COVID-19 RD
Confirmados: 124,843 Fallecidos: 2,225 Recuperados: 103,081 Activos: 19,537 Actualizado el: 26 octubre, 2020 - 11:04 PM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

La extraña “jugada” del fray Richardson en la misa en memoria de Juancito

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
124,843
Fallecidos:
2,225
Recuperados:
103,081
Activos:
19,537
Actualizado el: 26 octubre, 2020 - 11:04 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
El sacerdote católico Arístides Jiménez Richardson realizó ayer una extraña “jugada” que, en apariencias, lo incertó de lleno en la feroz pugna política que se desarrolla por lo bajo dentro del Partido de la Liberacióin Dominicana, (PLD), en Santo Domingo Este.

Fue casi al final de la misa dedicada al ex líder de SDE Juan De los Santos, y que contara con los auspicios de los diputados Luis Henríquez y Luis Alberto Tejeda; de la Senadora Cristina Lizardo; del ex Secretario del ASDE, Juan López; de la Vice Alcaldesa Jacinta Estevez; y de un buen grupo que siguen a Juancito aún después de que este está muerto.

La misa no fue auspiciada por el alcalde Alfredo Martínez. Eso ha sido confirmado por varios de quienes participaron en los preparativos de los actos conmemorativos por el segundo aniversario del asesinato de Juancito. Es más, el año pasado, la administración del ASDE negó autorización para que fuera realizado un acto en honor al ex líder frente al Palacio Municipal, que él construyó.

Eso explica que los auspiciadores de la misa decidieran quiénes fueran los que tomarían la palabra una vez la misa concluyera dentro de la parroquia que conduce el fray Richardson.

Serían estos, en primer lugar, Luis Henríquez, seguido de la senadora Cristina Lizardo y, para el cierre, la viuda de Juancito, Berlinesa Franco. Los tres llevaron escritos  sus respectivos discursos.

Senadora Cristina Lizardo
Senadora Cristina Lizardo

Los organizadores del acto religioso así se lo confirmaron a Ciudad Oriental.

Sin embargo, Richardson, “sin querer”, varió la decisión de quienes fueron los auspiciadores, “coló” al alcalde Alfredo Martínez, quien era un invitado, y “sacó” al principal promotor de la misa… ¡A luis Henríquez!

“Inocentemente”, Richardson le propuso a los organizadores del acto religioso que tomaran la palabra, Martínez, Berlinesa y Lizardo.

Esta acción llamó de inmediato la atención de Henríquez y los suyos, por lo que este subió, tomó el micrófono y leyó lo que llevaba escrito, tal como había sido acordado.

Al final, concluyó con reclamos a la unidad en su organización y le agregó  un “¡Juancito Vive!”.

Al padre no le gustó lo que hizo Henríquez y le dio un “boche” reclamando que no se tocaran temas partidistas.

-“Hermanos, hermanas, les quiero recordar que el templo es un lugar en materia apartidista. El templo es de todos los seres humanos. Les ruego, por favor, que no inclinen la solemnidad del templo con el partidarismo”, dijo Rchardson desde el fondo, donde estaba sentado.

Aunque parezca extraño, el contenido del discurso leido por la senadora Lizardo tuvo un contenido político aún mayor, pero Richardson “no se dio cuenta” y guardó silencio.

De su lado, Martínez, que no sabía qué decir porque no estaba programado que hablara y, por tanto, no llevó nada escrito, se limitó a decir algunas palabras y a pedirle a la multitud que le diera un minuto de aplausos a Juancito. Claro, así parecía que el aplauso era para él. Muy inteligente el líder de San Luis. Berlinesa lo miraba.

Alcalde Alfredo Martínez
Alcalde Alfredo Martínez

La “inocentada” de Richardson dejó así al desnudo cómo se manejan las cosas, incluso en la casa de Dios.

Sin embargo, para los seguidores de Juancito que estaban allí presentes, no hay ninguna duda de cuál es la postura del alcalde Martínez frente al difunto, a pesar de los aplausos.

Todos recuerdan la forma en que fueron cancelados y, no solo eso, están molestos por que más de un año después de haber sido sacados de la alcaldía, Martínez se niega a pagarle las prestaciones laborales.

Además, todos parece que creen que desde el ASDE se trata de borrar la memoria de Juancito.

Por eso, no pareció que fuera muy “inocente” la acción del Fray Richardson, sino que es posible que tuviera cierta intencionalidad por que ahora los vientos soplan en determinada dirección.

Berlinesa vio y escuchó todo en silencio, luego dio su discurso, que también llevaba escrito y con el cual arrancó lágrimas a muchos de los presentes.

Después de ese momento, Luis Henríquez continuó con su programa de actividades en memoria del ex líder.

Se fue a la residencia natal de Juancito y depositó una ofrenda floral y, en la tarde hizo lo mismo sobre la tumba de este. A ninguno de esos lugares fue Martínez.

El padre Richardson dejó entrever sus preferencias y, de paso, dio la impresión de que mostraba hacia dónde se inclinaba en esa feróz y mal disimulada batalla política que se desarrolla en el PLD en SDE.

Un detalle

Desde el Ayuntamiento no colaboraron en la organización de los actos en memoria de Juancito, pero ayer llegaron temprano a la iglesia y ocuparon todos los asientos, de las primeras líneas dando la impresión de que ellos habían sido los organizadores de la actividad.

Incluso, hasta el protocolo del ASDE pretendió tomar el control y dejar sin asiento a Luis Henríquez y a Juan López, lo que fue impedido por el Comité de Homenaje a Juancito.

En pocas palabras, los adversarios de Juancito en el ASDE quisieron sacar partido de una actividad en la que ellos no se integraron para nada y, de paso, pareció que pretendían generar la percepción de que fueron los organizadores. Y en eso contaron “inocentemente” con la aparente colaboración del fray Richardson.

Otro detalle más interesante aún

Es muy posible que la “inocente” acción del padre Richardson esté relacionada con unos pequeños equipos de aire acondicionado que fueron instalados en su parroquia con la generosa colaboración del alcalde Alfredo Martínez, según ha conocido Ciudad Oriental por medio de fuentes vinculadas a la alcaldía. Dice el dicho popular que “amor con amor se paga”. Observe los aires dentro de las marcas, en el interior de la parroquia.

 

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar