NIC: a las marchas verdes sigue “un periodo de paros contundentes, cerrados, ordenados”

Por Narciso Isa Conde
Las marchas verdes jugaron -y seguirán jugado- un importante papel en la lucha contra el sistema de corrupción e impunidad imperante. Por esa vía la indignación pasó a ser multitud y la pasividad superada en todo el territorio nacional.

Pero en tanto los gestores de este sistema bloquearon sus justas demandas y se auto-protegieron con el blindaje institucionalizado, el pueblo verde y los movimientos sociales en lucha demandaron algo más que marchar y mucho más que centrarse en demandas y procedimientos dentro de un sistema constitucional usurpado y usurpable.

De ahí el éxito del paro regional del Cibao en 14 provincias, que equivalen a casi la mitad de las existentes, a una gran extensión territorial y a la mitad de la población del país. Solo posible por el descontento acumulado, el hartazgo de tantos abusos y la pertinencia de un método que potencia la simultaneidad y le da en el epiplón a la lumpen-burguesía y a la lumpen partidocracia.

Un éxito que deja sin aliento a la franja conservadora y le revuelve el estómago y pone a vomitar hiel a los jefes del oficialismo y a magnates de la AIRD y el CONEP, asociados en mil suciedades a las mafias políticas y militares; sobre todo por lo que este preludia.

Un éxito que marca una nueva línea ofensiva del pueblo verde y del campo popular, porque ciertamente el lunes pasado se inauguró un periodo de paros contundentes, cerrados, ordenados, que es preciso escalonar y potenciar… hasta que pueda concretarse un primer paro verde nacional.

Un triunfo rotundo que prueba y confirma que es posible parar provincias, regiones y nación sin métodos compulsivos y prácticas odiosas; haciendo añicos la declaratoria de guerra implícita en el aparataje militar y policial desplegado por el gobierno. Sin groserías y sin miedo, más bien poniendo a temblar a los “jorocones” del dinero mal habido.

El ladrón, perfumado y bien vestido, desesperado y lleno de odio clasista y racista, optó por juzgar por su condición; haciendo tremendo papelazo al estigmatizar como “bandidos y maleantes” a los pueblos del Cibao que protagonizaron esa ejemplar huelga regional.

Pienso, entonces, que el reto lo tienen ahora los pueblos del Sur, con más razones e iguales tradiciones de lucha para triunfar; camino a que esto se extienda a todo el país y se inicie así otra etapa de mayor profundidad política, al margen o por encima de la cháchara electoral. (El Nacional, domingo 4-11-2018, Santo Domingo, RD)

Vea también

Masivo despliegue de tropas en el Cibao ante el llamado a paro este lunes + Vídeos

Por Robert Vargas Tropas militares y de la Policía Nacional han sido desplegadas en las …

Palacio Nacional, sede del gobierno dominicano

Convocan plantón por la destitución del presidente Medina y salida PLD del gobierno

Un grupo de activistas sociales y políticos denominados Ciudadanos/as por la Destitución y la Constituyente, …

Comentarios: