ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

El regidor perremeísta Darío Batista “encuera” al alcalde Manuel Jiménez

Por Robert Vargas
El regidor perremeísta Darío Batista es un tipo de hablar campechano. No anda con palabras rebuscadas en el diccionario y dice las cosas exactamente como las piensa.

Cuando él tomo algún turno en las sesiones del Concejo de Regidores, todas las miradas se dirigen hacia él porque existe la certeza de que sus palabras le saldrán de lo más profundo y, sin dobleces, llamará “al pan, pan; y al vino, vino”.

No es como otros que en sus respectivos discursos expresan exactamente lo contrario de lo que dicen con sus palabras.

Ayer no fue diferente. Darío Batista, quien es un vecino del barrio Katanga, en Los Mina Norte, tomó un turno el cual aprovechó para “encuerar” al alcalde Manuel Jiménez, a quien le desmontó en pocos minutos su discurso sobre el supuesto aumento salarial a los empleados del Ayuntamiento.

En el portal del ASDE está colgada una información en la que la alcaldía dice literalmente que: “Alcalde Manuel Jiménez aumenta hasta 150% al salario de obreros, policías municipales, choferes y personal de servicio del Ayuntamiento“.

Dicho así, cualquiera podría creer que todo eso es verdad. Después de todo, Manuel Jiménez proyecta la imagen de ser una persona que no miente.

Sin embargo, el regidor Darío Batista, que es como la punta del cuchillo que está en el corazón de la auyama, se ha ocupado de desmentir a Jiménez y enrostrarle la forma que aplicó la subida salarial.

Según Batista y otros regidores, el aumento fue hecho de manera “selectiva” e “injusta”, no a todos los servidores del ASDE.

Relata el concejal que hay empleados a quienes Manuel Jiménez no les aplicó “ni un peso de aumento”, aunque sus salarios son de apenas siete mil pesos mensuales; mientras que a otros “favoritos” les subió el sueldo de siete mil pesos a 21 mil pesos mensuales.

Batista recordó que la iniciativa de la subida salarial no es del alcalde, sino que es una decisión de todos los concejales que incluyeron la mejora salarial en el presupuesto municipal del 2021, pero Jiménez hizo creer a la población que se trató de una acción de su parte, ocultando la realidad.

Poco después, la Secretaria General del ASDE, Jehimy Estefany Núñez Pérez, al sentirse acorralada por las críticas de los regidores a los aumentos “selectivos”, se despachó admitiendo que “no hubo aumento”, sino un supuesto “reajuste”.

Hay empleados claves que laboran en el ASDE desde la fundación del ayuntamiento a quienes Jiménez no les aplicó ni un solo centavo de sueldo.

Sin embargo, a todos los directores que él designó los favoreció con un aumento de 26 mil pesos mensuales para cada uno.

Con sus denuncias, puede decirse, que Darío Batista “desnudó” al alcalde Manuel Jiménez, quien le hizo creer a los empleados que serían favorecidos con una subida sustancial de sueldo, sin embargo, muchos no recibieron ni un solo centavo.

Estas nuevas revelaciones del regidor Batista tienden a provocar que las declaraciones del alcalde sean tomadas con pinzas antes de darlas por ciertas en su totalidad, tal como ocurrió cuando dijo que se “sorprendió” con la compensación de 22 mil pesos a favor de los regidores.

De esto último, todos los concejales coinciden en que fue el propio Jiménez quien sugirió esa “compensación” y la aprobación del proyecto que le daría legalidad.

Compartir:
Botón volver arriba