La historia detrás del “Break dance” callejero de estos chicos en las avenidas de SDE + Vídeo

Por Robert Vargas
Son miles las personas que han visto a estos artistas callejeros haciendo exhibición de su arte, expresado en un “baile” sincronizado de “Break dance” en las avenidas y plazas de Santo Domingo Este, a pleno sol y con ambas piernas hacia arriba.

Se trata de los “Big Boys”, Ezequías Cazorla (23), venezolano; y Francisco Rodríguez (24), dominicano casado con una venezolana.

Ellos aprovechan que la luz del semáforo se ponga en rojo y avanzan hacia el centro de la calle. En unos segundos saludan a los automovilistas y, de inmediato, inician su rutina que, por su espectacularidad, obliga a todos a seguirlos con la vista.

Saltan con ambas piernas, con una sola; con los dos brazos, con un solo brazo y con un antebrazo.

La rutina la desarrollan con celeridad y gracia.

Al final, toman sus gorras y se aproximan a las ventanillas de los vehículos desde donde los observaban. Por lo general, la gente “paga” algunos pesos por el improvisado espectáculo.

Un estilo de vida

A Cazorla y Rodríguez los vimos bajo un sol ardiente saltando sobre sus manos en la avenida San Vicente de Paúl, en Alma Rosa.

Con ellos conversamos y nos enteramos de que los dos se conocieron por Internet hace unos ocho meses y, desde entonces, se coordinan para salir a las calles a hacer lo que les gusta, bailar “Break dance“.

Para ellos, ese baile es “un estilo de vida”.

Cazorla es uno de esos venezolanos que han llegado a República Dominicana en medio de la guerra económica a la que es sometido su país. Tiene esposa y un hijo.

Como le ha sido difícil obtener trabajo, entonces se adaptó y convirtió su entretenimiento y “estilo de vida”, en fuente de sustento para él, su esposa y su hijo.

Rodríguez, dominicano él, sigue los mismos pasos de su amigo. Su esposa es venezolana y tienen un hijo. El la conoció a ella en Venezuela.

Los dos se dedican a bailar para mantenerse ellos y a los suyos.

Lo hacen bailando “Break dance” en las calles, y también en espectáculos para los cuales son contratados.

Tienen la esperanza de que en República Diminicana y en Venezuela sean  realizadas competencias con jurados sobre este baile.

Para bailar como lo hacen, es necesario estar en buena forma física, de hecho, ser atletas.

Para ellos ese baile es su estilo de vida y medio de sustento, nada más.

Vea también

El complejo Lopesan Costa Bávaro inicia operaciones en el próximo verano con 1035 habitaciones

Este nuevo complejo, que operará bajo el modelo Todo Incluido Lopesan Costa Bávaro, tendrá en …

Al desnudo el lenguaje engañoso y encubridor usado en los medios de comunicación y más allá

Por Narciso Isa Conde Los especialistas en el arte de las palabras al servicio del …

Comentarios: