Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

El día que las juezas lloraron:  juicio papá violó sus tres hijas e embarazando dos de estas

El tribunal impuso 20 años de prisión, la máxima establecida por la normativa penal.

Por Julio Benzant

Periodista- Ciudadoriental.com; el primer periódico en Internet de Santo Domingo Este. CONTACTO [email protected]
**Video de la sentencia

 

Los relatos de una de las víctimas fueron desgarradores. Acudió al tribunal, pues ya llegó a la mayoría de edad.

Dijo que fue un día de noviembre del 2018, cuando ella celebraba la llegada de sus 15 años, que su padre Ángel José Corona Reyes, cerró la puerta de la casa con candados y le dijo: “Ven a darte tu regalo”.

La victima explicó que la llevó a una habitación, le quitó la ropa, la puso a realizarle sexo oral y luego la penetró, amenazándola que si decía algo la mataría a ella y a su madre.

Dijo que producto de esta violación quedó en estado de embarazo de su propio padre.

Los detalles de la joven hicieron llorar a las juezas, que acongojada mantenían toda su atención al relato atroz de esa víctima.

Pero no tan solo ellas, sus otras dos hermanas de 13 y 14 años, también fueron violadas por su padre, quedando en gestación una de ellas.

En el ejercicio por décadas del periodismo, estoy seguro que es la segunda oportunidad que se me aguaron los ojos.

Luego, fueron reproducidos los CDs de cámara gessel de las otras dos menores, que a la fecha tiene 16 y 17 años.

Fueron los mismos relatos, con diferentes víctimas.

Tres menores violadas por su propio padre, y dos de ellas quedaron embarazadas.

El 13 de septiembre del 2019, la madre de dos las dos menores de 13 y 14 años, puso en conocimiento de las autoridades, que el padre de ellas, de 53 años de edad, desde noviembre del 2018, las violabas sexualmente.

Que esto también lo hacía a otra hija con otra mujer, la cual tenía en su poder desde que ella tenía 15 años de edad, quedando embarazada.

Cuando una de las menores comunicó a su abuela que estaba embarazada de su propio padre, una de las menores le comunicó que se fuera de la casa, marchándose el 10 de septiembre del 2019.

Formalizada la denuncia de la madre de las menores, el 03 de octubre del 2019, se les practicó a las adolescentes de 13, 14 y 16 años una evaluación médico legal, por una ginecóloga forense de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia Género, Sexual e Intrafamiliar de la provincia Santo Domingo, en lo cual se contactó que la de 14 cursaba un embarazo de 20 semanas.

Mientras, la de 16 años presentaba múltiples desgarros antiguos de la membrana himeneal y secreciones grumosas vaginales, compatible con infección vaginal y cursando un embarazo de 30 semanas, de acuerdo a examen clínico.

Las tres coincidieron en que eran amenazadas por su padre, de que, si hablaban lo que sucedía, mataría a la menor de estas, a sus hermanos y la madre de esta.

Luego de la denuncia y los análisis que concluyeron con la existencia de actividad sexual, violación y embarazo de dos de las menores, se solicitó una Orden Judicial de Arresto, imponiéndole un juez al encartado medida de coerción de prisión preventiva, mediante la Resolución Penal número 530-2020-SMEC-00103 de fecha 15 de enero del 2020.

En el juicio de fondo, el Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo le impuso 20 años de prisión.

El tribunal compuesto por las juezas Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal (presidente), Laisa Matos Duran y Flor E. Batista Polo (miembros), encontró al justiciable culpable en la violación de los Artículos 332-1 y 332-2 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan la violación sexual y el incesto.

También la violación de los Artículos 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 396 de la Ley 136-03, que instituye el Código Para la Protección de los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes.

El tribunal dispuso que la pena impuesta sea cumplida en la cárcel pública del 15 de Azua, y comunicado el fallo al juez de la Ejecución de la Pena.

El fiscal Ignacio Rojas, coordinador del Departamento de Litigación Definitiva de la Procuraduría Fiscal de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo demostrar la culpabilidad del justiciable, solicitando la imposición de 20 años de cárcel, luego de desmontada la presunción de inocencia.

La fiscal Ayeisa Cedeño Richez, de la Unidad de Atención a Víctima de Violencia de Genero, Sexual e Intrafamiliar de la Fiscalía de Santo Domingo Este, estuvo a su cargo la investigación y formulación de acusación.

La lectura de la sentencia 00264/2022 será el 19 de julio del año en curso.

Compartir:
Botón volver arriba