Destacadas de CiudadOriental.comNacionales

¿China es buena para suministrar a RD vacunas anti Covid-19, pero es un demonio si participa en el negocio de las comunicaciones?

Por Robert Vargas
El gobierno de República Dominicana ha enviado señales que rayan con la hipocresía y el doble rasero en las relaciones del país caribeño con la República Popular China.

Desde el mismo día que llegó al poder, el gobierno del presidente Luis Abinader ha puesto particular interés en distanciarse del gigante asiático y, ¿Por qué no? hasta de humillarlo en público, al menos cuando ha sido posible.

La primera señal de su desprecio hacia China lo dieron las entrantes autoridades nacionales cuando, el día de la toma de posesión de Abinader, mostraron particular empeño para disminuir a los funcionarios chinos que asistieron al acto solemne en la Asamblea Nacional, y destacar a la delegación estadounidense, con el tristemente célebre Mike Pompeo a la cabeza.

Mientras a Pompeo lo colocaban en la primera fila, incluso admitiendo que rompiera el protocolo de la vestimenta, al embajador chino lo relegaron a un lejano lugar, al fondo, fuera del foco de las cámaras.

Poco después, el presidente Abinader anunciaba que no admitiría que el país asiático hiciera inversiones en puertos, ferrocarriles y las redes 5G, pasando por encima a las leyes del mercado capitalista en el que viven los dominicanos.

Su intención era, y es, plegarse por completo a los dictados del capital y de la geopolítica favorables a Estados Unidos.

Sin embargo, como quien no quiere la cosa, el viceministro  de Política Exterior Bilateral del Ministerio de Relaciones Exteriores dominicano, José Julio Gómez,  ha usado su cuenta de Twitter para anunciar, alborozado, que China enviará a República Dominicana 768 mil dósis de vacunas Sinovac contra la Covid-19.


De inmediato, el funcionario no informó el costo para República Dominicana de ese cargamento, que servirá para inocular a 384 personas, lo que constituye un gran salto en el combate a la pandemia.

Y aquí surge la interrogante, ¿China es buena para aportar su ciencia y ayudar a salvar vidas de los dominicanos, pero es “un demonio” cuando se hacer negocios con telecomunicaciones, puertos y ferrocarriles?

Parece evidente que el gobierno dominicano, al menos en este aspecto, se maneja con un doble rasero, que raya en la hipocresía en el manejo de su política exterior.

De todas maneras, los chinos le dan una contundente lección al gobierno dominicano, que en principio no parecía pensar en la vacuna china, solo por favorecer a las vacunas de ciertos países occidentales.

Rafael Paz afirma es delicada decisión de  Abinader de no permitir inversión China en áreas estratégicas

 

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
273,497
Fallecidos:
3,554
Recuperados:
232,381
Activos:
37,562
Actualizado el: 12 mayo, 2021 - 11:34 PM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba