Destacadas de CiudadOriental.comEducación

Un tornillo en el queso: Corriente de la ADP llama a los maestros a no asistir a las aulas

Por Robert Vargas
Es como si se tratara de “un tornillo en el queso”. Una de las corrientes magisteriales que integran la Asociación Dominicana de Profesores está resuelta a prevenir que los maestros se contagien con el nuevo coronavirus y, eventualmente, enfermen con la Covid-19 y puedan morir o padecer graves secuelas.

Les comentamos sobre la corriente Magisterial Emilio Prud’Homme,, liderada por Primitiva Gil. Ella es, además, Secretaria de Seguridad Social, del Comité Ejecutivo Nacional Asociación Dominicana de Profesores (ADP).

“Sin pelos en la lengua”, esa corriente ha llamado a los miembros de la ADP en los 48 municipios anunciados para iniciar las clases semi presenciales a que no asistan a las aulas.

No se trata de que no quieran trabajar, sino de que se resiste a que los educadores enfermen en medio de la pandemia.

El gobierno ha dispuesto que los niños regresen a las aulas a pesar de que la pandemia del coronavirus están en pleno apogeo.

Primitiva Gil ha condicionado el regreso a las aulas por los maestros a que se cumplan los siguientes parámetros:

  1. A que le sean suministradas a los docentes y al personal de apoyo la segunda dosis de la vacuna anti covid-19.
  2. Que los centros educativos tengan disponible el servicio de agua potable.
  3. Que el porcentaje de contagio esté por debajo del 5%.

Gil es del criterio que “estos puntos son neurálgicos para evitar una infección masiva en la Comunidad Educativa y tenemos el informe de las 48 seccionales que deben iniciar mañana (hoy) 6 de abril del 2021, que los docentes y personal de apoyo, solamente tienen aplicada una dosis.

Mientras tanto, el Gobierno está entusiasmado y quiere que los chicos regresen a las aulas. Eso sí, antes pone a los padres a firmar un documento en el estos liberan a las autoridades de cualesquieras consecuencias negativas que pudieran derivarse de la concentración de los estudiantes en las aulas.

La pasada semana, gracias al entusiasmo del gobierno llamando a la gente para que se fueran de vacaciones, el país vivió varios días de concentraciones masivas y sin control, por lo que se considera posible que la pandemia del nuevo coronavirus cobre fuerza en los próximos días en República Dominicana.

Compartir:
Botón volver arriba