Opiniones

Central de autobuses vs Parque del Este

Por Ángel Sosa
En los últimos 30 años, las principales ciudades de República Dominicana han venido sufriendo históricamente las consecuencias   de la falta de planificación urbana, tanto por el desinterés del gobierno central como de los gobiernos locales a no proyectar sus acciones a un Plan General de Desarrollo Urbano. Estamos hablando de las ciudades que quedan en Gran Santo Domingo –GSD-.

Históricamente se han hecho algunos esfuerzos por colocar la Planificación Urbana en el camino de una ciudad con derecho a construir su cotidianidad dentro de ciertos visos de organización. El Plan Vargas Mera fue uno de ellos en ese tortuoso régimen. La ciudad hoy en día tiene cierta continuidad urbana porque los gobiernos de entonces, cedieron su poder político a la habilidad de los profesionales de la época que tenían la sabiduría y la prudencia para mejorar la ciudad.

Después de los 60´s la ciudad contó con cierta apertura hacia una nueva visión de planificación urbana en el que se erigieron nuevas vías y nuevos proyectos urbanos, que todavía gozamos debido a su permanencia en el tiempo y en la solución de los problemas de la ciudad. Estos son los grandes parques con los que cuenta el Gran Santo Domingo. El Parque Mirador Sur, el Parque del Este y el Parque Mirador Norte. Sin dejar de darle importancia a algunos parques de menor envergadura y naturalmente el Centro Olímpico.

Hoy en día muchos gobiernos centrales y locales atendiendo al interés individual y a la falta de planificación urbana y por ende actuando de manera improvisada y clientelar, han ido mutilando los grandes pulmones con los que cuentan nuestras ciudades.  Nuestras ciudades se han ido degradando y han perdido el sentido de urbanidad, convirtiéndose éstas en chinchorros con vías maltrechas y espacios que no ofrecen ninguna comodidad a su población.

Hoy en día volvemos a ver la política de improvisación y la actuación de manera reactiva de las autoridades, que en vez de atender a un PLAN URBANO de manera armoniosa donde la ciudad se vea beneficiada, inciten en crear proyectos que dañen todo el ecosistema de la Ciudad de Santo Domingo Este, mutilando un proyecto como el Parque del Este que fue creado para que fuera un pulmón de todo el sistema que define este espacio.

Una central de autobuses genera un impacto urbano y social tan grande en cualquier espacio que se instale casi como una explosión nuclear.  El dilema es tirarla o guardarla. Una Central de Autobuses genera nuevos servicios públicos, nuevos comercios formales e informales, nuevas vías, nuevas rutas de guaguas interurbana, de conchos y motores.

Genera nuevos conflictos sociales y culturales por la interrelación de nuevos asentamientos humanos y la proyección de una población flotante que sólo se puede proyectar en la imaginación.

Por lo tanto, la construcción de un proyecto de esa magnitud requiere un emplazamiento nuevo, con grandes extensiones de tierra que permita un nuevo desarrollo urbano a partir de su ejecución.  

Nosotros recomendamos a las autoridades del gobierno a presentar un proyecto de ¨Central de Autobuses¨, que sea diseñado mediante un concurso público con su propuesta de impacto ambiental, donde se contemplen todas las áreas funcionales con su diseño vial, accesibilidad, rampas y áreas verdes.   Ese proyecto debe llevar zonas de amortiguamiento que genere un proceso de transición entre la ciudad construida y el proyecto en cuestión.

Este proyecto debe involucrar los profesionales competentes para que la ciudad de Santo Domingo se beneficie con un proyecto funcional y estéticamente bien concebido y por ende se beneficie toda la región Este con una Central de Autobuses que sea digna de admiración atendiendo a todos los parámetros del urbanismo y de la arquitectura.

Compartir:
  • 3
    Shares
Botón volver arriba