COVID-19 RD
Confirmados: 109,269 +486 Nuevos Fallecidos: 2,064 +10 Nuevos Recuperados: 82,741 Activos: 24,464 Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 5:34 PM (-04:00)
ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Llegó el violín: primer presidente Concejo Regidores ASDE en la gestión de MJ será un empresario bancas de loterías

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
109,269
+486 Nuevos
Fallecidos:
2,064
+10 Nuevos
Recuperados:
82,741
Activos:
24,464
Actualizado el: 22 septiembre, 2020 - 5:34 PM (-04:00)

Por Robert Vargas
Ya la cosa no es con guitarra, ahora es con violín, por eso, el primer presidente del Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Santo Domingo Este en la gestión de Manuel Jiménez será, a partir de este 24 de abril, nada más y nada menos que un empresario de las bancas de lotería: el regidor electo Franklin Marte.

Distintas fuentes del Partido Revolucionario Moderno vinculadas a las nuevas autoridades en la Sala Capitular, confirmaron que, a solicitud y por un acuerdo con Jiménez, Marte será el Presidente del Concejo hasta el 24 de abril del año 2021.

Marte es un empresario que da empleo a muchas personas, que cumple sus obligaciones con la DGII y la Tesorería de Seguridad Social y que se ha comprometido a trabajar respetando la Ley.

Fue el regidor de la coalición encabezada por el PRM que mayor cantidad de votos obtuvo en las elecciones municipales de marzo.

Sin embargo, su selección para que sea el primer Presidente del Concejo de Regidores en el cuatrenio que inicia este 24 de abril, llama la atención porque los perremeístas y Manuel Jiménez en particular, realizaron una feróz campaña electoral contra el candidato oficialista Luis Alberto Tejeda lanzándole a la cara la “acusación” de que este es “un rifero”.

De todo esto se desprende que entre los perremeístas los “riferos” son malos si están con contra del PRM y de Manuel Jiménez, pero son lo mejor, incluso para dirigir el Concejo, si son de la tolda azul y blanca y respaldan a Jiménez.

¿Cómo se llama la obra?

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar