Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Lanzamiento a casa llena candidatura Fernándo Lagares a presidencia nacional de la JRM en Invivienda SD + Vídeo

Por Robert Vargas
Recuerdo que aquella tarde se me aproximó un sargento y, con cara de pocos amigos, me dijo directamente:

-«Ey, tú…».

-«¿A quién te refieres?, pregunté.

-«Sí, a tí… dice el comandante que quiere conversar contigo; está en aquel vehículo».

Yo miré hacia el vehículo y no ví al «comandante».

-«Si él quiere, que venga aquí. Yo no voy para allá. Dicelo al comandante».

Estabamos en medio de una manifestación multitudinaria frente al parque Independencia. Los ánimos estaban un poco alterados por todas partes.

Fernando Lagares
Fernando Lagares

La cuestión es que volteé y continué tomando fotos y me olvidé del «comandante».

De repente, una mano firme se posó sobre mi hombro derecho y escuché al dueño de la mano que me dijo en medio de una gran carcajada:

-«¡Pero tú no vas a dejar de ser cascarrabias! Soy yo quien te está llamando».

Nos miramos. Él estaba fuerte y elegantemente vestido. De inmediato, no lo reconocí, pero segundos más tarde, cuando se quitó los espejuelos oscuros, reconocí la mirada de aquel chico que fue mi alumno en las aulas. Antes era un alfeñique. Ahora, un tipo fornido.

Nos fundimos en un abrazo tierno y cariñoso. Ex alumno y maestro.

Era uno de «mis muchachos», ya convertido en coronel de la Policía; había sido académico.

  • ¿Por cuáles motivos les narro esa anécdota si lo que voy a escribirles es de política y del acto de lanzamiento de la candidatura a  la Presidencia Nacional de la Juventud Revolucionaria Moderna (PRM), de Fernándo Lagares?

Les comento sobre ese encuentro entre «el comandante» y yo, solo para decirles que esos que hoy son «muchachos», mañana puede ser los jefes del país, incluso presidentes de la nación.

No estoy diciendo si serán buenos o malos.

Pero los años me han enseñado a confiar en la juventud y a estimularla para que confíen en sí mismo, miren lejos y vuelen alto.

Ayer, en el local de la cancha de baloncesto de Invivienda Santo Domingo fue una multitud de jóvenes a profesarle su respaldo al candidato a la presidencia nacional de la JRM Fernándo Lagáres, quien fue presentado en forma efusiva por el presidente municipal del PRM en SDE, Adán Peguero, como «mi candidato».

Fue la primera vez que vi al joven Lagares participar de un acto de ese tipo.

Lo ví a él y a muchos jóvenes más.

-«¿Cuantos de estos muchachos serán los dirigentes del país en los próximos años?», me pregunté.

Estaban su fiesta.

Diseminados, en todo el entorno, estaban sentados otros perremeístas. Algunos de ellos funcionarios designados y otros electos. Una vez, todos fueron jóvenes.

Ahora son funcionarios, no importa sin son excelentes, buenos o malos, pero tienen en sus manos la dirección del poder del estado.

Así, a la juventud a la que le habló Lagares en medio del bullicio, es la misma que tendrá en sus manos el control del país dentro de algunos años, para bien o mara mal.

Ojalá que sea para bien y que ese relevo generacional al que asistimos como testigos, resulte provechoso para el país.

Compartir:
Botón volver arriba