Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

Condenas de 18 y 12 años de prisión dos hombres ocuparon 52.49 kilos de cocaína en camioneta

El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, impuso condenas de 18 y 12 años de prisión dos hombres a quienes las autoridades ocuparon 52.49 kilos de cocaína en camioneta, luego de una persecución iniciada en la avenida España, en Santo Domingo Este.

Los condenados son Arturo Rafael Molina Jiménez (18 años de prisión) y Alberto Espinal Brito (12 años de prisión), de 31 y 44 años de edad, respectivamente.

El primero domiciliado en la calle Javilla número 04, en sector Mirador del Este, en el segundo en la calle H número 168, en el residencial Amalia, ambas direcciones en Santo Domingo Este.

Los dos justiciables fueron encontrados culpables de asociación ilícita para tráfico de narcóticos, en perjuicio del Estado Dominicano.

La litigación del proceso estuvo a cargo del fiscal titular de Santo Domingo Este-Norte, Milcíades Guzmán Leonardo, junto a los fiscales Héctor Manuel Romero Pérez, Félix Contreras y Altagracia Louis.

De acuerdo al expediente, la Fiscalía investigaba a los dos justiciables luego de que informaciones de inteligencia revelaran que presuntamente se dedicaban al tráfico ilícito de armas de fuego, detectando la camioneta marca Isuzu, color blanco, modelo D-Max, placa L329889, en la cual se desplazaban los dos encartados.

Los investigadores iniciaron un seguimiento al vehículo en la avenida España y a los dos imputados notar la presencia de los agentes, intentaron emprender la huida y no obtemperaron al llamado de pare, desplazándose hacía Monte Plata.

En la persecución, ocurrido la tarde del 24 de noviembre del 2022, la camioneta comenzó a dar fallos técnicos, obligando a los dos ahora condenados, a detenerse a 800 metros del cruce Monte Plata-Bayaguana, camino al balneario Socoa, en la carretera Juan Pablo II.

Al ser requisada la camioneta, en un compartimiento tipo caleta en la parte trasera de los asientos, en interior fueron encontrados 70 paquetes de un polvo blanco, envuelto en plástico de color negro revestido de cinta adhesiva, así como dos bultos con varios teléfonos celulares.

Al ser analizados los 70 paquetes por el Laboratorio Químico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), 50 resultaron ser cocaína clorhidratada con un peso de 52.49 kilógramos, mientras los 20 restantes con un peso de 20.16 kilógramos, resultaron negativo a sustancias controladas, de acuerdo al Certificado de Análisis número SCI-2022-11-22-019721, de fecha 25 de noviembre del 2022.

Luego de procesados, los dos justiciables fueron presentados ante un juez de la Oficina Judicial de Servicio de Atención Permanente, que mediante la Resolución Penal número 530-2022-EMEC-02972, le impuso a ambos medida de coerción de prisión preventiva, para ser cumplida en la cárcel de La Victoria.

En el juicio, realizado el 14 de septiembre del año en curso, el tribunal compuesto por Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal (presidente), Flor A. Batista Polo y José Leonel Asencio Quezada (miembros), encontró a los dos imputados culpables en violación de los Artículos 5 literal A, 28 y 75 párrafo II de la Ley 50-88 Sobre Drogas Narcóticas y Sustancias Controladas, en perjuicio del Estado Dominicano.

El justiciable Arturo Rafael Molina Jiménez, condenado a 18 años de prisión, se encontraba en libertad, siendo ordenada la variación de la medida de coerción y enviado a la cumplir la pena en la cárcel de La Victoria.

El tribunal impuso una multa de un millón de pesos a cada uno a favor del Estado Dominicano.

Se dispuso el decomiso a favor del Estado del vehículo marca Isuzu, color blanco, modelo D-Max, placa L329889, el cual fue aportado como prueba y la destrucción de las drogas ocupadas.

La litigación del proceso estuvo a cargo del fiscal titular de Santo Domingo Este-Norte, Milcíades Guzmán Leonardo, junto a los fiscales Héctor Manuel Romero Pérez, Félix Contreras y Altagracia Louis.

En tanto, el fiscal Jenrry Arias Guillen, del Departamento de Investigaciones de Drogas Narcóticas y Sustancias Controladas de la Fiscalía de Santo Domingo, estuvo a su cargo la investigación y formulación de acusación a los imputados.

Se ordenó que la pena impuesta del justiciable Arturo Rafael Molina Jiménez sea cumplida en la cárcel de La Victoria, y la de Alberto Espinal Brito, en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Najayo- hombre, y que el fallo sea comunicado al juez de la Ejecución de la Pena.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para el cinco de octubre del año en curso.

 

Compartir:
Botón volver arriba