Teleférico de Santo Domingo
Teleférico de Santo Domingo

“Volando bajito” en el Teleférico de Santo Domingo +Vídeos

Por Robert Vargas
Lo ocurrido ayer en Sabana Perdida fue un verdadero espectáculo visual con tantos vagones del Teleférico de Santo Domingo “volando bajito”. Se movían en dos direcciones de manera continua y la gente, allá abajo, miraba hacia arriba con curiosidad. Parecían juguetitos de colores.

Inició así la etapa de animar a los vecinos para que le tengan confianza a ese sistema de transporte aéreo y para que, aprendan a comportarse cuando lo usen.

En uno de los vagones se montaron el presidente Danilo Medina; su asistente Carlitos Pared Pérez y varios funcionarios junto a una maestra de escuela y uno o dos estudiantes.

Cada vagón tiene capacidad para transportar hasta diez personas simultáneamente. 

Medina se montó en uno de los vagones en la estación que fue construida en los Altos de Sabana Perdida, frente a la urbanización Salomé Ureña, a un lado de la avenida de Los Restauradores, que lleva al puente Gregorio Luperón, sobre el río Ozama, en La Barquita.

Después que el primer grupo abordó el vagón, el resto se fue llenando con funcionarios que querían vivir la experiencia, quizás para luego decirle a sus nietos que ellos vivieron ese momento histórico.

También abordaron miembros de la seguridad del Estado y hasta un general que, en un momento, parecía un cobrador de guaguas.

Detrás, en forma atropellada y sin ningún orden, subieron camarógrafos, fotógrafos y periodistas invitados para la ocasión, pero que tuvieron que hacer su trabajo como pudieron puesto que quienes organizaron el acto no tomaron en cuenta detalles elementales.

Así, los hombres y mujeres a cargo de la seguridad del presidente hicieron su trabajo, y los periodistas y camarógrafos intentaban hacer el suyo, con los primeros de por medio y actuando como lo que son: guardias, nada más.

El error fue de los organizadores de la actividad que no establecieron de forma clara y precisa el lugar desde el cual podían hacer las tomas gráficas del presidente y los funcionarios abordando el vehículo, escena que tendría un enorme impacto visual y un fuerte mensaje hacia el público que se quiere sensibilizar.

Tras ese caos inicial en el momento cumbre, brotaron otras escenas también caóticas de periodistas, camarógrafos y fotógrafos entrando a los vagones como podían, casi corriendo.

No parece que fuera esa la imagen que se quería mostrar sobre el nuevo sistema que, cuando esté en operaciones, deberá ser más ordenado. No como ocurrió ayer.

De todas maneras, se trata de experiencias para todos: la seguridad del Presidente; los responsables del trato con los periodistas y para los responsables de comunicacion del gobierno.

El primer viaje de ida y vuelta

Este inició en la estación de Los Altos de Sabana Perdida y concluyó en la avenida Charles de Gaulle, frente al súper mercado Olé. 

Danilo Medina iba de pasajero en el primer vagón, detrás, todos los demás. Todos volabamos “bajito”.

Por tanto, Medina llegó primero que todos, se desmontó y caminó en la estación hasta colocarse a la vista de todos. Quería ser visto y, sobre todo, quería que los periodistas le preguntaran sobre esa obra.

Por eso, caminó calmadamente hasta un lugar estratégico, junto a Carlitos Pared y, como quien no quiere la cosa, esperó a que los demás vagones llegaran con su carga de gentes de la prensa.

Estos se le aproximaron y le preguntaron sobre el Teleférico de Santo Domingo, su impacto e importancia.

Se la pusieron fácil. Nadie le habló de ningún otro tema.

Misión cumplida.

Luego, el presidente regresó hasta el teleférico y abordó de nuevo uno de los vagones para regresar al punto de partida.

En total, el tiempo de recorrido entre las dos estaciones fue de seis minutos, con los vagones desplazándose en ambas direcciones sin detenerse. Solo lo hace unos segundos al llegar a la estación para que los pasajeros se desmonten.

Dentro del vagón

Por lo menos, en el que nosotros íbamos, varios de los ocupantes aprovecharon para hacerse selfies y narrar su experiencia.

Una funcionaria de la seguridad del Estado que nos acompañaba parecía muy asustada y así se lo dijo por la radio a otra persona.

A mi derecha, una maestra de escuela estaba emocionada. La alegría la desbordaba y tenía una risa que le cubría el rostro “de oreja a oreja”.

Esa sonrisa se le borró abruptamente cuando, de repente, todos los vagones, absolutamente todos, se detuvieron  y quedamos colgando a mitad de camino.

En ese momento la maestra le rogó a Dios por la seguridad de todos y en el rostro se le dibujó un rictus de espanto y miedo. 

La risa le regresó al rostro y el corazón a su lugar cuando todos los vagones volvieron a ponerse en movimiento.

Parece que se detuvieron cuando el presidente llegó primero y “pararon” el sistema para que él y los suyos salieran del vagón que ocupaban.

Enseñanza número 1:

Cuando un vagón se detiene, el resto también lo hace. Nunca llegan a pegarse uno junto al otro. Quedarán allí colgando hasta que todos vuelvan a estar en movimiento. No hay que temer. Es lo mismo que sucede en el teleférico de Puerto Plata.

Por lo que vi e interpreté, las tres estaciones del teleférico de Santo Domingo funcionarían en forma modular.

Me explico, el desplazamiento desde la estación de La Charles de Gaulle, hasta los Altos de Sabana Perdida, es independiente del tramo comprendido entre Los Altos de Sabana Perdida y Los Tres Brazos en Santo Domingo Este, y este es independiente de la terminal de Gualey.

O sea, que si un vagón se detiene en cualquiera de los tramos, eso no afecta a los otros dos.

Además, los pasajeros pasarán de un vagón a otro en cada terminal para recorrer los tres tramos, puesto que no vi que vayan “derecho” y sin escala desde La Charles hasta Gualey, por ejemplo.

Enseñanza número 2

Será necesario que los vecinos aprendan a usar este nuevo y moderno sistema de transporte aéreo, cuyo pasaje costará apenas 20 pesos, según los informes oficiales.

Ya aprendieron a andar bajo tierra, en el Metro de Santo Domingo. Ahora deberán aprender a andar “volando bajito”, sin pretender “abrir una ventana” cuando sientan que hace calor.

Ayer, por ejemplo, cuando los vagones se detuvieron con toda su carga humana encima, parece que el nerviosismo le provocó “calor” a un camarógrafo, quien intentó “abrir la ventana”.

Los militares también aprenden

A varios militares les escuché hablar sobre las necesarias medidas de seguridad por el hecho de que, realmente, los vagones “vuelan bajito”. 

Hablaban de las precauciones que será necesario adoptar en caso de que en el trayecto del teleférico se produzcan protestas.

Un militar recordó que cualquier atentado contra ese sistema de transporte es considerado como un acto de terrorismo que se penaliza hasta con 40 años de prisión.

Ahorros y adios a los tapones

La puesta en ejecución del Teleférico de Santo Domingo representará un ahorro sustancial en dinero y tiempo para sus usuarios, puesto que el pasaje costará solo 20 pesos.

Quien lo aborde, por ejemplo, en la avenida Charles de Gaulle, podrá llegar por aire hasta Gualey, y alli tomar el Metro de Santo Domingo, hasta la avenida Máximo Gómez, y de ahí el la otra línea del Metro para dirigirse a la Universidad Autónoma de Santo Domingo, o el Centro de los Héroes. Todo por 20 pesos, subsidiado por el Estado.

Se trata de una combinación de sistemas de transporte que, en caso de ser mantenido en el tiempo, representará un gran salto adelante.

Oportunidades de  negocios para los vecinos del teleférico de Santo Domingo

Si del cielo te caen limones… ¡Aprende a hacer limonadas!

Con el inicio de las operaciones del Teleférico de Santo Domingo, algunos vecinos ya están pensando en sacar ventajas económicas al hecho de que sobre sus cabezas pasan a uno y otro lado los vagones.

Han comenzado a darse cuenta que en poco tiempo los techos de sus respectivas viviendas podrán usarlos como espacios publicitarios, sin tener que levantar ninguna estructura adicional, solo pintando carteles pagados, más nada.

Y, para decirlo bien claro, no parece que piensen mal.

Eso sí, cuando lo hagan, irá el Ayuntamiento a cobrarle impuestos.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Quizá la PN debería revisar su informe sobre el tiroteo en “El Maleconcito”, de Los Mina Norte

Por Robert Vargas Quizá la Policía Nacional debería revisar su informe sobre el tiroteo de …

Danilo preguntó: “¿Qué es lo que queremos?” y la multitud respondió “¡Cuatro años más!” + Vídeos

Por Robert Vargas Ayer, durante el acto en el que fue dado el primer palazo …

Comentarios: