Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Abinader podría estar preparando el camino hacia la reelección; ¿Con quién se enfrenaría en el PRM?

Por Robert Vargas / Perspectiva
Aunque aún es bastante temprano, no parece descabellada la versión que circula entre mandos medios perremeístas en el sentido de que el presidente Luis Abinader ha comenzado a preparar el camino para ir a por la reelección en las elecciones del año 2024.

Esto sucede cuando su la percepción sobre las bondades de su gestión aún están en alta, aunque existe cierta incertidumbre sobre la forma en que el mandatario afrontará la crisis sanitaria y económica que se ve a la vuelta de la esquina.

De entrada, si el presidente decidiera optar por la reelección, sus potenciales adversarios en el Partido Revolucionario Moderno, por ahora, parecen ser escasos por lo que tendría el camino “libre” para transitarlo.

Dentro del PRM es posible que Wellington Arnaud haga su segundo intento por ser el candidato presidencial de la tolda azul y blanca.

Sin embargo, su condición de empleado de Abinader eventualmente limitaría esas potenciales aspiraciones.

En el caso del actual Ministro de Educación, Roberto Furcal, de quien se dice que construye bajo la sombra de Abinader su proyecto presidencial, también le sería difícil enfrentarse a su propio jefe.

Así, a menos que ocurra algún imprevisto, ninguno de los dos serían contrincantes para el Presidente en unas elecciones internas rumbo al 2024.

El caso de Hipólito Mejía está bastante claro. Parece que ya es un hombre del pasado que deberá contentarse con su condición de ex presidente de la República, nada más.

Además, Mejía envió señales a sus seguidores que, desde ya, lo hacen poco confiable.

Eddy Olivares
Eddy Olivares

Mejía, en la pre campaña interna del PRM, a pesar de que sabía que sería derrotado, insistentemente le dijo a los suyos que él tenía sus números (encuestas) y que estas los proyectaban ganador frente a Abinader.

La realidad, sin embargo, fue distinta: Luis Abinader lo aplastó y lo dejó casi sin aliento, dejando desconcertados a sus decenas de miles de seguidores.

Después, Mejía se acomodó en su residencia y le dio la espalda a gente que le fueron fieles durante toda la vida. Los abandonó en el camino, cuando más los necesitaban.

Abandonó, incluso, al ex miembro de la Junta Central Electoral Eddy Olivares, quien necesitó de su concurso para lograr ser Presidente de esa institución, ante el rechazo radical de Luis Abinader y José Ignacio Paliza.

Este último, hasta quiso regatearle a Olivares su regreso al PRM tras este tomarse una licencia partidaria para intentar alcanzar la Presidencia de la JCE.

Hipólito Mejía

Abinader y Paliza, prefirieron entregar ese puesto a un  presunto cercano al ex líder del Partido de la Liberación Dominicana y actual líder de la Fuerza del Pueblo, Leonel Fernández.

Estas acciones de Mejía y del Gobierno en contra de Olivares lo convirtieron en una víctima ante los ojos de la población, y de quienes en el PRM siguen o seguían a Mejía, quien ya no puede aportar esperanzas a sus seguidores puestos que da la impresión de que su vida política, como potencial presidente del país, ha llegado al final.

Haber convertido a Olivares en una víctima de “traición” por altos cargos del gobierno y de abandono por Mejía, ha tenido, sin embargo, un efecto inesperado: que muchos vean en Olivares un potencial candidato presidencial disputándole el puesto al mismísimo Abinader.

Esto ocurre en el momento exacto en que el PRM está acéfalo, sin cabeza, puesto que el Presidente del partido está dedicado de lleno a sus funciones como empleado de Abinader, mientras que la Secretaria General, tiene sobre sus hombros la responsabilidad de gobernar al Distrito Nacional.

La política es dinámica, no estática, y todo es cambiante.

Winston Arnaud

Por tanto, estos cambios abren las puertas a la posibilidad de que Olivares, con amplio reconocimiento y más sólida aprobación social, pueda ser visto en poco tiempo como aspirante a la candidatura Presidencial del país por el PRM.

Las muestras de cariño, afecto y solidaridad que recibe en todos los rincones de República Dominicana sugieren que algo nuevo está germinando en el PRM.

Todo esto ocurre mientras desde el gobierno intentan repetir lo que hizo Joaquín Balaguer con Salvador Jorge Blanco, a quien envió a prisión por corrupción y sacó al PRD de cualquier posibilidad de volver a gobernar, al menos durante varios lustros consecutivos.

La acción directa de Balaguer contra la corrupción del PRD, ahora PRM, le costó a la tolda blanca 14 años en la oposición.

En el año 2000 el PRD logró retornar al poder, con Hipólito Mejía, y la popularidad alcanzada por este en los primeros dos años fue tan aplastante, que en las elecciones municipales y congresuales del año 2002, ese partido logró hacerse con el control de la mayoría de los ayuntamientos y casi de la totalidad del Senado.

Sin embargo, la crisis bancaria del 2003 y su manejo por Mejía, hundieron al PRD (ahora PRM), de tal forma, que lo mantuvo 16 años en la oposición.

Esto explica, en parte, los esfuerzos de Abinader por atender el clamor popular contra la corrupción en el gobierno de Danilo Medina, (no en el de Leonel Fernández) y, de paso, consolidar su proyecto político particular.

Con ese propósito está “creando” decenas de miles de empleos, que surgen de los despidos masivos de peledeístas de puestos en el gobierno para dar paso a miembros o simpatizantes del PRM, que tienen más de una década pasando hambre.

Roberto Fulcar
Roberto Fulcar

Estos despidos masivos han puesto con el grito al cielo al liderazgo del partido Fuerza del Pueblo que ahora claman porque sean detenidas las cancelaciones, “olvidándo”, quizás ingenuamente, que ellos mantuvieron en alto la pegajosa consigna de que en en las elecciones pasadas los peledeístas “es pa fuera que van”.

Así, Abinader y su equipo juegan a varias cartas: por un lado golpean al PLD con el maso de la justicia en la lucha anti corrupción; y por otro golpean a la Fuerza del Pueblo al cancelar a miles de peledeístas de la base, los mismos que Leonel Fernández dice que ama, pero que, “por su culpa”, en parte, han quedado sin empleos.

Finalmente, Abinader dentro del PRM consolida su liderazgo repartiendo puestos en el gobierno.

La clave de todo, sin embargo, parece que estará en la gestión que pudiera tener el jefe del Estado en el manejo de la crisis sanitaria y de la economía.

Si se equivoca en estos dos aspectos, entonces es altamente posible que sus no descartables ambiciones reeleccionistas pudieran ir a parar al zafacón y tendría que enfrentar, internamente, a alguien sin compromisos con su gobierno, porque él mismo se encargo de alejarlo.

Pero, todavía es muy temprano, aunque algunos, aprovechan el tiempo y se preparan para tener las habichuelas blanditas para cuando llegue el momento apropiado.

Compartir:
Botón volver arriba