ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Manuel Jiménez no se aguantó: fue a un Congreso en México y allí mintió y usurpo funciones del Concejo de Regidores y del Congreso Nacional

Por Robert Vargas
Sencillamente, algunas cosas del alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez, no tienen nombre. El hombre miente con una facilidad que asombra a cualquiera que desconoce de lo que él está hablando. Y lo dice “tan serio” que nadie duda de sus palabras.

Jiménez, junto a una comitiva integrada por otros siete funcionarios se fue Mazatlán, México, donde participó en   el “ VIII Congreso Internacional de Obras y Servicios Públicos «Infraestructura Verde Resiliente».

Esto no es otra cosa que “un espacio donde los funcionarios públicos y autoridades electas, municipales y estales de México, Centroamérica y el Caribe pueden aprender de expertos de instituciones, academia, dependencias de distintos órdenes de gobierno, así como de otros gobiernos locales, y compartir también, en temas que son de responsabilidad directa (en muchos países de la región), como lo son las obras y los servicios públicos.

La capacidad anunciada para participar en esa actividad era de más o menos 100 personas. Manuel Jiménez y su comitiva aportaron ocho.

Hasta ahí, todo bien. Es correcto que las autoridades municipales locales vayan a aprender de otras experiencias.

El problema ha surgido cuando la Dirección de Comunicaciones del ASDE ha distribuido a los medios de comunicación una nota de prensa en la que da detalles de lo que dijo el alcalde dominicano a sus pares de México, Centro América y el Caribe.

Cito: “dentro de esos atractivos citó que Santo Domingo Este cuenta con el Monumento a la Caña, el Faro a Colón, el monumento natural Los Tres Ojos, la Plaza Cultural Ramón Oviedo, la Plaza Juan Pablo Duarte, el monumento a los Palmeros y la iglesia Nuestra Señora del Rosario”.

Manuel Jiménez
Manuel Jiménez

Todo listo: Manuel Jiménez y siete funcionarios más del ASDE se van para Sinaloa durante cinco días

En ese párrafo está confesada una usurpación por Jiménez de al menos una de las funciones del Concejo de Regidores y otras del Poder Ejecutivo y del Congreso Nacional.

Le recomiendo que vuelva a leer el párrafo en negritas y trate de encontrar la usurpación múltiple. Si no lo hae, permítame explicárselo.

Ocurre que él, como alcalde, no como un vecino de barrio cualquiera, sino como máxima autoridad y líder del municipio anda por ahí invitando a todos a que visiten la denominada “Plaza Cultural Ramón Oviedo”.

Ese es el nombre que él y solo él le ha colocado a la parada interurbana de autobuses construida al lado del parque natural Los Tres Ojos.

-“¿Y?”, dirán algunos encogiéndo los hombros.

Lo que acontece es que al alcalde no le está dado violar la ley, y menos él que fue diputado durante tres períodos consecutivos.

Manuel Jiménez y sus hombres violentos deben saber que el poder no dura para siempre + Vídeos

Ocurre que esa parada interurbana de autobuses , aunque esté en el territorio del municipio Santo Domingo Este, no es una obra municipal, cuya construcción fue ordenada por el Poder Ejecutivo y aplicada mediante la Ley General de Presupuesto de la Nación para el año 2018.

O sea que, para poder cambiarle el nombre, eso debe hacerse mediante otra ley. Una decisión de un alcalde no modifica ni cambia el contenido una ley.

Y, hasta donde yo tengo entendido, el Congreso Nacional no se ha reunido para modificar esa ley y tampoco el presidente Luis Abinader la ha apromulgado por una razon sencilla: no existe.

Esto implica de manera simple que Jiménez se cree con tanto poder que puede usurpar las funciones del Congreso Nacional.

Otro detalle es que el alcalde Jimenez, en uno de sus desafíos olímpicos a la Ley 176-07, que él mismo elaboró cuando era diputado peledeísta, le ha cambiado el uso de suelo a la parada de interurbana de autobuses para que sea una  denominada “Plaza Cultural Ramón Oviedo”.

Parece que el síndico olvida que quien tiene autoridad para otorgar o cambiar los usos de suelo es el Concejo de Regidores y no él, como alcalde. Por tanto, ahí también violentó la ley.

El otro detalle que Manuel Jiménez se saltó al colocarle el nombre de  “Plaza Cultural Ramón Oviedo”, es que parece olvidar que , la Ley No. 49, promulgada por el presidente Balaguer (y aun no derogada ni modificada)  en el año 1966,  dice: “Cuando se vaya a asignar el nombre de una persona viva o que tenga menos de 10 años de fallecida, a edificios, obras, vías, calles, carreteras, cosas o servicios públicos dependientes del Estado, de los Municipios u otros órganos autónomos del Estado, se requerirá una ley para la asignación del nombre. Del mismo modo se hará por ley la designación de los parajes de los Municipios. Los Ayuntamientos quedan con la facultad de hacer las mismas designaciones mediante Resoluciones que deberán ser remitidas al Congreso Nacional para su aprobación o rechazo.

De la lectura de ese párrafo en negritas se deduce que el Maestro Oviedo, falleció en la segunda semana de Julio del año 2015, por tanto, no tiene diez años de haber falecido. y, además, que para poder cambiarle el nombre de Parada interurbana de autobuses, debería ser modificada la ley General de Presupuesto del 2018; y queda clarísimo que “los Ayuntamientos quedan con la facultad de hacer las mismas designaciones mediante Resoluciones que deberán ser remitidas al Congreso Nacional para su aprobación o rechazo.”.

¿Fue emitida esa resolución por el Concejo? ¿Cuándo? ¿Dónde?

El Concejo de Regidores emitió esa resolución y la pasó al Congreso Nacional para su aprobación o rechazo?

¡Claro que no!

Que la ley no nos guste es una cosa, pero la ley es la ley y Manuel priva de ser muy “legalista”.

Sin embargo, en su viaje a México usurpó las funciones del Concejo de Regidores, del Congreso Nacional y del Poder Ejecutivo,

Los líderes no deben actuar así, sino, ser ejemplos de su comunidad.

Por cierto, ¿No existe en el ASDE una Consultoría Jurídica que se atreva a decirle al síndico: No señor, así no es la cosa. Usted está equivocado. La ley lo que dice es esto, no lo que usted quiere que diga”.

 

 

 

 

Compartir:
Botón volver arriba