Elso Segura
Elso Segura

Crisis moral amenaza futuro del PLD

Crisis moral: “Lo único que salva al PLD de una ruptura inminente, es una vuelta a los métodos de trabajo, los pricipios y las doctrinas enseñadas por el maestro y fundador, profesor Juan Bosch”.

Por Elso Segura
El Partido de la Liberación Dominicana padece una crisis interna que amenaza su unidad y su futuro, provocada por el abandono por parte de  su militancia, de las enseñanzas y principios establecidos por su fundador, el profesor Juan Bosch.  
 
La doctrina de Juan Bosch es promotora de una filosofía y estilo de vida basada en la ética, la pulcritud, la transparencia y el respeto a los valores más excelsos de la dignidad humana.

Entre las enseñanzas del profesor Juan Bosch resalta, especialmente, la forma de dirigir la cosa pública de forma eficaz, eficiente y transparente, para garantizar calidad de vida a todos los dominicanos.

Las ideas sociales, éticas y políticas del profesor Juan Bosch, es lo que se conoce como boschismo, el cual a partir del Sexto Congreso del partido en el año 2000, se adoptó como doctrina o fundamento ideológico del PLD.

Sin embargo, a pesar de haber sido aprobado el boschismo cómo ideología política del partido, en la actualidad se observa un total abandono del mismo.

Hasta el Sexto Congreso, el partido había mantenido controlado la formación de grupos internos, lo que en otros partidos le llamaban corrientes. Pero a partir de entonces, se inició la creación de los grupos y corrientes, destacándose en principio el grupo de Norge Botello, el grupo de Jaime David, despues surge el grupo de Danilo Medina, y más recientemente se viene hablando de la corriente de Leonel Fernández,  a pesar de que éste se resiste a ser representante de una facción a lo interno del partido.

En la medida que surge en el PLD un aspirante a la presidencia del país, se habla de una nueva corriente o grupo al interior de la estructura partidaria; así se habla del grupo, de Reinando Pared, del grupo de Francisco Javier, del grupo de Temistocles Montas, entre otros.

La proliferación de estos grupos que lo único que ofrecen a sus seguidores es una posición en la administración pública, fomentando así cada vez más, el clintelismo y el patronazgo,  está socavando la simiente del Partido de la Liberacion Dominicana, y consecuentemente, de la sociedad en general.

Lo único que salva al PLD de una ruptura inminente, es una vuelta a los métodos de trabajo, los pricipios y las doctrinas enseñadas por el maestro y fundador, profesor Juan Bosch.

Volver al boschismo es la garantía de rescatar los valores democráticos y éticos, que por su inobservancia corroen la sociedad dominicana, y de manera especial la administración del Estado y la propia organización partidaria que gobierna.

Vea también

Jorge Mera revela trama del PLD

Fuente: Prensa Fuera de Récord El delegado político del Partido Revolucionario Moderno (PRM), ante la …

Leonel Fernández asegura antorcha del poder pertenece al pueblo

Por Adelaida Martínez Boca Chica.– El expresidente Leonel Fernández aseguró este sábado que la antorcha …

Comentarios: