Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

Manuel Jiménez se auxilia de tropas con armas de guerra para contener protestas tras desalojo de lavadores de vehículos

Por Robert Vargas
Tropas de la Armada de República Dominicana equipadas con armamentos de guerra fueron desplegadas hoy en el entorno del Faro a Colón para contener las protestas de decenas de lavadores de vehículos que fueron desalojados esta madrugada por orden del alcalde Manuel Jiménez.

Como elemento “disuasivo” las tropas exhibían sus armas letales, mientras que la fuerza policial iba, como de costumbre, con sus escopetas que disparan balas de gomas y granadas de gases lacrimógenos.

Además, al menos uno de los soldados cubría su rostro con un pasamontaña con una calavera pintada con tinta blanca sobre un fondo negro, simbolizando que representa la muerte.

Al parecer, el alcalde Jiménez, temeroso de que la situación pudiera salirse de control, solicitó el auxilio de la Armada, que tiene a su cargo la custodia del Faro a Colón.

Jiménez ha demostrado que está resuelto a quitar de la avenida Iberoamericana y otras circundantes a decenas de lavadores de vehículos, incluso con el uso de la fuerza letal.

Algunas de las tropas llevaban rifles del tipo M16, arma oficial de combate del Ejército de los Estados Unidos.

Los lavadores de vehículos desalojados que participaban en la protesta tras el desalojo, residen detrás del Muro de la Vergüenza, construido por el ex presidente Joaquín Balaguer para mantenerlos ocultos a la vista de los turistas que visitan el Faro a Colón.

El alcalde Manuel Jiménez quiere obligarlos a retornar para que se mantengan lejos de la vista de los turistas, detrás del Muro de la Vergüenza.

Con ese propósito, tras desalojarlos, usó a fondo el recurso de la fuerza que le da la Policía Nacional y la Armada, estos últimos entrenados para la guerra.

 

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
275,378
Fallecidos:
3,565
Recuperados:
232,925
Activos:
38,888
Actualizado el: 15 mayo, 2021 - 7:04 AM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba