ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Nuevas aceras revelan nuevo concepto de «desarrollo» del ASDE

Por Robert Vargas
El nuevo concepto de «desarrollo» que tiene la nueva administración del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, (ASDE), ha quedado al descubierto y en todo su esplendor con las dimensiones de algunas aceras que son reconstruidas a toda velocidad por contratistas de la alcaldía.

El ejemplo de esta foto no deja espacio para ninguna duda sobre hacia dónde es llevado el municipio.

Esta acera, reconstruida la semana pasada por disposición del alcalde Alfredo Martínez, no permite que dos personas caminen en paralelo, juntas y al mismo tiempo, debido a que la misma es muy estrecha.

Si dos personas caminan por la acera, en la misma dirección y sentido contrario y al mismo tiempo, entonces al encontrarse una deberá hacerse a un lado para permitir que la otra pueda pasar.

Lo mismo, si una persona va en silla de ruedas o apoyándose en muletas o en un andador, entonces la otra tendrá que hacerse a un lado.

Como se ve en la fotografía, del espacio destinado para los peatones solo fue usado la mitad y la otra parte, al parecer será destinada a un «área verde».

Esa flamante acera está nada más y nada menos que en la carretera Mella, próximo a la Cruz de Mendoza.

Se presume que la alcaldía debe hacer esas aceras lo más amplia posible, no tan estrecha como esta.Debe construir pensando en el futuro, no en el pasado.

Al parecer, la misma fue hecha pensando en que por la carretera Mella «no camina mucha gente, ni durante mucho tiempo lo harán».

Quizás los regidores deberían salir a las calles a fiscalizar y ver cómo se está invirtiendo el dinero de los contribuyentes.

A lo mejor el alcalde no sabe lo que está ocurriendo en el municipio que él gobierna y con el dinero que le aprobaron invertir en el dudoso estado de «urgencia».

¿Alguien en el Ayuntamiento podría darle al municipio una explicación que justifique la construcción de esta acera tan estrecha?

No parece que una obra así contribuya a la necesaria seguridad ciudadana, puesto que los peatones tendrán que caminar en la calle y exponerse a ser atropellados.

Quizás el bueno de Ysidro Romano pueda explicarle al municipio este «novedoso» concepto de aceras estrechísimas desperdiciando la mitad del espacio disponible.

¿Cómo caminaría por allí una madre con dos hijos, uno en cada mano?

Parece que alguien en el ASDE tiene un concepto bastante estrecho de lo que es el desarrollo y el uso apropiado de los espacios públicos.

Compartir:
Botón volver arriba