ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Regidor Yamil Fortuna confronta a los «mercenarios de la comunicación» + Vídeo

Por Robert Vargas
En estos tiempos, cualquier carajo se hace llamar «comunicador» y, sin tener la formación profesional mínima requerida, se tira al agua («con el cuchillo en la boca»), a buscársela arrasando con reputaciones a cambio de unos pesos, por lo que, de ser opinantes, pasan a convertirse en verdaderos «mercenarios de la comunicación».

Y, claro está, a esos «mercenarios de la comunicación», les va bastante bien. Son atrevidos y sin escrúpulos. Hoy están con un sector y, cuando este sucumbe, cambian de ropa y de color para usar la misma vestimenta y colores que los triunfantes. No les importa nada.

Lo hacen aunque sean semi alnafabetos y no sepan cómo escribir un párrafo con una coherencia mínima, pero se hacen expertos gritando frente a una cámara.

A ellos se refirió el regidor Yamil Fortuna, del Partido de la Liberación Dominicana, durante la fracasada sesión de ayer del Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Santo Domingo Este.

Fortuna no mencionó por sus nombres a esos «mercenarios de la comunicación», pero parecía estar claro a quienes se dirigía.

El regidor Winston Báez quiso frenar críticas a Manuel Jiménez por la basura, pero Luis Flores le dio tremendo «rapapolvo»

Ya es cíclico que, cuando el alcalde Manuel Jiménez está en apuros debido a sus evidentes carencias gerenciales, comienzan a culpar a los regidores de todo lo malo que en el ASDE sucede, y llegan a tachar a los concejales de ser unos presuntos «ladrones y delincuentes».

¿Quiénes van contra los regidores? Precisamente, el mismo grupito de «mercenarios de la comunicación», algunos de los cuales eran más peledeístas que Juan Bosch, y ahora son más perremeístas que Luis Abinader.

Fortuna puso de relieve que esos «mercenarios de la comunicación» no van al Ayuntamiento a enterarse, con datos precisos, de lo que allí sucede.

El concejal mencionó, por ejemplo, que el alcalde Manuel Jiménez incumplió los presupuestos de los años 2020 y 2021 y que, ni siquiera hizo ni una sola obra de infraestructura propia.

Y no lo hizo, porque, como administrador, no supo o no le dio la gana de hacerlo.

Sin embargo, ahora los «mercenarios de la comunicación» se han lanzado contra los concejales para culpar a estos de los desaciertos del alcalde Manuel Jiménez y, lo dicen con tanta vehemencia, que cualquiera le cree.

Ninguno de esos «comunicadores» menciona que los regidores le aprobaron a Manuel Jiménez el año pasado todo lo que solicitó con la intención de que este hiciera una buena gestión.

Le aprobaron cientos de millones de pesos en transferencias presupuestarias y todo lo demás que él quiso.

Ahora dicen los «mercenarios de la comunicación» que los culpables de que Manuel Jiménez esté metido en un atolladero son los concejales, pero son incapaces de mencionar un solo caso en el que los regidores no complacieran al síndico.

Por obviar estos detalles es que el regidor Yamil Fortuna los enfrenta y les advierte que no aceptará presiones de nadie en el ejercicio de sus funciones, ni siquiera de los «mercenarios».

Fortuna está preocupado porque, a pesar de que le han aprobado a Jiménez todo lo que este ha solicitado, no ha construido ni una sola obra de transcendencia.

Él alega que lo que quieren los regidores es que Manuel Jiménez cumpla con lo presupuestado, nada más. Y esto parece que es muy difícil, aunque los «mercenarios de la comunicación», pretendan ocultarlo.

Compartir:
  • 31
    Shares
Botón volver arriba