Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Promueve teoría conspirativa según la cual la pandemia es usada en RD para imponer una dictadura

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
236,883
+673 Nuevos
Fallecidos:
3,066
+9 Nuevos
Recuperados:
187,422
Activos:
46,395
Actualizado el: 24 febrero, 2021 - 6:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
El empresario y ateo Quilvio Vásquez ha dado rienda sueltas a una teoría conspirativa según distintos gobiernos, incluido el de República Dominicana, usan la pandemia del nuevo coronavirus y la mortal Covid-19 para imponer una “dictadura” junto presuntos “cómplices internacionales”.

Desde su punto de vista, “no hay necesidad de una vacuna” contra el coronavirus y define como “medidas dictatoriales” el distanciamiento social, el uso de las mascarillas y el cierre de los negocios”.

Plantea que esos requisitos sanitarios promovidos por autoridades de la mayoría de los países “fundamentan en una propaganda sucia que infunden pánico y terror” y “nada resuelven con eso”.

-“El gobierno nos quieres convencer que por esta dictadura no estamos todos muertos, pero la realidad es que esta dictadura está provocando más muertes que la enfermedad”, sostiene Vásquez, quien es un vecino de Santo Domingo Este con inversiones en este municipio.

En una declaración entregada a Ciudad Oriental vía WhatsApp reclama que “atrás la dictadura (y) que se vacunen los que quieran. No hay necesidad de una vacuna”.

“Para los gobiernos es mejor que la gente crea que si se contamina se van a morir y poder hacer creer a la gente que son culpables de que otro se contamine. Así, es con estos procedimientos justifican la dictadura”.

Él está “convencido (de) que las vacunas son negocios de los grandes laboratorios para enriquecerse más”.

-“El 99.90 por cientos del mundo tienen los anticuerpos y no hay que ser un genio para darte cuenta de eso.
Dejen su propaganda, suenan como agentes pagados”, agregó.

Puntualiza además que “el 99.99 por cientos de los contaminados superan el Virus y si vuelve y se contaminan los superan igual que ocurre con la gripe”.

Este planteamiento guarda cierto parecido con los enarbolados por los presidentes ultraderechistas, conservadores y cristianos Donald Trump y Jair Bolsonaro, de Estados Unidos y Brasil, respectivaente, países que se han convertido en líderes en América de los contagios y muertes por la Covid-19.

Vásquez insiste en reclamar que “dejen su propaganda y dejen de promover el uso de medidas dictatoriales que reducen nuestra calidad de vida”.

“Sí, las vacunas funcionan y se que serán perfeccionadas porque la ciencia es pura e incuestionable, pero siempre la ciencia es usadas por oportunistas que las usan para engendrar terror. Los métodos de terror que usan los gobiernos producen más muertes que la enfermedad”, sostiene Vásquez.

Pero también los falsos diagnósticos médicos y las imposiciones a esos médicos para usar los medicamentos y procedimientos no apropiados.

Quilvio Vásquez argumenta que “hay muchos médicos en el mundo que han violado los dictatoriales protocolos impuestos por el poder de los Estados unidos y el resultados para las mayorías de esos médicos ha sido excelente”.

Sin embargo, precisa que “cada vez que un médico propone su procedimiento es callado por la propaganda sucia”.

Desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus, en marzo del año pasado, al menos 2437 personas han muerto en República Dominicana a raíz de contraer la Covid-19, la enfermedad que es provocada por el nuevo coronavirus.

En ese mismo período, según los registros oficiales, 193,118 personas ha resultado contagiadas.

Según los datos oficiales, ayer fueron registrados 1,779 nuevos contagios y al menos cinco nuevas muertes por la Covid-19.

Para intentar contener la pandemia, el gobierno ha impuesto un toque de queda que, de lunes a viernes es de cinco de la tarde a seis de la mañana; y los días lunes y sábado inicia al mediodia y concluye a las seis de la mañana del día siguiente.

También impuesto medidas de distanciamiento pocas veces respetadas y el uso obligatorio de las mascarillas,  limitaciones al comercio y ha permitido la apertura de las iglesias cristianas.

Un médico en Argentina renuncia a su puesto por la irresponsabilidad de la gente: “No quiero ser el siguiente en morir”

Compartir:
Botón volver arriba