Destacadas de CiudadOriental.comEconomía

Un pan cien pesos

Por María Hernández
El derecho a comer en la República Dominicana ha sido tan reducido que un pan puede llegar a costar cien pesos, al igual que una botella de agua en los establecimientos de comida rápida de muchas de las cadenas internacionales radicadas en nuestro país.

Al parecer, Proconsumidor no tiene potestad para revisar los precios de los productos ya procesados porque no se ha visto ningún caso de esos tipos de comercios que hayan sido multados o llamados a la atención porque vendan a sobre precio.

Hace tres años dos biscuits, como le denominan a los ricos pancitos costaban 70 pesos, hoy uno solo, pan bastante pequeño, cuesta 100 pesos.

En cuanto a la botella de agua, que también la venden en esos establecimientos a 100 pesos, no se entiende por qué ese precio tan elevado si en colmados y en las calles cuesta 20 y 25 pesos.

Si hablamos de pica pollo, muy consumido por los dominicanos tenemos que en un establecimiento de comida rápida un combo de 3 piezas de pollo cuesta 465 pesos, lo que cuesta un pollo entero. En los pica pollos chinos ofertan 5 piezas de pollo por 300 pesos, sale más económico aunque la variedad no es la misma.

Todo ese desorden en los precios se debe a que la ciudadanía no reclama y simplemente paga lo que le piden en los establecimientos de consumo.

Recientemente, una familia residente en Estados Unidos que viene con frecuencia a nuestro país narró que han dejado de visitar algunos lugares de expendios de comida porque cuando piden la cuenta lo que pagan por impuestos es superior a lo que han consumido. Es por eso que se ha puesto muy de moda que las personas vayan en sus vehículos y compren lo que deseen y se lo llevan para comerlo en sus hogares.

Las autoridades de las diferentes dependencias que tienen que ver con la regulación de los precios deben dar una explicación de porqué los precios de la comida se han elevado tanto en los últimos años en la República Dominicana.

Recuerdo a un chef italiano que nos dio su fórmula para hacer un pan casero que sale rico y muy económico: Harina, leche y sal, amasar los ingredientes, separar en pequeñas bolas, aplastar y llevar al horno por 20 minutos. Hay que vivir reinventando con esta carestía.

Compartir:
Botón volver arriba