BarriosDestacadas de CiudadOriental.com

La Alcaldía, varios regidores del ASDE; Neney Cabrera y Orlando Jorge Mera van camino de la confrontación con los vecinos de Villa Liberación

Por Robert Vargas
La comunidad del sector Villa Liberación, de un lado y la Alcaldía  de Santo Domingo Este, del otro, se encaminan hacia una confrontación de imprevisibles consecuencias que involucraría a los vecinos del lugar, varios regidores, al alcalde Manuel Jiménez y a los Ministros Orlando Jorge Mera y Neney Cabrera.

Todo está relacionado con las intención obstinada por parte de la Alcaldía y varios concejales de imponer, aún sea por la fuerza, de una denominada “plata de reciclaje” de basura a poca distancia del río Ozama, del barrio Villa Liberación y de una escuela del sector.

Los comunitarios interpretan que la denominación de “planta de reciclaje” es una forma de ocultar los planes de convertir a Villa Liberación en el basurero del municipio Santo Domingo Este, tal como pretenden hacerlo en el Distrito Municipal San Luis.

Esta semana, la comunidad envió una clara señal de su disposición a resistir los planes de  la Alcaldía y del Ministro Neney Cabrera, quienes se han involucrado en la ejecución del proyecto.

Decenas de vecinos de la barriada se presentaron al lugar donde fue llevada una maquinaria pesada para remover material vegetal, lo que fue resistido.

Mientras tanto, en el Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, los concejales Robert Arias y José Ramón Jiménez se han convertido en los mayores defensores del proyecto, que cuenta con el repudio generalizado de los vecinos de Villa Liberación y San Luis.

Arias y José Ramón Jiménez, que forman parte de una comisión especial de medioambiente, promueven la idea de que el Concejo de Regidores del ASDE apruebe un uso de suelo “condicional” para que sea instalada en ese lugar la denominada planta de procesamiento de desechos sólidos.

Sin que esa comisión se reuniera, han preparado a toda prisa un supuesto informe que pretenden sea aprobado este miércoles por el Concejo de Regidores, según fuentes del Ayuntamiento.

Para aprobar un uso de suelo en ese sitio, se requiere de un estudio de impacto ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, cuyo ministro es Orlando Jorge Mera, quien ha guardado silencio sobre este tema.

El propósito del Alcalde Manuel Jiménez y un puñado de regidores es imponer la instalación de la planta de tratamiento de residuos sólidos en la zona de amortiguamiento del parque nacional Humedales del Ozama, lo que está prohibido por la legislación medioambiental.

De su lado, Neney Cabrera, Ministro de Programas Especiales y Proyectos Estratégicos de la Presidencia , está detrás del proyecto, manteniéndose a distancia y guardando silencio.

Al mismo tiempo, en Villa Liberación y en san Luis se preparan para presentar resistencia, lo que podría convertir ese lugar en un importante foco de tensiones sociales de alcances imprevisibles, al menos hasta ahora.

Compartir:
Botón volver arriba