ASDE

Preparan camino llevaría a Jeannette Medina al banquillo de los acusados

Por Robert Vargas
El pasado 28 de Diciembre de 2015, (Día de los Santos Inocentes), la entonces recién estrenada alcaldesa de Santo Domingo Este, Jeannette Medina, hizo algo que ahora es tomado como sustento por el regidor Manuel Antonio Todman para iniciar un pleito legal que, eventualmente, la lleven a ella al banquillo de los acusados y, eventualmente, a prisión.

No solo a ella, sino, además, al Contralor Municipal, Pascual Disla, y a otros ex funcionarios del Ayuntamiento.

Por cierto, Medina, quien concluyó su mandato de ocho meses evidentemente feliz y saludable, luciendo cada día costosos trajes, se ha sumido en el anonimato desde el 16 de agosto pasado, cuando entregó el mando a su compañero de partido, Alfredo Martínez.

Sin embargo, una vez dentro del Palacio Municipal, varios regidores han comenzado a hacer averiguaciones sobre los pagos que fueron hechos por la compra de mobiliarios y equipos ascendentes a RD$118,036,909.90.

¿Dónde radica el problema?

Sucede que una resolución  del año 2006 autoriza al alcalde de Santo Domingo Este a hacer contratos y pagos de hasta un millón de pesos sin necesidad de que estos tengan que recibir la apobación del Concejo de Regidores.

De ahí en adelante, todos esos contratos , en caso de no estar incluidos en el Presupuesto Municipal, deben ser llevados directamente ante el Concejo de Regidores para que los aprueben, le hagan modificaciones o los rechacen.

Sin embargo, a Jeannette Medina parece que «se le olvidó» ese requisito y firmó el contrato por los RD$118,036,909.90 con la empresa suplidora de los muebles y equipos.

No solo se le «olvidó», sino que habría pagado con celeridad lo contratado.

A lo mejor sus asesores legales le dijeron que estaba en lo correcto.

Ahora, el regidor Manuel Antonio Todman está documentando profusamente un expediente con la intención de cumplir con sus funciones fiscalizadoras.

Para hacerlo, se ha auxiliado de un equipo de abogados expertos en esos asuntos.

Por tanto, es muy posible que Jeannette Medina tenga que sentarse en el banquillo de los acusados a dar explicaciones sobre su acción del Día de los Inocentes.

Un obstáculo

Hasta ahora, el proceso iniciado por Todman se ha visto limitado por la aparente resistencia o «timidéz» de dos funcionarios claves que deben suministrarle informaciones que completarán el expediente.

Se trata del Contralor Municipal, Pascual Disla, a quien le han pedido de manera reiterada, verbal y por escrito, que entregue una certificación en la que conste que en el contrato del Día de los Inocentes se cumplió el requisito de que este fuera aprobado por el Concejo de Regidores.

El no ha suministrado esa certificación por una razón simple: el contrato no fue llevado a debate en el Concejo de Regidores.

Por igual, la Secretaria del Concejo, Adalgisa Germán, se ha tardado «un poco» en suministrar la certificación correspondiente que le exige Todman.

Aquí se presenta un posible problema: si Pascual Disla no puede demostrar que existía una resolución del Concejo aprobando el contrato, entonces él deberá explicar cómo y porqué autorizó el pago de esa fortuna.

Este viernes, según me ha comentado Todman, el permanecerá en la oficina de Disla «hasta la hora que sea necesaria, ya no puede darme más vueltas».

En pocas palabras, si Todman tiene razón, es posible que a más de un ex funcioanrio del ASDE se le borre la sonrisa del rostro.

Esto sin contar con que, aparentemente, después de la muerte de Juancito «son muchas cosas las que requieren explicación».

Compartir:
Botón volver arriba