COVID-19 RD
Confirmados: 17,572 Fallecidos: 502 Recuperados: 10,893 Activos: 6,177 Actualizado el: 2 junio, 2020 - 7:34 AM (-04:00)
ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Llegó el gran día de Manuel Jiménez; sucederá en al ASDE al hombre que supuestamente le hizo “fraude” en 2016

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
17,572
Fallecidos:
502
Recuperados:
10,893
Activos:
6,177
Actualizado el: 2 junio, 2020 - 7:34 AM (-04:00)

Por Robert Vargas / Perspectiva
Ha llegado el gran día para Manuel Jiménez. Se trata de la ocasión en la que sucederá en el mando al hombre a quien no le ocultaba su desprecio por haberle hecho un supuesto fraude en las elecciones del año 2016.

Jiménez, antiguo militante de la izquierda revolucionaria que aprendió a hacer política desde la clandestinidad, construyó con delicadeza y esmero una alianza electoral variopinta con la que logró vencer en marzo pasado en forma convincente al candidato del Partido de la Liberación Dominicana, Luis Alberto Tejeda.

En esa alianza participaron, además, sectores empresariales que le inyectaron fuertes sumas de dinero en el momento que más lo necesitaba, aunque una parte de esos fondos parece que siguieron un destino distinto al original tras ser colocados en ciertas manos, según distintas fuentes.

El ex diputado, padre de una buena cantidad de leyes y resoluciones en la Cámara Baja, fijó su atención en la Alcaldía de Santo Domingo Este, cuando era congresista y miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, organización que lo llevó al Congreso Nacional en tres períodos consecutivos.

Al verse impedido de competir por la candidatura a la alcaldía en unas elecciones internas con el entonces líder del PLD en Santo Domingo Este, Juan De los Santos, Jiménez, en 2015, decidió largarse de esa organización y fue acogido por el Frente Amplio, entidad que es el brazo electoral del Partido Comunista del Trabajo, (PCT), que lidera su viejo amigo Manuel Salazar.

Ya en la oposición, para el año 2016, Jiménez comenzó a construir una alianza político-electoral, que pasó por estimular la división del Partido Revolucionario Moderno.

Firme en sus propósitos y sin ninguna piedad, Jiménez resquebrajó la unidad del PRM al lograr que el sector liderado por  Luis Abinader le respaldara a veces en forma encubierta y en otras ocasiones dando la cara.

Como resultados de esa división estimulada por Jiménez y una parte del PRM, esta última organización, que llevaba de candidato al ex alcalde Domingo Batista, mordió el polvo de la derrota, frente a Alfredo Martínez, del PLD, quien era un candidato insípido y desconocido en la mayor parte del municipio.

Jiménez también cayó derrotado pero se victimizó al alegar que fue objeto de un presunto fraude electoral que atribuyó a Martìnez y al PLD.

Tanto él como los suyos hicieron una feroz oposición a la gestión de Martínez, a quien tachaban indistintamente de “Alfraude” y “Frauduloso”, mientras denunciaban una multitud de irregularidades administrativas de este y lo responsabilizaron por el otorgamiento de la licencia de suelo para la construcción de una parada de guaguas al lado del parque natural de Los Tres Ojos.. Jiménez ha prometido que ejecutará una sentencia de los tribunales que ordena llevar el estacionamiento del parque del Este a su estado natural.

En gran medida, la campaña de Jiménez  se fundamentó en advertir que no dmitiría que le hicieran otro “fraude electoral” y que si, se atrevían a ejecutarlo, esta vez no haría una huelga de hambre, como la que inició en el año 2016 y abandonó poco después tras hacer una crisis de salud.

Tanto Jiménez como sus fieles, algunos fanatizados, seguidores blandieron de manera permanente la amenaza de la posible violencia social si le “arrebataban” de nuevo la victoria.

Para ganar las elecciones de marzo pasado, Jiménez, quien gusta de actuar con independencia y criterio propio, construyó su propia organización, que denomina Compromiso RD, y luego ingresó al PRM donde a duras penas usó los símbolos de esa organización.

En el PRM venció en la carrera por la nominación a la alcaldía  al pastor evangèlico Dío Astacio, luego que quedaron en el camino Adán Peguero y Katy Báez.

Jiménez ha prometido hacer de Santo Domingo Este una ciudad justa y creativa y hoy, exactamente el 24 de abril, inicia el día en que deberá demostrar que tiene madera de gerente para conducir hacia el progreso material y espiritual al municipio Santo Domingo Este, que posee más de un millón de habitantes.

Su mayor obstáculo, en principio, parece ser el Partido Revolucionario Moderno, donde un amplio sector desconfía de que el sea un “perremeísta de corazón”, lo que parece cobrar fuerza con su intención de entregar al PLD una importante cuota de poder en el Concejo de Regidores.

También con la designación en cargos prominentes de la alcaldía, a personas que apenas tienen en el PRM una militancia de menos de dos meses pasando por encima a dirigentes que trabajaron desde hace tiempo por su triunfo.

Desde hoy, con sus primeras acciones, el municipio podrá ver hacia dónde se dirige con exactitud Manuel Jimènez, quien ya no considera a Martínez ser un “frauduloso”, un “falso alcalde” sino un “honorable alcalde”.

Dentro de cuatro años se pasará balance a su gestión y se tendrá una idea sobre qué tan alto habrá volado en el mundo real, fuera de las poesías.

Tiene de respaldo, una historia de integración a las luchas sociales por el respeto a las libertades públicas y en defensa de la naturaleza.

Desde hoy, él es el poder y tendrá que demostrar que es capaz de hacer lo que tanto reclamó en sus cuatro años de oposición, porque, desde antes que finalizara el Siglo XX, fue peledeísta de pura sangre que compartió las ejecutorias de todos los gobiernos de Leonel Fernández y el primero de Danilo Medina.

¡Arriba el telón!

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar