Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Lo que revela la “exhibición de músculos” de Manuel Jiménez y Luis Alberto en SDE

Por Robert Vargas
Ayer sábado los candidatos a la alcaldía de Santo Domingo Este por el PRM, Manuel Jiménez, y por el PLD, Luis Alberto Tejeda, salieron a las calles de este municipio a “exhibir sus músculos”, como si se tratara de una presentación de dos boxeadores ante la prensa a pocos días del combate decisivo.

Los dos se pusieron al frente de caminatas-caravanas que concitaron el entusiasmo entre los parciales de las dos candidaturas, mientras tras ellos llevaban a una multitud de candidatos a puestos de elección popular en las elecciones municipales de Febrero y congresuales de Mayo.

Y, por si fuera poco, hace un par de semanas, Jiménez se auxilió del líder opositor Luis Abinader para reforzar aún más su posición de candidato de oposición a la Alcaldía; mientras que “El Penco” Gonzalo Castillo, visitó SDE a mediados de semana para realizar unas “Juntaderas” y hoy regresará de nuevo para acompañar a Luis Alberto en una caravana por las circunscripciones 1 y 2.

 

A simple vista, Santo Domingo Este se ha convertido en un “campo de batalla” crucial para los dos sectores convencidos de que, quien gane las elecciones municipales en este territorio, triunfará en las elecciones congresuales y presidenciales de mayo.

De su lado, el partido Fuerza del Pueblo, que lleva de candidato a la alcaldía a Joaquín Hilario, y que lidera Leonel Fernández, es del criterio de que “Febrero no determina a mayo”, según lo ha dicho Domingo Jiménez, un hombre “de la casa” del ex presidente de la República y ex líder peledeísta.

Las masivas manifestaciones de ayer lideradas por Manuel Jiménez y  Luis Alberto Tejeda, no se trató de dos “espectáculos cualesquieras”, sino la ejecución de acciones diseñadas para influir en el ánimo de los potenciales votantes, antes de que estos sean “bombardeados” con encuestas en las que los dos bandos se presentarán como “ganadores” por lo que sus oponentes “pueden ahorrarse la ida a las urnas”.

En la guerra, además, antes de que sea disparado el primer cartucho, entra en juego la maquinaria de propaganda para aniquilar sicológicamente al adversario, para desmoralizarlo.

No hay que olvidar que, la mitad del pleito, es el “aguaje”.   Y en esa parte es que están Jiménez y Tejeda.

Sin embargo, independientemente de esto último, es imposible negar u ocultar que cada uno se ha estado preparando para “la pelea”.

El objetivo de cada uno de ellos es ganar en forma convincente y aplastante al otro para no dejar dudas de sus propias fortaleza febrero y de lo que sucederá en mayo.

Con ese propósito, Jiménez salió a recorrer las calles de Ciudad del Almirante instando a la unidad y a “cuidarse unos a otros” casi en un tono de “combate” usando el mismo tema musical de campaña de las elecciones del año 2016;  mientras que Luis Alberto  se fue a las calles de la Circunscripción 2 armado de su eterna sonrisa y de sus nuevos y contagiosos “promos” que incitan a bailar.

¿Qué mostró cada uno en sus respectivos recorridos?

Los dos tienen amplia simpatía en la población de votantes. A Jiménez lo saludan con cariño y entusiasmo desde las aceras, pero Luis Alberto genera pasión, le lanzan “besos” y abrazos “virtuales”, a los que este responde con golpes en su propio pecho, con sonrisas, con la señal del Penco, con bailes y con más besos. Eso le gusta a las mujeres.

-“Yo tengo mi candidato
El mejor para ganar
¡Manuel Jiménez”, dice un estribillo.

-“¡Con Luis Alberto,
¡Con Luis Alberto!
“Becho (bezo),  becho … mi amorrrrr”, dice el otro.

Los dos temas musicales tratan de describir las cualidades y propuestas de cada uno de los candidatos y con ellos ganar adeptos o neutralizar adversarios.

Los estrategas de Jiménez apuestan a las ideas de este para concitar simpatías, al tiempo que los de Tejeda aprovechan la experiencia de empresario y gerente exitoso de este último, para robustecerlo con la imagen de hombre atlético, sonrisa alegre y cercanía de este con todos quienes se le aproximan.

Manuel Jiménez tiene a su alrededor un equipo de seguridad que parecen “… de presa” (agunos bigotones enchalecados con apariencia de haber salidos de las cavernas) hasta meten miedo con su presencia y, en su afán de cuidarlo, obstaculizan que la gente se le aproxime y puedan tocarlo.

Los “seguridad” de Luis Alberto están instruidos para que parezcan todo, menos seguridad, y permitan que los simpatizantes se le acerquen, conversen con él y lo toquen, sin dejar de estar vigilantes y prestos para entrar en acción.

Cada uno “juega su juego”.

En la caravana-caminata de Manuel Jiménez se presentaron militantes de varias organizaciones aliadas que mostraron orgullosos sus banderas.

  • El Frente Amplio (que en las elecciones municipales de 2016 obtuvo 54, 617 votos, muchos de ellos procedentes del PRM y del PLD).
  • El PRSD – ( 2016 conquistó 28,127 votos)
  • Dominicanos por el Cambio (2016 obtuvo  1990 votos)
  • Alianza País (2,949 votos en el 2016)
  • Y el PRM, que en el 2016 conquistó 58,378 votos, entre otros.

Mientras que en la caminata-caravana de Luis Alberto Tejeda fueron vistas banderas 

  • Del PLD (139,488 votos en el 2016)
  • MODA (5,613 votos en el 2016)
  • PCR (2071 votos en el 2016)
  • PRI (548 votos en el 2016) y del
  • PRD (19,725 votos en el 2016, entre otros.

La actividad de los morados y sus aliados se vio mejor organizada, más estructurada y con las acciones orientadas al propósito de generar impacto y percepción de organización y de ser una maquinaria perfectamente “aceitada” y estructurada.

En definitiva, parecen un “ejército” organizado con comandantes que saben lo que tienen entre manos, mientras que en el lado de Jiménez se percibía mucha simpatía, pero dispera y cada quien aportando lo que podía, sin mayor orientación que no sea su buena voluntad. Parecía que iban a la batalla como los aborigenes que, aunque fueran mayoría, su desorganización los llevaba al fracaso ante los “civilizados” y experimentados guerreros de la corona.

El Día D

Por eso, independientemente de lo que digan las encuestas, lo que realmente parece interesar es lo que sucederá el Día D, 16 de Febrero, y horas antes, de cuando la gente vaya a votar.

Manuel Jiménez lo ha dicho: la simpatía no es voto.

Y Luis Alberto eso lo tiene conocido con amplitud, por eso en las elecciones del 2016 se convirtió en el diputado más votado de todo Santo Domingo Este y en las primarias del PLD, dejó en el camino con facilidad a Karen Ricardo y a El Cañero.

Luis Alberto es un individuo metalmente estructurado, organizado, que no deja nada al azar y, además, cuenta para su propósito con la maquinaria electoral del PLD dispuesta a invertir recursos y toda su experiencia no solo para ganar el 16 de Febrero, sino para aplastarlos ese día y proyectar su posible victoria hacia Mayo.

Por ese motivo es que este domingo El Penco regresa a Santo Domingo Este.

Mientras que Jiménez, el PRM y sus aliados, van al campo de batalla armados de buenas ideas, pero con pertrechos, y mecánica militar que no parece superar a sus adversarios oficialistas.

En el lado de Jiménez, por tanto, parece que sea necesario estructurar mejor sus tácticas y estrategias, sin olvidar que, antes de entrar en el escenario del campo de batalla, todas las armas, municiones, mecánica militar, vituallas, retaguardia hasta “hospitales de campaña” deben estar a punto para ser usados.

Los de Jiménez deben saber que van contra un enemigo que ha demostrado, hasta ahora, ser superior y que tiene bastante experiencia de “combate”.

De hecho, no han perdido ni una sola elección desde el año 2006; mientras que el PRD antes, y el PRM ahora, las han perdido todas.

La esperanza de algunos perremeístas, según me lo explicaron ayer, es que la Fuerza del Pueblo pueda debilitar el poderío morado.

Esa, desde mi punto de vista, no parece ser una buena estrategia.

Como tampoco parece ser suficiente gritar que “¡El PLD, se va!

Todos ellos saben que el poder no se cede, se conquista y, quien lo posee, lo defiende hasta con su vida.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar