Destacadas de CiudadOriental.comSalud

Médicos del hospital Dr. Darío Contreras advierten podrían paralizar servicios ante “represión” del Director

Por Robert Vargas
La situación en el hospital Dr. Darío Contreras continúa tomando un giro dramático en medio del ambiente laboral cada día más tóxico derivado de la presunta represión y acoso a que es sometido el personal médico por el Director de la institución, César Roque.

Entre los médicos, reunidos en asamblea dirigida por el Colegio Médico Dominicano, brotó la propuesta de que si se repiten acciones por el Director en contra del personal, los servicios sanitarios podrían ser paralizados.

La medida extrema ha sido considerada en medio del ambiente laboral cada día más enrarecido existente en el principal centro traumatológico de República Dominicana.

Los médicos imputan a Roque imponer un estilo de dirección basado, presuntamente, en la represión y en la adopción de decisiones que nada tendrían que ver con la ciencia.

Varios profesionales de la medicina denunciaron que sus criterios científicos, fundamentados en amplios estudios y en dilatadas carreras de hasta más de 30 años, son lanzados a un lado por Jaque, a quien le imputan imponer un presunto “trujillismo” en el hospital.

El concepto “trujillismo” en República Dominicana se deriva del régimen dictatorial que fue establecido en el país caribeño entre los años 1930 y 1961 del Siglo XX por el militar Rafael Trujillo Molina.

En ese período fueron anuladas las libertades públicas, asesinados, desaparecidos o desterrados muchos ciudadanos y establecido en el país un estado de terror, que sirvió a Trujillo para enriquecerse.

Esta semana los médicos denunciaron, en presencia del Director, que muchos temen expresar sus puntos de vista porque pueden ser sometidos a presiones que incluyen, despojarlos de las consultas o sacarlos del hospital.

La situación es tan grave, según denunciaron, que los médicos residentes no se atreven a decir ni una sola palabra delante del Director Roque.

Ante esta revelación, el funcionario, en tono airado y amenazó con irse del hospital si los residentes firmaban una carta en la que le dijeran que le tienen miedo.

Ha sido en ese ambiente que el Colegio Médico Dominicano advirtió que si se continúan ejecutando presuntas acciones represivas por Roque, convocarían a un paro en el hospital.

En el momento en que fue planteada la posibilidad del paro estaban presentes la mayoría de los médicos adjuntos y los residentes.

El resto continuaba dando asistencia a los pacientes, mientras sus colegas participan en el asamblea que ha puesto en evidencia, ante los ojos del país, algunos de los graves problemas de gerencia en el hospital Dr. Darío Contreras.

Roque, quien es un militar en retiro, fue designado el año pasado en el cargo atendiendo a sugerencias, supuestamente, de la Vice Presidenta Raquel Peña, quien dirige el gabinete de salud del gobierno.

La crisis que afecta a este centro sanitario afecta su funcionalidad, al punto de que los médicos no pueden darle seguimiento a los pacientes que ellos le cirugías, ni pueden establecer citas con estos para ellos mismos darles seguimiento.

De acuerdo a lo dispuesto por el director Roque, según denunciaron los médicos, cuando un paciente regresa al hospital para dar seguimiento ambulatorio a lo que le sucede, lo recibe cualquiera de los especialistas, pero no quien lo operó.

Ellos consideran que esto perjudica a los pacientes.

Compartir:
Botón volver arriba