ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Las extrañas “pérdidas” de documentos de acreedores en el ASDE ¿podrían ocultar algo mayor en la gestión de Manuel Jiménez?

Por Robert Vargas
En el Ayuntamiento de Santo Domingo Este se han estado produciendo extrañas “pérdidas” documentos que sirven de base a los acreedores del ASDE para justificar las acreencias por el gobierno local y retardar o bloquear los pagos que ellos exigen.

Para muestra, dos botones: (a) el caso de una suplidora de alimentos que casi lloró para que Manuel Jiménez le pagara lo que le adeudaba; y (b) el otro del suplidor de servicios publicitarios y otros rubros que ha tenido que recurrir a los tribunales para obligar a que el Ayuntamiento le pague poco más de seis millones de pesos que le debe.

El caso de la suplidora de alimentos cocinados estalló en plena sala capitular, pero tuvo escasa resonancia.

El otro, salió a la luz pública ayer, tras ser publicado por Ciudad Oriental luego que el acreedor hiciera una contundente denuncia y revelara que su caso ya está en camino de los tribunales.

¿Qué es lo que sucede con los documentos “extraviados”?

Parece que se trata de una estrategia ensayada y aplicada por la alcaldía para, por algún motivo, retrasar los pagos a los acreedores.

A principio de abril pasado, el regidor perremeísta Abel Matos se levantó de su asiento y mostró un trozo de papel para reclamar que a la microempresaria que suple de alimentos, el alcalde Manuel Jiménez le pagara lo adeudado.

Ocurre que esta microempresaria sirvió de manera puntual las comidas a los regidores y su personal durante, y presentó toda la documentación necesaria para justificar los pagos. Incluso, ella recibió los acuse de recibo de conformidad de lo servido.

Sin embargo, cuando la mujer trató de cobrar lo adeudado, la Administración del ASDE comenzó a colocar pretextos y a reclamarle “papeles” y más “papeles” para poder hacer los pagos.

la desfachatez de la Alcaldía indujo a la Secretaria del ASDE a decir públicamente que a la suplidora no le había pagado porque a esta le faltaban “algunos documentos”.

Sin embargo, el presidente del Concejo, Franklin Marte, “mató la vaca y allí mismo le arrancó el cuero”. Rápidamente desmintió a la funcionario y dijo que la suplidora había entregado de manera repetida y puntual todos los documentos que le habían solicitado por lo que exigía que le pagaran.

La estrategia de la Alcaldía quedó en evidencia ante todos: ordena los servicios, disfruta de ellos y después se resiste a pagarlos con distintos argumentos, siendo la “falta de documentos” uno de ellos.

Por otra parte, el escándalo de las sospechosas “pérdidas de documentos” cobró vuelo ayer cuando el empresario de las artes gráficas Aléxis Páris, reveló que se vio precisado a llevar al ASDE en al menos siete ocasiones los mismas facturas y otros documentos porque en la administración del ayuntamiento “no los encontraban”.

A Páris le deben poco más de seis millones de pesos. El entregó el año pasado todo lo contratado, y cuenta con los acuse de recibo satisfactorios correspondientes. También emitió las facturas con comprobantes fiscal.

Ahora, tras cumplirse casi un año de recibir los servicios, de disfrutarlos, y de “perder” los documentos en varias ocasiones, resulta que tampoco quieren pagar.

Extraoficialmente se alega que las compras no estaban registradas en el portal transaccional de la Dirección General de compras y Contrataciones y que los bienes y servicios de los que disfrutan están sobrevalorados.

Páris ha recurrido a los tribunales y el pleito allí se decidirá.

Otros empresarios que han hecho negocios con el ASDE bajo la administración de Manuel Jiménez también encaminan sus pasos hacia los tribunales, según lo ha revelado Páris.

Las declaratorias de “urgencias municipales”

Estos líos aparentes parece que tuvieron su génesis en el desconocimientos, adrede o “sin querer queriendo”, de los procesos de compras por la administración del ASDE liderada por Manuel Jiménez.

Tan pronto se juramentó alcalde, Jiménez fue beneficiado con una declaratoria de urgencia municipal durante la cual adquirió servicios saltándose algunos procedimientos, como el registro de las compras en el portal de Compras y Contrataciones.

Así, rentaron camiones y contrajeron deudas por otros renglones, mientras disparaban la nómina hasta al menos 42% del total del presupuesto municipal.

Ahora, asustados con lo que ocurre con los ex funcionarios del PLD y sus asociados que comienzan a ser enviados a prisión y están en el ojo del huracán, parece que se dieron cuenta de los líos que han provocado, sobre todo, cuando despidieron a personas expertas en los procedimientos de compras y contrataciones.

Al concluir el primer año de gestión de Manuel Jiménez, este está agobiado por las deudas municipales y son cada día más los empresarios que creen menos en sus palabras.

Jiménez, por el motivo que sea, ha caído en el mismo lugar que él tenía a su antecesor Alfredo Martínez, a quien tachaba de “mala paga” y acusaba de llevar a la quiebra a los suplidores que no son sus favoritos.

Queda en el aire la pregunta y a la espera de respuesta cierta… ¿Por qué se pierden en el ASDE los documentos de algunos acreedores?

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
319,254
+886 Nuevos
Fallecidos:
3,773
+4 Nuevos
Recuperados:
261,222
Activos:
54,259
Actualizado el: 23 junio, 2021 - 1:34 PM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba