Destacadas de CiudadOriental.comSucesos

Se viraliza en cuarteles de SDE reclamo subida salarial a policías

«Los mandos policiales y el gobierno están obligados a actuar con cautela y evitar reprimir a los parientes de los policías y a los agentes activos y pensionados que participan en esas protesta porque, en caso de hacerlo, la situación en los cuarteles se les podría volver incontrolable».

Por Robert Vargas
El reclamo de subida salarial para los policías se ha «viralizado» en todos los cuarteles policiales de Santo Domingo Este, donde los agentes hablan entre ellos sin temor y cada vez en forma más abierta del tema.

Todos parecen tener como consigna la demanda de al menos 25 mil pesos de sueldo  base para los agentes y reajustes para los oficiales.

Muchos comentan sus intenciones de grabar sus propios vídeos para subirlos a las redes con denuncias sobre su situación.

Entre los que manifiestan mayor disposición a hacer esas grabaciones están policías con más de 20 años en la institución y que, por tanto, les corresponde una pensión.

También están los rasos que carecen de perspectivas de mejoría salarial.

La pasada semana, cuando  fue realizada una manifestación por policías activos, en retiro y sus parientes, todos estaban atento a las redes sociales para conocer los detalles de lo que sucedía.

Ciudad Oriental ha conocido que muchos miembros de la Policía Nacional han solicitado la baja, pero esta se la niegan los superiores por miedo a que se incrementen las solicitudes de ese tipo.

Otros planean irse de la institución pasadas  las fiestas de Navidad y año nuevo.

-«Esciban algo de nosotros. ya no aguantamos más», le han dicho múltiples agentes a los periodistas de Ciudad Oriental.

La situación tiende a salirse de control en los cuarteles donde, por primera vez en la historia de la Policía, los miembros de esta institución no temen hacer reclamos de mejoras salariales.

La chispa que incendió la pradera de  las exigencias salariales en la Policía la colocó un agente que colgó en las redes sociales un vídeo en el que denunciaba el denominado «sueldo cebolla».

A este le siguió un oficial de la sureña provincia de San Cristobal, que también usó las redes sociales para reclamar ser pensionado y ser de dado de baja porque ya no quería ser policía.

La pasada semana fue realizada una manifestación por policías, sus parientes y amigos para reclamar una subida de sueldos.

La protesta fue realizada en la puerta del cuartel general de esa institución y luego a las puertas del Palacio Nacional, sede de la presidencia de la República.

Para este lunes, el grupo que organizó la manifestación de la pasada semana se propone dar una desafiante rueda de prensa frente al Palacio de la Policía para anunciar cuando y dónde harán la próxima protesta contra el «sueldo cebolla».

Mientras tanto, los mandos policiales y el gobierno están obligados a actuar con cautela y evitar reprimir a los parientes de los policías y a los agentes activos y pensionados que participan en esa protesta por que, en  caso de hacerlo,la situación en los cuarteles se les podría volver incontrolable.

La situación de intranquilidad en los cuarteles se produce en medio de una creciente espiral inflacionaria con subidas de precios de los alimentos, del gas de cocina, los demás combustibles y de las medicinas, entre otros.

El gobierno y los ricos empresarios se oponen a mejorar los sueldos de los empleados.

A esto se le agrega que el gobierno empuja a los transportistas de pasajeros y de cargas a subir los pasajes y las tarifas tras anular el acuerdo que le garantizaba a ese sector cierta cantidad de combustible subsidiado.

El Gobierno se niega a permitir que los transportistas importen su propio combustible, sin subsidio.

De su lado, dirigentes del sector transporte animan a la clase media y a los trabajadores a protestar para lograr mejores salarios, con los que afrontar la crisis económica.

De su lado, el gobierno despliega la estrategia de lanzar a la población contra los transportistas presentándolos a ellos como responsable del problema.

A todo esto, dentro de los cuarteles la inestabilidad crece y los policías parecen cada día más dispuestos a participar en protestas, aún a costa de sus empleos puesto que sienten que, si los pierden, no perderán gran cosa.

Para este lunes, por miedo a protesta sociales el gobierno ha dispuesto el acuartelamiento de los policías, los mismos que reclaman aumento de sueldo hast acon protestas callejeras, algo nunca visto en República Dominicana.

Compartir:
Botón volver arriba