Destacadas de CiudadOriental.comObituarios

Ninguno de los burócratas que dirigen la ADP acompañó el cadáver de Cruz Durán al cementerio

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
143,473
+820 Nuevos
Fallecidos:
2,330
+2 Nuevos
Recuperados:
114,818
Activos:
26,325
Actualizado el: 29 noviembre, 2020 - 8:19 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Que triste.  El cadáver del profesor Cruz Durán Montero fue sepultado ayer en el cementerio Cristo Salvador. Él fue uno de los fundadores de la Asociación Dominicana de Profesores, (ADP), y un luchador incansable por los derechos de los maestros.

Sin embargo, ni uno solo de los burócratas que dirigen la ADP pudo sacar ni un solo segundo para acompañar el cadáver de Cruz Durán al cementerio.

Comenzando por la Presidenta de la ADP, y de ahí hacia abajo, ninguno quiso acompañarle, no por miedo a la pandemia del coronavirus, sino porque para ellos existían cosas más importantes que la solidaridad. 

Es probable que la agenda de los burócratas, fenomenalmente bien pagados con las aportaciones vía descuento que hacemos los socios del gremio (yo soy uno de esos miembros desde casi  40 años), no estuviera en agenda la solidaridad que Cruz Durán siempre les mostró.

Para ellos era más importante estar realizando “aguajes” en los medios de comunicación haciéndole creer a la población que están interesados en la suerte de la educación y de los socios del gremio, incluyendo los pensionados y jubilados.

Cruz Durán Montero, quien siempre fue pro activo y solidario, no murió por la Covid-19, sino por sus viejas dolencias que lo obligaron a confinarse en su hogar en la Urbanización de los Maestros, que él ayudó a construir allá, al lado de la base militar de San Isidro, al final de la avenida Coronel Rafael Fernández Domínguez.

Si hubiera sido cualquiera de los burócratas de la ADP que muere, habría sido totalmente seguro que Cruz Durán Montero, viejo y aplastado por las enfermedades, habría sacado fuerzas para ir a acompañar a su amigo o amiga a su destino final.

La última vez que lo vi fue en el Club Los Mina, del que también fue su fundador. Allí estaba él, esforzándose porque al menos una sonrisa se le reflejara en su rostro cansado de fumador empedernido.

Un abrazo fortísimo y unas lágrimas rodaron por varias mejillas. En su mirada, sin embargo, se percibía algo de alegría por lo que había sembrado.

Una de esas siembras estaba, aún está y estará durante muchos años al lado de nosotros: la Escuela Primaria Profesor Rafael de la Rosa Lara.

En el cementerio,  ayer, Día del Maestro, los maestros no estuvieron acompañando a quien siempre estuvo ahí para acompañar a sus colegas en los momentos más difíciles.

Me cuentan que, a pocos kilómetros de allí, en el local del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, estaba la presidenta de la ADP celebrando el Día del Maestro junto a los suyos. Felicidades.

Ninguno tuvo tiempo para ir al cementerio, como sí lo tuvieron un grupo de amigos y amigas, y alumnos de toda la vida.

Muere Cruz Durán Montero, un icono de Los Mina

Tomás, un maestro ex dirigente de la ADP y vecino suyo, cuando estaban a punto de ingresar el ataúd en la tumba, se fue a su vehículo y llevó con él una bandera del Partido de los Trabajadores Dominicanos, (PTD). La verde y negra que lleva como símbolo la flor de Cayena.

Con esa bandera cubrió el ataúd y luego dio un breve panegírico. Recordó la vida de sacrificios y de lucha de Cruz Durán y se lamentó públicamente de que hoy, cuando la ADP es bastante rica, no tuviera tiempo para acompañar a uno de sus fundadores a la tumba.

No importa que esos burócratas vividores del gremialismo se olvidaran de uno de los suyos en un momento tan delicado.

Ellos se perdieron la gloria de ser tan solidarios como siempre lo fue Cruz Durán Montero, incluso durante los tiempos de la dictadura ilustrada de Joaquín Balaguer y de su vieja militancia comunista en la Línea Roja del 14 de Junio.

Cruz Durán resulta ser demasiado grande para los vividores insensibles que hoy están alojados en la dirección de la ADP, la cual ya no es ni sombra de lo que era. 

Hasta siempre, hermano Cruz Durán. Te lloro con el alma. Te amo en el nombre mío y el de mi madre muerta.

Compartir:
  • 20
    Shares
Botón volver arriba