

Luego de arrestados, estos condujeron a los agentes hasta donde Rodolfo Fernández Caba, el hoy favorecido con la absolución, diciendo que él era el alegado propietario de los billetes.

De acuerdo a la acusación del ministerio público, los policías dijeron ocupar a encartado Fernández Caba, una funda blanca con 361 papeletas de 200 pesos, 165 billetes de 100 y 33 en denominación de 50.

A los billetes le fueron practicadas experticias de rigor, determinándose que se trataban de papeletas falsas.

Los tres hombres fueron sometidos a la justicia, bajo la acusación de pertenecer a una presunta banda dedicada a colocar los billetes en el sistema de comercio nacional y engañar a los que la recibieran como monedas de circulación nacional.

Un juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta demarcación, impuso medida de coerción, consistente en garantía económica de tres y cinco mil pesos en efectivo.

La acusación del la Fiscalía fue en base a la violación de los Artículos 132, 134, 135, 139, 142, 147, 265 y 266 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan el uso de dinero falso y la Asociación de Malhechores en perjuicio del Estado.

Luego en la fase de instrucción, los imputados Leo Alfred Ortiz y Diostener Carnoesmil Lora, se sustrajeron del proceso y fueron declarados en rebeldía.

Se desconoce cuándo fue variada la medida de garantía económica a prisión preventiva al justiciable Fernández Caba, quien fue llevado al juicio de fondo por custodias de la penitenciaría nacional de La Victoria.,

En este juicio, los detalles de los agentes actuantes, la acusación del ministerio publico y las pruebas documentales, entraron en contradicción, al tiempo que resultaron insuficientes para retener responsabilidad penal al justiciable Fernández Caba, quien negó los hechos imputados.

Fue así que el tribunal compuesto por los jueces Juan Pablo Ortiz Peguero (presidente), Nelson Romero y Laisa Matos Duran, dictaron sentencia absolutoria por insuficiencia de pruebas, amparado en lo establecido en el Artículo 337 numeral II del Código Procesal Penal.

Este Artículo del CPP, estable que se dicta absolución, cuando las pruebas aportadas no son suficientes para establecer responsabilidad penal del imputado.

El doctor Rolando Cornielle, defensa técnica del imputado, estuvo a su cargo el demostrar la presunción de inocencia del encartado, logrando la sentencia absolutoria.

Por ser una sentencia absolutoria, las costas penales y civiles fueron compensadas.

El tribunal ordenó que el encartado fueron liberado desde la Sala de Audiencia, salvo existiera otro proceso en su contra.

Empero, esta orden de los jueces será acatada luego que sea emitida la resolución vía la Secretaría General del Palacio de Justicia.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para 24 de febrero del año en curso.

Compartir:
Botón volver arriba
Cerrar