Betanía Ferreras Castillo, de pies, escuchando el fallo del tribunal.
Betanía Ferreras Castillo, de pies, escuchando el fallo del tribunal.

Condenada a 30 años de prisión madre lanzó agua caliente a su hija de 11 en Los Guaricanos

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este. Una mujer imputada de lanzar agua caliente sobre el cuerpo de su hija de 11 años, supuestamente porque la menor no lavó unos pantis, fue condenada a 30 años de reclusión mayor, por un tribunal de primera instancia.

La condena le fue impuesta a Betanía Ferreras Castillo, de 35 años de edad, madre de cinco hijos, domiciliada en el sector , en Santo Domingo Norte.

La mujer fue encontrada culpable de actos de tortura y barbaries, en perjuicio de  su hija de 11 años, cuya identidad se omite por razones legales y la cual tuvo que ser ingresada en un centro de salud en la capital, con quemaduras de segundo grado.

La sentencia fue dictada por el Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia de la provincia Santo Domingo.

Según el expediente, el hecho ocurrió el 19 de mayo del presente año, y las autoridades del Ministerio Público tomaron conocimiento a través de la Línea Vida, de que la señora ahora condenada, agredió a su hija menor, tirándole una olla de agua caliente.

Un vecino conocido como Víctor, que pasaba cerca de la casa escuchó quejidos de dolor y se detuvo y vio que la adolescente presentaba severas quemaduras corporales, por lo que la cargó y la llevó a la Fundación Siglo XXI, de donde llamaron e informaron del caso a Línea Vida de Procuraduría General de la República.

La menor agredida fue trasladada por las autoridades hasta el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, donde según el diagnostico medico, la niña presentaba quemadura de segundo grado superficial y profundo en el área de los glúteos, espalda y brazo izquierdo, en un 14% de la superficie corporal.

Fue el día 23 cuando el señor Edwin Nicanor Lecler Núñez, padre biológico de la niña quemada, formalizó denuncia en contra de la imputada en la Unidad de Violencia de Género, Sexual e Intrafamiliar de la Procuraduría Fiscal de la Provincia Santo Domingo.

El denunciante dijo que el día 22 de mayo del año en curso fueron a buscarlo para decirle que su hija estaba quemada, por su propia madre (ex pareja de éste), que la castigó lanzándole agua caliente, supuestamente porque ella no lavó bien su ropa interior.

De acuerdo a las autoridades, la niña dijo a su padre que su madre la llamó a la cocina y le ordenó que se quitar la ropa y que al quedarse completamente desnuda, aprovechó para tomar de la estufa una olla con agua hirviendo, la que echó sobre su cuerpo.

Indican que la mujer luego de cometer el hecho, le unto a la niña un desodorante económico en pasta y se fue a su trabajo.

El 24 de mayo del año en curso, mediante la Orden Judicial número 973-EMES-09407, la señora fue arrestada, por el hecho de haber quemado con agua caliente y torturado a su hija.

A la entonces acusada, Ferreras Castillo, un juez de la Oficina de Judicial de Servicios de Atención Permanente, le impuso medida de coerción de prisión preventiva y ordenó fuera enviada a la cárcel de Najayo Mujeres, en la provincia San Cristóbal.

En el juicio de fondo, realizado el jueves 28 de noviembre, el tribunal compuesto por los jueces Elizabeth Rodríguez Espinal (presidente), Juan Pablo Ortiz Peguero y Julio Aybar (miembros), encontró culpable a la encartada en violentar los ilícitos penales señalados en los Artículos 303 y 303-4 literal uno, del Código Penal Dominicano, que sancionan los Actos de Torturas y Barbarie.

El fiscal Juan Miquel Vásquez Minaya, del Departamento de Litigación Definitiva, estuvo a su cargo demostrar la responsabilidad penal, destruir la presunción de inocencia y solicitar la imposición de los 30 años de prisión a la justiciable.

Las costas penales fueron compensadas, por la madre encartada ser asistida por un abogado de la Oficina de la Defensoría Pública.

La disposición del tribunal colegiado establece que la condenada cumpla la pena impuesta en la Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Mujeres, en la provincia San Cristóbal, y que sea comunicada la decisión al juez de Ejecución de la Pena, para su cumplimiento.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para el 19 de diciembre del año en curso, fecha que abrirá los plazos para los que no estén conteste con la decisión la puedan recurrir en apelación.

Vea también

José Juan Féliz Peña (a) Juan del Pan/ Furgón de Atención Permanente.

Envían a La Victoria imputado quemar pareja dentro de vivienda en Los Mina

Por Julio Benzant Santo Domingo Este. El juez Leomar Cruz Quezada, de la Oficina de …

Los dos descargados, entre abogados y custodios.

Ordenada libertad de dos hombres acusaban de asociarse para matar a otro

  Por Julio Benzant / **Video Santo Domingo Este. El Primer Tribunal Colegiado de la …

Comentarios: