COVID-19 RD
Confirmados: 109,269 +486 Nuevos Fallecidos: 2,064 +10 Nuevos Recuperados: 82,741 Activos: 24,464 Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 5:34 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Si la Fuerza del Pueblo pierde en SDE, la culpa no será de Hilario ni de Cesarina

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,269
+486 Nuevos
Fallecidos:
2,064
+10 Nuevos
Recuperados:
82,741
Activos:
24,464
Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 5:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Joaquín Hilario no es un político profesional. Esencialmente, es un empresario que, de carambola,  fue a parar a la política. 

Él es el candidato a la Alcaldía de Santo Domingo Este por el partido Fuerza del Pueblo, que lidera Leonel Fernández.

Sin ser dirigente ni militante de esa organización, ni Leonel ser su líder, Hilario se atrevió a asumir la responsabilidad que, probablemente, correspondía a otros.

La FP es una entidad que apenas está en formación de sus estructuras partidarias. Todavía carece de los organismos consolidados que tienen el Partido de la Liberación Dominicana, el Partido Revolucionario Moderno y otras organizaciones.

Surgió poco después de que Leonel Fernández perdió las primarias en el PLD. Los leonelistas aseguran que fueron víctimas de un presunto fraude en esas primarias.

Ese supuesto fraude se lo atribuyen al danilismo.

En esas circunstancia, Fernández y un nutrido puñado de peledeístas decidieron largarse de la formación morada para llegar a un acuerdo con una parte de los dirigentes de los ex izquierdistas que dirigían el Partido de los Trabajadores Dominicanos y asumir la dirección de esta entidad, ahora con el nombre de Fuerza del Pueblo.

Al principio parecía que la nueva agrupación mostraría más vigor y garras para alcanzar y arrebatarle el poder a sus ex compañeros del PLD.

Pero las cosas comenzaron a mostrarse de manera distinta cuando fue necesario pasar a formar la boleta electoral.

En Santo Domingo Este, por ejemplo, donde hay más de 700 mil votantes, ningún líder de envergadura y de la confianza extrema del ex presidente Leonel Fernández quiso asumir la responsabilidad de ser candidato a alcalde de la FP.

Se la propusieron uno a uno y todos la rechazaron quizás por temor a acumular una derrota en su hoja de vida política.

Se trataba, en ese momento, de asumir una posición histórica, como cuando los peledeístas se fueron del PRD, tras la desgarrapatización del buey blanco.

Esta vez no hubo en la FP quien asumiera ese rol histórico y exponerse a una derrota, como lo hicieron los peledeístas, hasta que conquistaron el poder por primera vez casi 25 años después.

Su rol lo asumieron dos empresarios, a quienes no se les reconoce como militantes ni dirigentes políticos.

Se trata de Joaquín Hilario y Cesarina Mejía. El primero como candidato a alcalde y ella como candidata a la Vice Alcaldía.

Detrás de ellos le colocaron a viejos y veteranos políticos para que les enseñaran cómo hacer el trabajo que esos asesores no se atrevieron a ejecutar.

Ahora, cuando parece que la FP va hacia la derrota, algunos dirigentes y simpatizantes de la FP pretenden culpar a Hilario y a Cesarina de que “no hicieron lo que tenían que hacer”.

Todos sabían que ninguno de ellos dos eran ni son políticos profesionales y que el éxito del proyecto descansaría, esencialmente, en la maquinaria que la FP tenía que poner en movimiento para proyectar a la distancia a esa organización desempeñando en SDE un papel airoso.

Sin embargo, acostumbrados a estar en el poder durante tanto tiempo, algunos parece que olvidaron cómo se construye una organización y estaban más atentos a la chequera del candidato y no a la obtención de objetivos políticos.

Ante esa realidad, y no ver que fluyeran papeletas como esperaban, a algunos se les fue enfriando la cabeza y comenzaron a hacer acuerdos con candidatos de otras organizaciones.

Quizás por ese motivo algunos estarían presionando para que Hilario renuncie a la candidatura a alcalde con tal de ellos tener la justificación perfecta para dar rienda suelta a la traición a su líder y, al acostarse la paloma, culpar al empresario de su eventual fracaso en las urnas

Pero es muy difícil que Hilario de ese paso puesto que, en caso de hacerlo, dejaría en el aire a todos los candidatos a regidores que le han acompañado, y quedaría como si fuera un irresponsable cuando, en realidad, quienes han faltado a su deber son aquellos que tenían que asumir su responsabilidad histórica con todas las consecuencias.

Por tanto, en la FP, antes que criticar a Hilario y a Cesarina por no haber entregado su chequera en blanco, sería necesario darle las gracias por atreverse a hacer lo que otros no  hicieron.

Si la FP obtiene una cantidad mediocre de votos en las elecciones de este domingo, la culpa no es de Hilario ni de Cesarina.

Si, en cambio, obtienen una cantidad suficiente como para hacer crecer el liderazgo de Leonel, entonces es porque, por lo bajo, la maquinaria hizo su trabajo.

De todos modos, a Hilario y a Cesarina tendrán que agradecerle por haberles salvado el honor asumiendo dos candidaturas que no quisieron asumir ninguno de los políticos tradicionales que han estado al lado de Leonel durante décadas.

No era suficiente con que el líder llegara y participara en caravanas con Hilario y Cesarina.  Se necesitaba que quienes se dicen leonelistas de verdad hicieran su trabajo.

Solo les queda en estos días, convencer a los leonelistas de verdad para que voten por sus candidatos locales al Ayuntamiento para ganar la Alcaldía y muchos regidores.

En octubre parecía que tenían muchos votos.

Cualquier otra cosa es simple “bla, bla, bla”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar