ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Manuel Jiménez “heredó” un “submarino” de unos 45 mil pesos mensuales, de los que no dice nada

Por Robert Vargas
Antes de iniciar, permítanme  que les explicarle que uno de los empresarios, que es uno de los verdaderos dueños de República Dominicana, tiene la costumbre de pagar bajos salarios a sus empleados.

Sin embargo, para mantenerlos tranquilos y sin alborotos, cada quincena les entrega “un submarino”, que no es otra cosa que una “compensación” en un sobre aparte, que no está incluido en la nómina y, por tanto, no le sirve a los empleados para sus cálculos finales de prestaciones laborales y pensión. (Los empleados del dueño del país saben a qué me refiero con eso de “submarino”).

Y eso, efectivamente, “un submarino” es lo que “heredó” Manuel Jiménez en la alcaldía y donde, aparentemente, como aquellos empleados de uno de los dueños del país, se ha quedado “calladito”, a lo Bad Bunny.

Esa “herencia” la recibió  Jiménez en silencio, sin hacer ruidos en los medios de comunicación para que las redes no se alarmen.

El “submarino” de referencia es de 45 mil pesos mensuales. La “heredo” de la gestión de Alfredo Martínez.

A su vez, Martínez, tuvo esa “herencia” de la mano de la ex alcaldesa , Jeannette Medina, quien, desde que asumió el cargo tras el asesinato del ex líder Juan De los Santos, se subió el sueldo a 220 mil pesos mensuales, para no estar por debajo de los regidores. Juancito nunca quiso subirse el sueldo.

Así las cosas, eso de las compensaciones al alcalde y a la vice alcaldesa está confirmado por nuestras fuentes que viene “desde atrás”.

Han sido aplicadas “de forma administrativa” para no provocar ruidos en la población.

Manuel Jiménez
Manuel Jiménez

Nuestras fuentes nos confirmaron anoche que Manuel Jiménez “heredó” la compensación de 45 mil pesos, que se agregan a su sueldo de poco más de 300 mil pesos mensuales, lo que lo convierte en uno de los alcaldes mejor pagados de República Dominicana.

Sería interesante conocer si Jiménez ya renunció a seguir recibiendo los 45 mil pesos adicionales que le estaban asignado “por lo bajo” al alcalde de manera administrativa.

Este asunto salta ahora al primer plano luego del escándalo que se ha formado tras los regidores del ASDE aprobar un reglamento que les asigna una compensación del 10% de su sueldo por participación y rendimiento en las comisiones de trabajo.

¿Cómo y cuando surgió la idea del “submarino” para los regidores que ha escandalizado a la población?

Fue en diciembre pasado cuando los regidores tenían en sus manos dos temas de gran importancia. Uno de ellos era el proyecto de resolución que autorizaba una transferencia presupuestaría de 250 millones de pesos solicitada por el alcalde Jiménez para el pago a las compañía recolectoras de basura y, el otro, el proyecto de presupuesto.

Ocurre que Jiménez solicitó la aprobación de la transferencia de los 250 millones de pesos, varios meses después de que ya los había ejecutado y, aparentemente, estaba en falta.

Los concejales, en diciembre, le salvaron la campana, aprobándole el la transferencia arriba mencionada.

En ese ambiente, surgió la idea de que los regidores recibieran una compensación (un submarino), y alguno le lanzó a la cara al alcalde que él se estaba beneficiando, supuestamente, de 45 mil pesos mensuales que no estaban amparados en ningún reglamento.

Según nos han comentado regidores que participaron en el proceso de diciembre, Manuel Jiménez estuvo totalmente de acuerdo en el establecimiento de esas compensaciones, y lo condicionó a que fuera aprobado un reglamento para ese fin.

Algunos sugirieron que ese reglamento fuera aplicado “de manera administrativa”, en lo que Jiménez parece que no tuvo mayor objeción.

Sin embargo, los cuestionamientos de los concejales a la solicitud de declaratoria del municipio en estado de urgencia, habría impulsado a Jiménez a dar marcha atrás a su postura original.

Como reacción, los regidores aprobaron el reglamento que ha motivado el escándalo.

Ayer, el alcalde Jiménez se rasgó las vestiduras denunciando a los concejales. Sin embargo, no estaría demás que él muestre la correspondencia suya, si es que la elaboró, renunciando al “submarino” de 45 mil pesos mensuales que recibió como “herencia” y que no está amparada en ninguna resolución aprobada en el Concejo de Regidores, ahora, ni nunca.

Si renunció a recibir esa “compensación”, entonces merece ser felicitado. En caso contrario, si continúa recibiéndola, es más de lo mismo.

Compartir:
Botón volver arriba