Todo era dolor en velatoria
Todo era dolor en velatoria

Video – Entre llantos y flores dan último adiós a Geidy

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este. Este miércoles, cuando el reloj marcó las tres de la tarde en la funeraria Blandino, el llanto fue el factor común en la capilla donde eran velados los restos de Geidy Martínez.

Era la hora de trasladar el féretro hasta el cementerio Cristo Salvador, en San Luis, donde sería sepultada.

La marcha fúnebre partió por la avenida Sabana Larga, rumbo a Los Mina, donde Geidy vivió por muchos años y era el sector donde más vida social realizaba.

La calle María Trinidad Sánchez, la que sale al Mercado, y luego la Francisco Segura y Sandoval, fue la ruta.

Dolor y pesar en Fiscalía provincia Santo Domingo por asesinato de empleada

En la primera calle, el autobús con “los amigos del barrio”, se averió.
Permaneció cerca de media hora para reiniciar la marcha, pero llegaron a tiempo al Campo Santo.

Mi cámara estaba lista para grabar el panegírico, donde se explicarían esas cualidades especiales que identificaban a Geydi, quien siempre mantenía una sonrisa en su rostro.

Pero no se produjo.

Todo era dolor.

El fiscal Marcos Rosario, quien era el jefe inmediato de Geidy, se veía destruido, mientras trataba de consolar a las tantas que lloraban.

“No te vaya manita, no te vaya”, repetía una que otra vez una mujer, que se había aferrado al ataúd.

Geydi, era conocida por siempre estar alegre y había sido bautizada como “el alma de las fiestas”.

De Los Mina fue a vivir sola a Caballona, en Santo Domingo Oeste, en el apartamento que hacía más de un año había ganado en una rifa realizada por la Procuraduría General de la República.

El lunes, el Toyota Corolla del 87, mecánico, que manejaba se averió, por lo que solicitó un compañero que la encaminará a hasta su casa.

Ella estaba muy feliz, y le urgía reparar el vehículo, pues en fin de semana estaría con sus dos hijos y quería darle un paseo.

Nunca pensó, que pocos minutos después de la llegada a la vivienda iba a ser ultimada por el hombre, que presuntamente la amaba.

Luego de lograr bajar la tapa del cristal del ataúd, el sepulturero colocó las tapas de concreto y comenzó a empañetarla con mescla de arena y cemento.

Todos recordaran a Geidy, con esa noble sonrisa y la disponibilidad de siempre ayudar a quien la solicitaban.

Paz a su alma.

 

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

“La justicia dominicana me ha matado a mi”

Por Robert Vargas La justicia me ha matado.- El pastor evangélico Julio Gómez ha acusado …

Cruz Jiminian tacha de “depredador de la moral” a sus acusadores + Audio

Por Julio Benzant El doctor Félix Antonio Cruz Jiminián ha tachado esta noche de “depredador …

Comentarios: