COVID-19 RD
Confirmados: 110,957 Fallecidos: 2,093 Recuperados: 85,220 Activos: 23,644 Actualizado el: 26 septiembre, 2020 - 9:49 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

De abogados pobres y empobrecidos. Pandemia, decisiones fallidas y arbitrariedades

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
110,957
Fallecidos:
2,093
Recuperados:
85,220
Activos:
23,644
Actualizado el: 26 septiembre, 2020 - 9:49 PM (-04:00)

Por Valentín Medrano Peña
“Acudir a la justicia a cuenta gotas, por medio de una cita preacordada, NO ES ACCESO A LA JUSTICIA. Limitar las diligencias, cantidad de procuras y acciones NO ES ACCESO A LA JUSTICIA. Virtualizar las audiencias y dar más crédito a un aparato que a un humano es injusto e inhumano”. (Twit).

Muchos hechos pasaron desapercibidos, tapados por las noticias sobre el desarrollo del Covid-19, el desempeño de las autoridades sanitarias, la lucha por el poder político en la zafra de la eterna campaña electoral política nacional, el dolor, las pérdidas y las clases en casa, que nos convirtieron en extensión de escuelas y maestros.

En tanto se acallaron decisiones arbitrarias por parte del Poder Judicial. Clausuraron los palacios de justicias, construidos por el gobierno, cualquier gobierno, el ejecutivo, o por quien sea, con dinero del erario, no de cuentas personales, y le impidieron el acceso a los ciudadanos, y en algunos caso peor, como en Moca ciudad que ajusticia tiranos, le impidieron la entrada a los fiscales a las oficinas que dentro de los palacios de justicias, construidos con dinero del pueblo, ocupan estos.

En ese hermoso caldo de cultivo, los ciudadanos que pagan los salarios de los que tomaron la decisión, no pudieron presentar denuncias, querellarse, o anunciar la ocurrencia de un delito. El país fue puesto en pausa, pero eso nadie se lo dijo a los delincuentes, por ello la respuesta oficial ante el delito tampoco podía estar de vacaciones.

El Poder Judicial por igual dijo que los plazos procesales estaban detenidos, ¿Y qué potestad legal tienen para de oficio suprimir plazos establecidos legalmente?, ante una interpretación de la Constitución y de la norma como esa solo hay que pedir a Dios que quite la copa amarga de un proceso penal de nuestras mesas.

Alguien me dijo con no poca razón, ante el adefesio cometido en el conocimiento semivirtual de una audiencia de medida de coerción en San Cristobal, donde jueces, fiscales y defensores públicos, los que heredarán el sistema penal exclusivizándolo, estaban en sus casas u oficinas, mientras que imputados y abogados privados estaban apiñados en una sala de audiencia con un pequeño celular que les conectaba a los decisores, me dijo un alguien que es a su vez abogado dolido que: -“Pero si policías, médicos, enfermeras y abogados, en alusión a los allí presentes, podemos correr riesgos, ¿Porqué ellos no, que de todas formas siempre están distantes de uno?”.

Los abogados, hoy carenciados, empobrecidos, y ahora marginados, porque son parte de la denominada brecha digital, lo que dio causa a que prosperaran al frente y rededor de los palacios de justicias de todo el país los negocios de digitación computadorizadas, porque muchos no saben accionar un aparato de inteligencia virtual o no tienen computadoras, de aquí en adelante prosperarán las cabinas de comunicación con asistencia personalizada para realizar audiencias virtuales para aquellos abogados sin los pertrechos técnicos para participar en este invento nefasto que proscribe la publicidad y la apertura, que son elementos troncales en la administración de justicia.

Y a propósito de esta técnica, nadie está obligado a tener internet, pagar la factura eléctrica a tiempo, hacer lo que la ley prohíbe, tener un gato prieto, y adquirir saberes al margen de leyes, doctrinas, jurisprudencias y tratados, nadie está obligado por igual a comunicarse por teléfono, punchados o no, con sus imputados o representados, nadie está obligado a vivir postrado, sumiso y callado ante los embates de un Poder Judicial (Consejo) ahora sordo e insensible, pero ha de saber el Consejo del Poder Judicial que tampoco está autorizado a modificar plazos y procedimientos que la ley establece, misma que dice como, cuando y en que forma se realizan las audiencias, se escuchan o interrogan testigos y partes, como se presentan las pruebas y documentos, y cuales son los plazos para accionar en cada caso y en cada etapa, y que no existe reserva de ley para trocar esto, y que se requiere de un cambio normativo, y en algunos casos constitucionales, para llevar a efecto las medidas que pretenden.

Hay muchos que enlistar y poco tiempo… Pero el pueblo dominicano ha salido victorioso de sátrapas, caudillos, enfermedades, tristezas, y lo haremos de la pandemia y de estos efectos nocivos.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar