COVID-19 RD
Confirmados: 125,570 Fallecidos: 2,232 Recuperados: 103,412 Activos: 19,926 Actualizado el: 29 octubre, 2020 - 11:49 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

El liderazgo humilde y el liderazgo arrogante

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
125,570
Fallecidos:
2,232
Recuperados:
103,412
Activos:
19,926
Actualizado el: 29 octubre, 2020 - 11:49 AM (-04:00)

Por Rhodes Espinal
A raíz de nuestra última contienda electoral, donde como partido asistimos a unas primarias éste pasado 6 de octubre del año en curso, fuimos testigos de distintas acciones y reacciones que la hemos podido clasificar en acciones y reacciones humildes y acciones y reacciones arrogantes.

Dichas formas de actuar y reaccionar nos han podido ayudar a encasillar las diferencias que vimos en uno y otro bando:

*Los líderes humildes construyen puentes y se niegan a criticar a los demás.

Los líderes arrogantes destruyen puentes para trabajar basados en su auto otorgada supremacía de imagen y agenciarse falsos liderazgos.

*Los líderes humildes tienden a ignorar los chismes.

Los líderes arrogantes difunden chismes, siempre queriendo escuchar lo peor de los demás para sentirse ellos mejor.

*Los líderes humildes tienden a celebrar los logros de los demás.

Los líderes arrogantes tienden a ignorar los logros de otros si no benefician su propio ego.

*Los líderes humildes tienden a dar el beneficio de la duda, pues saben que todos podemos fallar en algún momento.

Los arrogantes asumen lo peor, ven la paja del ojo ajeno pero jamas las vigas en sus propios ojos.

*Los líderes humildes aprecian los colores y matices, ya que reconocen que previamente se han equivocado muchas veces.

Los arrogantes tienden a ver todo extremadamente blanco y negro, y están poco dispuestos a considerar puntos de vista diferentes a los propios.

*Los líderes humildes tienden a ser empáticos, a menudo priorizando al ser humano de al lado.

Los líderes arrogantes tienden a ser rígidos, apáticos ante críticas constructivas.

*Los líderes humildes reconocen sus errores, no son perfectos.

Los líderes arrogantes tienden a culpar a los demás por sus fracasos, y no están dispuestos a reconocer sus propias fallidas estrategias.

A todo ello, y por demás sumamente preocupante, está el hecho de percibir si dichas acciones son cosas del pasado y se corregirán o se mantendrán con miras las próximas contiendas electorales de febrero y mayo próximo.

Como hombre de fe en nuestro partido espero y creo que no, creo que dichas situaciones han de ser superadas y trillaremos de manos unidas el camino a la victoria.

Compartir:
  • 109
    Shares
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar