El inesperado y sorprendente resultado de la encuesta de Alfredo Martínez

Por Robert Vargas
¿Ha sido correcta la decisión del equipo de estretegia política del alcalde Alfredo Martínez de “filtrar” la encuesta que dio a conocer el periodista Julio Martínez Pozo?

A juzgar por el entusiasmo que muestran los partidarios de la reelección del síndico, todo indica que sí. Lo consideran correcto. Sin embargo, si se observan los detalles, el mensaje podría ser devastador para los propósitos del líder actual de Santo Domingo Este.

Esta encuesta, asumiendo que los resultados de ella son científicos y, por tanto, verdaderos, reflejan una abrumadora debilidad del alcalde y una fortaleza bastante considerable de sus potenciales adversarios en las urnas.

Llama la atención el hecho de que, tras casi dos años de gestión, y la exposición de la foto de Martínez en cualquier calle en la que sea realizada al menos una obra municipal, su reconocimiento sea apenas de 87.9%.

Es conocido que la campaña por la reelección de Alfredo Martínez inició el mismo día de la toma de posesión, el 16 de agosto del año 2016, lo que quedó en evidencia cuando comenzó a colocar su foto por todas partes y ahora hasta en los camiones del desaparecido programa de limpieza “Limpia”.

Siendo diputado en tres períodos consecutivos (14 años), y síndico durante los dos últimos años, llama la atención que apenas 87.9% de la población de SDE lo reconozca. 

Esto sin contar con que ha administrado más de cuatro mil millones de pesos del presupuesto del ASDE, con todo lo que esto significa.

Así las cosas, parece que su estrategia de comunicación no ha sido muy efectiva y debe revisarla cuanto antes.

Comparece esto con Domingo Batista, quien fue síndico de SDE hace 12 años y, por tanto, muchos nuevos votantes ni siquiera lo conocen.

Batista, a quien no se le ve por ninguna parte a no ser en su oficina y en algunos locales del PRM, tiene un nivel de reconocimiento de 79.%. Esto, sin gastar ni un solo centavo en publicidad habla bien de Batista.

Pero las cosas no quedan ahí, sino que Manuel Jiménez, tambien tres veces diputado, sin dinero y caminando por las calles del municipio, su nivel de reconocimiento es de 62.1%. ¿Qué sucedería si el ex diputado tuviera recursos económicos con los que contrarrestar a Martínez?

A la diputada Karen Ricardo le atribuye un presunto desplome en el nivel de reconocimiento hasta colocarla en 39.9%, por debajo de Manuel Jiménez, a pesar de que a ella la consideraron favorita para ser la alcaldesa de SDE por el PLD en un amplio porcentaje.

Luego, la encuesta atribuye “nivel de reconocimiento” de 33.5% a Domingo Jiménez; 30.5% a Dío Astacio; 22.7% a Luis Henríquez; 20.8% a Luis Alberto Tejeda; y 14.2% a Adán Peguero.

Luis Henriquez, izquierda, y Luis Alberto

Estos datos, en sí mismo, no reflejan la fortaleza real de Martínez, sino, una debilidad abrumadora, al compararlos con el rango siguiente de “Intención de voto”.

Observemos que a Manuel Jiménez y a Dío Astacio les asigna, respectivamente, 57.7% y 57.6% de intención de voto. Si esto se compara con el 60.6% de intención de votos del hombre que ha administrado el municipio durante los dos últimos años, entonces revela la fortaleza de aquellos dos.

Manuel se la pasa protestando en las calles junto a las comunidades que reclaman obras, mientras que Astacio anda recogiendo basura en los parques y publicando vídeos en sus redes sociales.

Proporcionalmente, por tanto, Manuel y Dío están mejor posicionados que el alcalde en ese renglón, puesto que este último ha tenido más de cuatro mil millones de pesos para gastar en dos años desde la alcaldía.

¿Cómo se explica que la intención de votos a favor de aquellos dos tengan apenas unos tres puntos de diferencia con el líder del municipio?

¿Puede esto ser interpretado como una señal de fortaleza o de debilidad del alcalde?

Así las cosas, Dío Astacio y Manuel Jiménez pueden estar felices puesto que, sin esos cuatro mil millones de pesos que ha manejado el líder, están en una posición tremendamente buena, lo que explica que cualquiera de ellos podría poner en apuros a Martínez con una acertada estrategia política y de comunicación.

Karen Ricardo tampoco está mal parada con eso de la intención de votos: 47.8% es bastante bueno, si se toma en cuenta que su activismo se limita a hacer aportaciones a clubes deportivos, a vecinos necesitados de asistencia médica y a la estimulación a las mujeres para que se mantengan sanas con su programa de ejercicios matinales, (copiados por el alcalde).

A Domingo Jiménez le atribuye una intención de votos de 32.7%. Recordemos que Domingo fue regidor en el ASDE hace 12 años y no hace activismo político en SDE. Ha sido una de los mejores regidores que ha tenido el ASDE en toda su historia.

Durante los últimos dos años ha estado ligeramente ausente del municipio por andar auspiciando la candidatura a la presidencia de su líder Leonel Fernández.

Otro detalle es que, el presidente electo del PRM, Adán Peguero, con apenas un nivel de reconocimiento de 14.2% tiene un 39.5% de intención de votos.

Eso no es poco, si se toma en cuenta que Peguero no ha sido nunca ni siquiera regidor en Santo Domingo Este y que apenas hace pininos en la política local logrando su primer éxito al ser electo presidente del PRM, cargo que aún no asume y, por tanto, se desconoce cuál será su línea de acción.

La revelación inesperada de la encuesta de Alfredo Martínez

Ocurre que la estrategia de campaña del alcalde Alfredo Martínez ha incluido en su encuesta los nombres de dos diputados novatos que, hasta ahora, no le han dicho a nadie, al menos públicamente, que ellos aspiran a ser alcalde de SDE.

Se trata de Luis Henríquez y Luis Alberto.

Como hemos visto, a Henríquez le atribuyen un 22.7% de reconocimiento y a Luis Alberto, un 20.8%.

Sin embargo, los estrategas de Martínez no tomaron en cuenta que “los luises” dan señales de que actúan como “un solo polo” y que, por tanto, cualquiera de los dos “luises” está dispuesto a respaldar a cualquiera de ellos.

Por tanto, los “luises” deben ser medidos en conjunto, como un polo.

Si fuera así, tendríamos que el 40.7% endosado a Henríquez, más el 51.5% atribuido a Luis Alberto, suman 92.2% en la intención de votos, lo que deja muy mal parado a El Cañero en su propia encuesta con un distante 60.6%.

En este punto, regresamos a la pregunta inicial ¿Ha sido correcta la decisión del equipo de estretegia política del alcalde Alfredo Martínez de “filtrar” la encuesta que dio a conocer su enllave Julio Martínez Pozo?

 

 

Vea también

Cancelado en el ASDE funcionario favorecido con licencia de dos años con disfrute de sueldo

Por Robert Vargas El Encargado de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, Jhondry …

“¡Que bueno que lo haga solo, porque él (Cañero) va a caer preso solo!” + Vídeo

Por Robert Vargas Si lo dijo Manuel Soto Lara, es necesario prestarle atención puesto que …

Comentarios: