COVID-19 RD
Confirmados: 106,732 Fallecidos: 2,034 Recuperados: 80,179 Activos: 24,519 Actualizado el: 18 septiembre, 2020 - 11:34 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

¿Cuál será la suerte del PLD en las elecciones municipales en SDE del año 2020?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
106,732
Fallecidos:
2,034
Recuperados:
80,179
Activos:
24,519
Actualizado el: 18 septiembre, 2020 - 11:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
El Partido de la Liberación Dominicana, (PLD), del año 2020 no es el mismo del año 2006, ni tampoco es igual al del 2010 ni del 2016.

Aunque tiene la misma bandera morada y la estrella amarilla, es distinto. Es bastante diferente y esto se reflejará inevitablemente en las elecciones municipales del próximo 16 de febrero, cuando el PLD tratará de retener el gobierno local en Santo Domingo Este por cuarta ocasión consecutiva.

En las elecciones municipales de los años 2006, 2010 y 2016, el PLD se presentó unido frente a los votantes, pero esta vez será distinto.

Justo el año pasado esa organización padeció su peor división al abandonarla la fracción liderada por Leonel Fernández, que se colocó al frente del ex izquierdista Partido de los Trabajadores Dominicanos, que ahora se denomina Fuerza del Pueblo.

El PTD, en las elecciones del año 2016, como tal, obtuvo 837 votos en el nivel municipal de SDE. Se espera que ahora, con la llegada del grupo de Fernández ese caudal suba de manera significativa.

Por tanto, si se eleva la votación municipal del PTD-Fuerza del Pueblo, es previsible que esos votos le lleguen desde el litoral del PLD, lo que afectará las posibilidades de victoria del candidato a alcalde de la tolda morada, Luis Alberto.

Sin embargo, es necesario precisar que una parte de los votos del PTD-Fuerza del Pueblo le llegarían desde el litoral leonelista que simpatiza con Manuel Jiménez, lo que también disminuiría el caudal de votos a favor del candidato del PRM.

¿Qué tanto podría esa división afectar a Luis Alberto?

En gran medida esto depende del comportamiento del PTD-Fuerza del Pueblo que, a menos de un mes y medio para las elecciones todavía no da señales de que despierte y parece que no está en su ánimo salir a las calles a promover, con la intensidad que se requiere, a su candidato a Alcalde, Joaquín Hilario.

Este podrá ser el mejor candidato del mundo, pero si la maquinaria electoral que le respalda no hace su trabajo, entonces todo habrá sido en vano, y, entre los seguidores de Fernández está comprobado que son dados a la inercia y que, por ese motivo, carecen de líderes locales con arrastre significativo.

Esto explica los motivos por los cuales se vieron precisados a correr en busca del prestigio de un extra partido, como lo es Joaquín Hilario, quien no tiene rechazo entre los votantes.

Más podría afectar a Luis Alberto su proximidad con el actual alcalde Alfredo Martínez quien tiende a estar en un declive acelerado en la percepción de la población, lo que se acentúa con el evidente desplome de los servicios sanitarios en Santo Domingo Este y la aparente “incapacidad” de la Alcaldía de gestionar la abundancia de basura.

En ocasiones existen compañías y proximidades que puede resultar nocivas y la de El Cañero junto a Luis Alberto podría ser una de esas.

Por tanto, Luis Alberto y su equipo deberán estar en capacidad de trabajar duro con su equipo y sus estructuras esforzándose en diferenciar su propuesta municipal de la que ha ejecutado el actual líder del municipio, El Cañero, quien parece que terminará su gestión en un atolladero.

¿Con cuántos votos ganó Juan De los Santos la alcaldía en las elecciones del año 2006?

En esa ocasión, De los Santos aplastó al entonces candidato por el Partido Revolucionario Dominicano, Domingo Batista, quien corría a por la reelección.

Según muestra el histórico de la Junta Central Electoral, el PLD ganó esas elecciones municipales al acumular 128,765 votos, con lo que se hicieron con la mayoría en el Concejo de Regidores.

Esos votos no solo fueron del PLD, sino que se le sumaron los de sus aliados de entonces.

Elecciones 2010

Cuatro años más tarde el PLD repite la hazaña

En las elecciones del año 2010, el PLD repitió la hazaña y las ganó enfrentando al PRD, que llevaba como candidato a la alcaldía a Tonty Rutinel Domínguez, el veterano político que, sin dinero y con apenas una guagüita anunciadora con cuatro alto parlantes en el techo, obligó a Juancito a emplearse a fondo para poder ganar la reelección.

Aún así, Juancito redujo la cantidad de votos conquistados, pero de todas maneras ganó con 124,876 sufragios a su favor.

Quedándose, además, con la mayoría del Concejo de Regidores.

Para el año 2016, Juancito se perfilaba como un seguro ganador de su segunda reelección, con una oposición dividida, y el alejamiento de los votos de los peledeístas que simpatizaban con Manuel Jiménez, quien finalmente se presentó a las elecciones como candidato del Frente Amplio, logrando dividir a su favor los votos del PRM y del PLD.

Juancito no se presentó a las elecciones porque el 15 de diciembre del año 2015 una bala acabó con su vida.

Es en esas circunstancias y  con medios dudosos, el PLD impuso de candidato a la alcaldía a Alfredo Martínez, quien era un desconocido en la mayor parte del municipio, pero ampliamente conocido en la Circunscripción 3 y, sobre todo, en la que fuera la zona cañera de “la zona oriental”.

El Cañero estaba en el dilema de “colocarse los zapatos” de Juancito, o seguir su propio sello. Optó por esto último y el resultado de su gestión no parece que sea muy halagadora. Al contrario. Los calzados de Juancito le quedaron muy exageradamente grandes.

¿Con cuántos votos ganaron el PLD y El Cañero?

Parece que en esas elecciones del año 2016 se produjo un “voto emocional“, como cuando cuando José Francisco Peña Gómez “ganó la presidencia después de muerto” y se sentó en el Palacio Nacional Hipólito Mejía.

En las elecciones del año 2016, por cuenta propia, sin los aliados el PLD obtuvo 139,488 votos que, sumados a los de sus parciales alcanzaron 158,198 sufragios.

En esa ocasión, todos los candidatos del PLD se colocaron sobre sus hombros a El Cañero, de quien la mayoría coincide en que era “un candidato difícil de vender“.

¿De esos 158,198 votos cuántos se llevarán el PTD-Fuerza del Pueblo y el PRM-Manuel Jiménez?

El PLD continúa siendo la fuerza a vencer y todavía es incierto el porcentaje de votos que le arrancarían la FP y el PRM.

Sin embargo, la imposibilidad de la FP y el PRM de llegar a un acuerdo electoral a nivel municipal evidentemente que favorece la posibilidad de victoria del candidato del PLD y debilita las otras opciones.

Todo esto a pesar del claro rechazo que cosecha el alcalde oficialista Alfredo Martínez, de quien Luis Alberto está obligado a guardar cierta distancia para que la gente lo vea diferente, puesto que este es un gerente y El Cañero no ha demostrado que lo sea.

Resulta interesante ver cómo, para “lavar su imagen”  a El Cañero le conviene aproximarse a Luis Alberto, pero a este le conviene más mantener una distancia prudente del alcalde. Las razones son obvias.

Llegó el momento en que Luis Alberto y su equipo pongan en juego su inteligencia.

La situación del PRM la trataré en un próximo artículo.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar