Destacadas de CiudadOriental.comEconomía

Jarabacoa. Paraíso Tropical entre ríos, montañas, fauna y escasez de agua potable.

Por: Edward Andrés Núñez-Merette P.
Ref.: Ensayo 01 de Julio del 2013.

De acuerdo a la tradición, el nombre del municipio de Jarabacoa proviene del idioma Taino, significando “lugar donde fluye el agua”, ya que antes de la llegada de los españoles a la Isla, Jarabacoa estaba poblado por los Indios Tainos que se albergaron en las proximidades de los ríos Yaque del Norte, Jimenoa, Baiguate, Guanajuma.

Según los datos históricos, existían cientos de arroyos que generaban agua cristalina. Los españoles llegaron a la zona en búsqueda de oro y plata, pero después de abandonar el lugar, para explorar otros nichos de riqueza, otro proceso inmigratorio se produjo a inicios del siglo XIX, como consecuencia de las primeras invasiones de las tropas dirigidas por Toussaint Louverture en 1805. Además, en el mismo año, al ser incendiada y destruida la ciudad de La Vega por Dessalines, muchos de sus habitantes se refugiaron en las montañas de Jarabacoa en donde posteriormente se quedaron a vivir. Durante el período de ocupación haitiana, entre los años 1822 y 1844, la migración hacia Jarabacoa continuó, aumentando durante las guerras por la independencia. También muchos habitantes de la región sur del país se establecieron en este lugar. Debido a su posición estratégica entre el Cibao y el Sur, Jarabacoa es erigido como Puesto Militar en el año 1854, perteneciendo a la común de La Vega.

La agricultura sigue siendo la base de la economía del Municipio, se desarrollan actividades comerciales, agroindustriales y de servicios bancarios, de comunicación, la construcción y las remesas constituyen una fuente significativa de ingreso para la población. Su clima es de tipo tropical húmedo, determinado por el gradiente termométrico vertical, siendo altitudinal o de montaña con una pluviometría media anual que supera los 1500 milímetros, y temperatura media anual de 21.8ºC.

Los recursos hídricos más importantes con que cuenta el municipio de Jarabacoa son los ríos Yaque del Norte, Jimenoa y Baiguate. Además, existen otros importantes afluentes acuíferos, tales como: Guanajuma, Arroyo Blanco, Los Dajaos, Arroyo Grande Arroyo Frío, Yujo, Arroyo Sonador y las Guázaras, entre otros. Estos recursos hídricos son aportes importantes para la generación de energía en las hidroeléctricas Jimenoa y Tavera. Además, los recursos hídricos que se generan el municipio de jarabacoa y áreas circundantes suplen la demanda de agua para el riego, la industria y el consumo humano de importantes núcleos poblacionales de la Línea Noroeste.

Estos cuerpos de aguas albergan balnearios con magníficas condiciones naturales, lo cual favorece el incremento de visitantes que buscan diferentes alternativas de recreación. Cuenta con gran cantidad de recursos naturales que manejados adecuadamente pueden ser aprovechados en favor de un desarrollo sostenible. Entre estos se destacan de manera principal: el clima, los ríos y la foresta.

Sin embargo, a pesar de esa calidad y cantidad de recursos se reconoce que importantes problemas obstaculizan el adecuado aprovechamiento de los mismos, más de la mitad de los moradores de este pueblo lleva más de 15 años sufriendo escasez de agua. Entre las comunidades afectadas por la escasez de agua se encuentran La Colonia Agrícola, La Confluencia, Barrio Blanco, Hato Viejo, Palo Blanco, Venecia, Pinal Dorado, La Colinas de los Pomos, La Jabilla y Estancita.

Algunas personas deben pagar RD$1,200 (30€) por un camión de agua cisterna para poder realizar sus actividades hogareñas. Otros se han visto obligados a construir pozos tubulares de hasta 50 pies de profundidad para poder abastecerse del líquido El costo de uno de estos pozos sobrepasa los RD$40 mil (740€), según algunas personas que se han visto obligadas a construirlos.

En el 2007, el gobierno inició la construcción de un acueducto múltiple en este municipio para mitigar la escasez, sin embargo, los trabajos de la obra llevan años paralizados. Esta obra está a cargo del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) y su costo sobrepasa los cuatrocientos RD$400 millones de pesos dominicanos, aproximadamente siete millones (7) de euros.

La producción agrícola, el consumo de agua potable y las posibilidades de incrementar el sistema de generación hidroeléctrica a nivel nacional se encuentran bajo amenaza por la situación en la que se encuentran las cuencas hídricas y áreas de tránsito de los afluentes de los acuíferos a nivel nacional. En la Cordillera Central es donde se produce el 85% del agua del país, pero en este municipio nacen más afluentes, contando con dos acueductos a gran escala una en la zona urbana y otro en la zona rural, así como pequeñas plantas de tratamiento en diversas comunidades circundantes a la ciudad.

En el municipio de Jarabacoa, el Ministerio de Medioambiente identifica ochos áreas protegidas, las cuales se encuentran amenazados por una escasez que afectará gravemente la zona en menos de diez años y de persistir el actual deterioro de los bosques, así como la erosión de los suelos y la contaminación de las fuentes y corrientes hídricas, en este municipio y ante los ojos de las autoridades es muy posible que este paraíso no pueda sostener las fuentes existentes y crear otras para el beneficio de la población.

Al transcurrir una década de nuestras ponderaciones, los males continúan, los funcionarios deben aprender a priorizar las necesidades de la sociedad.

Hoy 22 de marzo día mundial del agua, hago un llamado a la consciencia de nuestras autoridades para la prioridad de este proyecto tan necesario, que generan vida.

Compartir:
Botón volver arriba