Destacadas de CiudadOriental.comNacionales

Cruz Pichardo destaca progresos en la Dirección de Pasaportes bajo su gestión + Vídeos

Por Robert Vargas
Julio Ernesto Cruz Pichardo está tan satisfecho con su gestión al frente de la Dirección General de Pasaportes, que se fue a la Catedral de Santo Domingo a celebrar el 51 aniversario de la institución que dirige; pero no lo hizo solo, sino que estuvo acompañado de su esposa, la diputada Adelgisa Abréu, quien se refiere a él como «Mi Negro», y de uno de sus nietos.

A su izquierda estaba el nieto, un jovencito muy elegante a quien se percibía orgulloso por estar en primera fila junto a sus abuelos. El chiquillo lleva como nombre Nestor Julio, igual que su padre y como su abuelo. Los tres (abuelo, padre y nieto) son  Nestor Julio.

Tras ellos, una multitud de funcionarios de la Dirección de Pasaportes del Gran Santo Domingo y de distintas provincias.

Cruz Pichardo es un veterano político que ha colocado su capacidad y astucia política al servicio de su Partido Revolucionario Moderno y de la causa del presidente Luis Abinader.

Las celebraciones por el aniversario número 51 de la Dirección de Pasaportes las inició con una homilía en la Catedral de Santo Domingo, aquella que fue levantada hace más de cinco siglos por esclavos, muchos de los cuales murieron cuanto era levantada la imponente obra.

Bajo estos muros majestuosos e imponentes que guardan tantos secretos, se reunieron todos los funcionarios que actúan bajo las directrices de Cruz Pichardo para escuchar la homilía oficiada por el sacerdote Nelson Clark, quien aprovechó el momento para lanzar una descarga contra las tres causales y oponerse al aborto, incluso al terapéutico.

Sus palabras cayeron bien entre una parte de los asistentes, pero a otros no les agradaron, aunque guardaron silencio por respeto al acto religioso.

Clark no solo habló del tema del aborto, sino que también se refirió a la importancia del pasaporte como documento de identificación cuando se está de viaje y comentó sobre la seguridad que él siente cuando está en otro país y lo lleva en su bolsillo.

La familia Cruz-Abréu (Nestor Julio Cruz Pichardo y Adalgisa Abréu) escucharon con atención la homilía, luego, en algún momento, cuando todos extendieron sus antebrazos hacia delante y abrieron las palmas de sus manos hacia arriba en señal de plegaria, el abuelo y el nieto las mantuvieron abajo. Quizás fue pura casualidad o algo consciente, pero ocurrió. ¿Sería esa una forma de expresar algún disgusto?

Al finalizar la homilía, Cruz Pichardo subió hasta el extremo derecho del púlpito y, desde allí, hizo una apretada síntesis de la historia de los pasaportes en República Dominicana.

Una vez concluido el acto religioso, a las puertas de la catedral lo esperaba una batería de periodistas ante quienes el Director de Pasaportes habló a gusto.

Respondió con precisión cada una de las preguntas de los periodistas y, cuando estos parece que no tenían más interrogantes, un colaborador ayudó en la improvisada rueda de prensa, en la que le «pichó algunas huevitas» para que el funcionario las «bateara» con facilidad.

Así, Cruz Pichardo habló del trato humano y oportuno a los usuarios; del boicot que le habrían hecho los peledeístas, de quienes dijo renunciaron todos cuando él llegó a la institución.

Destacó que los perremeístas que él designó aprendieron rápido y que, como consecuencia, allí «se acabó el macuteo»; y es posible obtener un pasaporte VIP en apenas unas tres horas.

Luego mencionó que, probablemente en el año 2022, ya se esté implementando en el país el pasaporte electrónico, que contendrá un «chip» con toda la información del propietario. (Los evangélicos dirían que ese sería «el signo de la bestia, puesto será obligatorio su uso para poder viajar a cualquier país).

Un periodista le preguntó cómo actuaría el organismo que dirige ante la situación migratoria de los venezolanos en República Dominicana, y Cruz Pichardo aclaró que eso es un asunto que le corresponde a la Dirección de Migración, no a la Dirección de Pasaportes.

Finalmente, Cruz Pichardo se mostró partidario de que a los perremeístas le den más acceso a los puestos de trabajo.

Se trató de una jornada breve en la que el funcionario, definido por su esposa como «Mi Negro», tal como informamos líneas arriba, se mostró satisfecho de los avances logrados en la Dirección de Pasaportes.

Compartir:
  • 35
    Shares
Botón volver arriba