Destacadas de CiudadOriental.comSalud

Edita Sandoval sigue aislada por los médicos por la Covid-19, pero su condición evoluciona favorablemente

Por Robert Vargas
Para Edita Sandoval la situación no es nada fácil, sobre todo porque ella es una persona que, más que regidora, es una comunitaria en cuerpo y alma entregada a servir a los suyos. Ahora, ella no puede hacer lo que tanto le gusta: ayudar a los demás.

Edita seguía hoy en aquella sala de hospital aislada de los suyos. Desde que la admitieron en el antiguo Morgan, solo ve a hombres y mujeres vestidos con trajes especiales para no ser contagiados con el nuevo coronavirus.

Se trata de una situación difícil. No ha podido ver a sus parientes más cercanos. Tampoco ellos han podido verla.

Edita, una fajadora, libra en este momento una de sus peores batallas y es por su propia vida.

En más de una ocasión ha estado al borde de la muerte. Una vez, por allá por el año 2000, padeció las consecuencias de un accidente gravísimo en el que sufrió la rotura de varios huesos, de las piernas y brazos, a tal punto que no podía valerse por sí mima en nada. Solo masticar y tragar.

Algunos de sus huesos quebrados recibieron el auxilio de barras de metal, que los médicos ocultaron bastante bien bajo su piel. Pocos sabían de eso.

Luego llegaron más intervenciones quirúrgicas para remover “los hierros”.

Aún en medio de sus dificultades, los vecinos seguían buscándola para que ella los ayudara sin saber que quiene necesitaba ayuda era ella.

Pero Edita siempre sacó fuerzas de donde no tenía y en más de un hospital se le vio gestionando servicios sanitarios para vecinos.

Sin embargo, al ver al vecino o vecina y compararla con ella, la que de verdad parecía necesitar de auxilio era Edita quien, a duras penas, caminaba soportándose con un bastón.

En medio de todas sus dificultades Sandoval, quien es regidora en el Ayuntamiento de Santo Domingo Este desde el año 2006, hizo su fundación desde la cual gestionar acciones de solidaridad para los vecinos.

Como ella tenía que hacer ejercicios para recuperar la movilidad, terminó con un grupo de mujeres haciendo ejercicios frente a su casa, todos los días. Se animaban mutuamente.

En el año 2016, Edita tenía todas las condiciones para aspirar por una diputación por el PLD en la Circunscripción 2 de SDE, pero de nuevo una extraña bacteria estuvo a punto de matarla.

Yo que la vi en ese momento, puedo decir que prácticamente, solo le quedaba la piel con “un chin” de carne. Parecía que la perdíamos.

Pero ella es como el “morí viví”, y lentamente, tras un largo tratamiento se recuperó poco a poco hasta volver a ponerse de pie y a reír como siempre, con su “bocota” con la que parece que “se tragará” el mundo entero.

Edita, en las elecciones del 2020 fue reelecta regidora por el PLD, del que ella conquistó la membresía de su Comité Central.

En medio de todo esto ella seguía adelante con sus funciones dirigenciales en la Asociación Dominicana de Regidores.

Durante algunas semanas, Edita “desapareció” del “radar” en el ASDE y no iba a las sesiones. La razón era simple y dolorosa: sufrió un accidente hogareño y aquel brazo que una vez estuvo reforzado con una barra de metal, volvió a quebrarse, y en el otro padeció un severo golpe.

Convaleciente estaba cuando tuvo que someterse a una nueva cirugía, que derivó en agudas complicaciones. Estuvo a punto de morir, y pocos lo sabían.

En su casa estaba guardando reposo para recuperarse y regresar a sus labores cotidianas cuando, sin darse cuenta, alguien que fue a visitarla y desconocía que estaba positiva  a la Covid-19, le llevó a su hogar el nuevo coronavirus y ahí está Edita, de nuevo entre la vida y la muerte, ahora con la mortal enfermedad.

Siempre que conversamos tratamos temas ajenos a la política y a las enfermedades. Hacemos cuentos y nos reímos de buena gana.

Ella es una persona de Ciudad Oriental. La amamos.

¿Cómo está esta noche del 23 de mayo del 2021?

Una fuente familiar nos ha comentado que “ella está mejorando. Hoy le quitaron el oxigeno, pudo comer algo”.

Y, como una gran noticia, nos explicó que “ya pudo orinar”.

A cada cual la Covid le afecta de una manera distinta.

Aunque está mejor, ninguno de sus hermanos ni hijos ha podido verla porque sigue en aislamiento.

Entonces, ¿Cómo se enteraron de que está mejor?

Una enfermera que la reconoció, envió a una de las hermanas un mensaje de voz dándole detalles. El mensaje de voz no era de Edita, sino de la enfermera.

Agradecimiento al equipo de Manuel Jiménez

Los parientes de Edita están súper agradecidos con el equipo de colaboradores del alcalde Manuel Jiménez.

Cuentan que con la regidora anduvieron buscando un hospital que la recibiera. En todas partes le decían que no tenían camas Covid-19 ni UCI.

Cuando el equipo de Manuel se enteró de lo que sucedía, llegaron hasta la Ciudad Sanitaria, recientemente inaugurada, y estuvieron a punto de irse a los puños… y a más, con el personal del hospital para que la ingresaran.

No estaban dispuestos a dejar que Edita muriera sin pelear por ella.

Fue en esas condiciones que la admitieron, según nos explica un pariente de la regidora.

-“Estamos muy agradecidos con el equipo del alcalde Manuel Jiménez, de no haber sido por ellos, quizás hoy la situación sería peor”.

La esperamos de regreso

El municipio Santo Domingo Este que la conoce está atenta a su evolución. Todos la esperamos de regreso, para verla sonreir y reir como siempre.

La Covid-19 está fuera de control

Por lo menos, en el Gran Santo Domingo la Covid-19 está fuera de control y cada día se tienen informes de más contagios y más muertes.

El gobierno da claras señales de que no tiene una buena gestión de la pandemia y ahora le pide a los gordos, los hipertensos y a los diabéticos que no visiten la provincia Santo Domingo ni el Distrito Nacional.

Esto parece ser un “sálvese quien pueda”.

Videos de archivo

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
319,254
+886 Nuevos
Fallecidos:
3,773
+4 Nuevos
Recuperados:
261,222
Activos:
54,259
Actualizado el: 23 junio, 2021 - 2:34 PM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba