Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Condenado a 30 años de cárcel hombre asesinó ex pareja en Chimi Rafelo en Los Mina

El suceso ocurrió la madrugada del 15 de febrero del 2012.

Por Julio Benzant

Periodista- Ciudadoriental.com; el primer periódico en Internet de Santo Domingo Este. CONTACTO [email protected]

 

Ocho años después del trágico asesinato de Katherine Joce Alberto Pérez, de 22 años de edad, la prensa en los Estados Unidos de Norteamérica publicaba del arresto de un fugitivo de la justicia de República Dominicana, que fue capturado en el bloque 600 de la avenida Lancaster, en Reading, Estado de Pensilvania.

El fugitivo arrestado era Aldencis Peguero Méndez (a) Sin Rival y/o Ñoño, de 62 años de edad, contra quien pesaba una orden de captura de alcance internacional emitida en febrero de 2013.

La orden de captura contra (a) Sin Rival, fue emitida luego que la madrugada del 15 de febrero del 2012 asesinara de 7 balazos a la joven Alberto Pérez, su ex compañera sentimental, la cual casi triplicaba en edad.

El suceso ocurrió en el concurrido negocio de chimichurri Rafelo, ubicado en la avenida Arzobispo Fernández de Navarrete, en Los Mina, en Santo Domingo Este.

Luego de sostenida una discusión con la joven por no querer estar con él esa noche y una hora después de concluido el Día de San Valentín, el justiciable (que había dado seguimiento a la víctima) llegó a bordo de un taxi al referido negocio de chimichurri.

Después de varios minutos visualizando a la joven Alberto Pérez, alías “Sin Rival” se desmontó del vehículo con una pistola en manos y le realizó varios disparos en diferentes partes del cuerpo.

Al abordar el vehículo, se desmontó nuevamente para realizarle más disparos, provocándole la muerte por herida a distancia intermedia por proyectil de arma de fuego, cañón corto.

Las heridas mortales fueron con entrada en la región dorsal izquierda, línea escapular media, con octavo costal posterior, con salida en el hipocondrio derecho, de acuerdo al Certificado de Levantamiento de Cadáver, emitido por el Instituto Nacional de Ciencia Forenses (INACIF).

Versiones no oficiales, establecen que el homicida, propietario de la Banca Deportiva Sin Rival, ubicada en el kilómetro seis de la carretera Mella, supuestamente, estaba molesto con la victima por desconocer donde habría ido a parar una motocicleta tipo passola, que semanas antes le habría regalado.

Luego del suceso, el homicida escapó del lugar, logrado burlar las autoridades migratorias y esconderse por ocho años en los Estados Unidos de Norteamérica, emitiéndose una Orden de Captura de alcance internacional en febrero de 2013 y desde entonces el hombre era buscado en la costa este de Estados Unidos.

La captura se produjo el 14 de febrero del 2020, luego de un esfuerzo conjunto de las autoridades en el condado Berks y la policía estatal de los Estados de Pensilvania y de Nueva Jersey.

El ocho mayo del 2020, un juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo Este, impuso al justiciable medida de coerción de prisión preventiva, mediante la Resolución Penal número 530-2020-SMEC-00861, y el día ocho de agosto del mismo año, un tribunal de la Instrucción dictó Auto de Apertura a Juicio.

En el juicio de fondo, realizado el jueves 14 de julio del 2022, el Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, lo sentenció a 30 años de reclusión mayor.

El tribunal compuesto por las juezas las juezas Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal (presidente), Dolores Galay de la Cruz y Flor Elizabeth Batista Polo (miembros), encontraron culpable al justiciable de violentar los Artículos 295, 296, 297, 298 y 302 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan el Asesinato.

El tribunal impuso al condenado el pago de una indemnización de un millón de pesos a favor de los familiares de la occisa, constituidos en querellantes-actores civiles.

El fiscal Ignacio Rojas, coordinador del Departamento de Litigación Definitiva de la Fiscalía de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo demostrar la culpabilidad del justiciable, logrando la imposición de la condena de 30 años de prisión.

El condenado deberá pagar las Costas Civiles y Penales del proceso.

El fallo del tribunal acogió la petición de la Fiscalía, que ordenaba la cancelación del porte y tenencia de arma de fuego.

La pena impuesta deberá ser cumplida en la Fortaleza ubicada en el kilómetro 15 de la provincia de Azua, y el fallo comunicado al juez de Ejecución de la Pena, para su fiel cumplimiento.

El fiscal Enmanuel A. Ramírez Sánchez, del Departamento de Crímenes y Delitos Contra la Persona de la Procuraduría Fiscal de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo la formulación de acusación y solicitud de Auto de Apertura a Juicio.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para el 04 de agosto del año en curso, fecha que abrirá los plazos para las partes no conteste con la decisión, puedan recurrir en apelación.

 

 

Compartir:
Botón volver arriba