Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Condena de 20 años de prisión a Argenis Contreras por asesinato abogado Yuniol Ramírez

Por Julio Benzant

Periodista- Ciudadoriental.com; el primer periódico en Internet de Santo Domingo Este. CONTACTO juliobenzant@gmail.com

 

Pasadas las 1:00 am de este viernes nueve de septiembre, el Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, impuso condena de 20 años de prisión a Argenis Contreras González, uno de los imputados por el asesinato del abogado y profesor universitario Yuniol Ramírez Ferreras, crimen ocurrido en octubre de 2017.

El suceso está vinculado con actos de corrupción administrativa registrados en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) durante la gestión de Manuel Rivas, quien dirigía la entidad gubernamental desde agosto del 2012 y quien fue favorecido con sentencia absolutoria.

En tanto, el imputado Faustino Rosario Díaz fue sentenciado por delitos de corrupción a un año de prisión y al pago de las costas del proceso.

Además, el justiciable fue inhabilitado para el ejercicio de cargos u oficios públicos por un período de cinco años.

En el caso de los procesados Manuel Rivas, Jorge Luis Abreu Fabián (el Taxista), Heidy Carolina Peña (esposa de José Antonio Mercado Blanco (el Grande) y Víctor Ravelo Campos, fue dictada sentencia absolutoria y se ordenó el cese de las medidas de coerción que cumplían por su vinculación al caso.

El tribunal integrado por las juezas Claribel Nivar Arias (presidente), Yissel Soto y Clara Sobeida Castillo, encontró responsabilidad penal al justiciable Contreras González.

Contreras González, fue hallado culpable de los delitos de homicidio y ocultamiento de cadáver, cumplirá la sentencia en un área de máxima seguridad del Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Najayo Hombres, en San Cristóbal.

El cadáver de Yuniol Ramirez Ferreras es sacado del agua
El cadáver de Yuniol Ramirez Ferreras es sacado del agua

Se recuerda que el miércoles 11 de octubre del 2017, Yuniol Ramírez fue raptado en la sede central de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) por dos o más individuos, que luego lo asesinaron, le ataron el cuerpo de dos blockes de concreto con una cadena de metal y un candado.

Su cadáver fue lanzado en arroyo o cañada en Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste.

El crimen se produjo con la intención de evitar que transcendiera un escándalo por presunta corrupción en la OMSA.

CONA: sector PLD auspicia Faride Raful al CNM

Al día siguiente de ser asesinado, el Tribunal Superior Administrativo debería conocer en audiencia un pleito judicial en el que él implicaba a Rivas, quien es miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana.

Sin embargo, según las autoridades del ministerio público, dos empleados de la OMSA y colaboradores de Rivas, Mercado y Contreras, lo asesinaron.

Argenis Contreras escapó al extranjero al día siguiente de que el crimen fuera cometido.

Fue capturado y tres años después entregado al país tras los esfuerzos de la actual gestión del Ministerio Público.

VIDEO RELACIONADO:

En la pasada administración gubernamental, el Ministerio Público actuó en la estrategia de desacreditar a la víctima presentándolo como un supuesto extorsionador, lo que fue repudiado por distintos sectores.

Con esa estrategia lograron que la población no fijara su atención en el cúmulo de expedientes que Yuniol Ramírez había abierto contra funcionarios de distintas instituciones por presunta corrupción, lo que quedó documentado en una multitud de correos electrónicos que él envió durante años a los medios de comunicación.

A pesar de sus denuncias, las autoridades nunca se animaron a investigarlas.

El horrendo crimen del abogado y profesor universitario Yuniol Ramírez Ferreras destapó la existencia de bandas criminales en instituciones estatales que se dedican a proteger a sus incumbentes.

La sentencia absolutoria de los encartados en el asesinado, encierra, además, un mensaje claro para cualquier persona que intente cuestionar a funcionarios sospechosos de corrupción.

Los correos de Yuniol Ramírez: Desde ultratumba se levanta acusador – Tercera Parte

Compartir:
Botón volver arriba