Destacadas de CiudadOriental.comNacionales

Waldys Taveras ve retroceso cambios quieren hacer a la ley 176-07

Fuente externa
Santo Domingo.-
Para el director de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, Waldys Taveras, constituye una gran preocupación y un retroceso, las modificaciones que se pretenden introducir a la ley 176-07, que rige las actividades de los gobiernos locales del país.

Taveras, quien acumula décadas de experiencia municipalista, consideró que el proyecto constituye un retroceso, crea una gran debilidad en los ayuntamientos porque se pretende que la Liga municipal dominicana se constituya ya no por ley si no por disposición reglamentaria entre la Liga y el ministerio de economía, planificación y desarrollo, en un ente que rompe con la autonomía municipal

Estamos constituyendo en la Liga un nuevo presidente, que sería el presidente de los gobiernos locales y tendríamos entonces al presidente Luis Abinader de los órganos nacionales, y eso violenta la unidad del Estado dominicano que está consignado en la constitución, dijo el funcionario del Gran Santo Domingo

Observó que si el propósito es colocar la ley 176-07 acorde con lo que día a día ocurre en los mandos locales, deben eliminarse y agregarse todos los aspectos que constituyan un retroceso en su aplicación.

En ese sentido, Taveras entiende que crea una gran debilidad en los ayuntamientos pretender que la Liga Municipal Dominicana (LMD) rompa la autonomía presupuestaria de los administradores municipales.

Entrevistado en el programa “Así Vamos, con Héctor Guzmán”, que se difunde cada domingo a las 10:00 AM por TRA Teleradio América, Taveras dijo que, si las modificaciones se realizan, la LMD se convertiría en la máxima autoridad de los cabildos, violando la unidad del Estado dominicano que consigna la Constitución”.

“La liga debe seguir funcionando no como un ente rector de los ayuntamientos, sino como coordinadora de las políticas públicas y la inversión pública entre los ayuntamientos y el gobierno”, adujo.

Agregó que el organismo debe continuar como un ente asesor, “con una gran contraloría municipal que ayude y contribuya a la transparencia y al buen uso de los fondos públicos”.

Fue preciso al plantear que la ejecución de los presupuestos de cada ayuntamiento dependa de los criterios de la LMD y no partiendo de la realidad, es un contrasentido.

Entiende, también, que el nuevo proyecto de ley que se pretende enviar al Congreso, En cuanto a competencia aumenta muy poco la competencia propia de los municipios y le resta alguna competencia como es la de la disposición final. Tampoco aumenta la base tributaria de los municipios que es fundamental para poderlo desarrollar.

“Tengo esa gran preocupación porque también va a generar una serie de conflictos entre los distritos municipales y los municipios, incluyendo que se pretende dar disposiciones contrarias a decisiones tomadas por el Tribunal Constitucional, “lo que constituye una aberración en un Estado de derechos”.

Compartir:
Botón volver arriba