COVID-19 RD
Confirmados: 111,386 Fallecidos: 2,095 Recuperados: 85,965 Activos: 23,326 Actualizado el: 28 septiembre, 2020 - 4:49 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

El PLD y Luis Alberto Tejeda “muestran los dientes” ante una oposición amenazante y radicalizada

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
111,386
Fallecidos:
2,095
Recuperados:
85,965
Activos:
23,326
Actualizado el: 28 septiembre, 2020 - 4:49 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
Hasta ahora, la principal fuerza política opositora en Santo Domingo Este se ha exhibido amenazante, desafiante casi rozando en el fanatismo y, a pocas horas de las elecciones municipales, el oficialista Partido de la Liberación Dominicana y su candidato a Alcalde, Luis Alberto Tejeda, optaron por “gruñir”, “mostrar los dientes” y “exhibir sus músculos”.

Esto significa un asola cosa: las dos fuerzas están preparadas para ir al “campo de batalla” cada cual con sus mejores estrategias y la técnica, no militar, sino política, aunque en algún lado parece que están dispuestos a superar el límite de las urnas y, eventualmente, pasar de las palabras a los hechos, con los “hierros” incluidos.

En el lado del Partido Revolucionario Moderno, (PRM), se aferran a su grito de guerra de que “¡Se van!”, sin que esté claro de que lo que “vendrá” será algo igual a lo que sucedió en el año 1982, cuando un presidente agobiado por la corrupción en su entorno, se metió en un baño del Palacio Nacional y se descerrajó un balazo en la cabeza.

O lo que llegó poco después y culminó en Abril 1984 con una brutal matanza, unos dice que casi 200 personas en tres días, por el impacto de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional; o con algo parecido al desplome de la economía con la quiebra bancaria y su rescate, en el año 2003, pagado por todo el país. Ok. ¡Se van!, pero ¿Qué llegará?

De su lado, los oficialistas apuestan a una continuidad de la administración morada, que es acusada en forma masiva por la oposición de prácticas corruptas y de alegado enriquecimiento ilìcito de muchos  funcionarios.

Esa misma oposición culpa al gobierno de ser presuntamente incapaz de poner a rayas la criminalidad y la delincuencia común y hasta la atribuye vínculos no comprobados con el narcotráfico.

Mientras que, en el discurso oficial, mencionan las inversiones en el campo, la educación, la salud, la democratización del crédito y el  impulso a los emprendedores sin importar el color del partido al que pertenezcan, y además, la puesta en línea de muchos servicios estatales.

Para la oposición, todo lo que hace el oficialismo es malo; para el oficialismo, van por buen camino y aseguran que el país del año 2020 es diferente al del año 2004, y al del 2012.

-“Al gobierno todo le sale mal”, dicen en la oposición.

El gobierno responde con testimonios concretos de ciudadanos y sectores que hablan de su progreso.

En ese contexto más general es que este domingo se enfrentarán en las urnas Luis Alberto Tejeda, del PLD; Manuel Jiménez, del PRM; y Joaquín Hilario, de la Fuerza del Pueblo.

Hilario es un empresario que ha prestado su figura a la FP para competir por la alcaldía. Él confía que el liderazgo de Leonel Fernández en SDE le ayude a realizar un papel airoso. Su fuerza política radica en la maquinaria electoral de la FP, cuyas reales capacidades aún están por demostrar.

En el caso de Jiménez, se trata de un veterano político que ha logrado radicalizar y ¿por qué no? hasta fanatizar a muchos de sus seguidores.

Durante décadas Jiménez compartió con el PLD todas sus acciones, las buenas y las malas, pero se percató de que el partido morado no era todo lo bueno que él creía cuando le impidieron competir con el ahora fallecido Juan De los Santos por la nominación a la Alcaldía.

Desde entonces, Jiménez cambió de rumbo y de colores y, con sus discursos orientados a las masas, logró dividir al PLD y al PRM para que lo respaldaran en las elecciones del año 2016, a las que fue postulado por el minoritario Frente Amplio.

La estrategia de Jiménez sirvió para hundir a los perremeístas, (antes perredeístas) cuatro años más en la oposición y, sin proponerselo, abrió las puertas del Palacio Municipal al peledeísta Alfredo Martínez para que fuera el alcalde 2016-2020.

En ese período mucho de lo logrado en el municipio Santo Domingo Este se fue a pique, al ejecutar El Cañero una gestión marcada por las improvisaciones y el desorden debido a la carencia de capacidad gerencial del flamante alcalde,  a quien el Ayuntamiento le quedó grande.

Jiménez asegura que en las elecciones de 2016 fue víctima de un presunto fraude que atribuye a su antiguo partido, el PLD, organización por la que fue diputado tres períodos consecutivos.

Para hacer valer sus denuncias de fraude hizo una huelga de hambre.

Esta vez, Jiménez regresa a la contienda electoral afectado por el “fantasma del fraude” y respaldado por una maquinaria electoral en construcción que, en su historial, solo ha sabido acumular derrotas desde el año 2004, (cuando eran PRD, hasta ahora que son PRM).

Su maquinaria electoral tuvo por primera vez la oportunidad de demostrar su real capacidad el 16 de Febrero pasado, pero los desperfectos masivos de las máquinas de votación obligaron a la Junta Central Electoral a suspender esas elecciones.

En la sede de la JCE todos los partidos se pusieron de acuerdo para que las elecciones fueran suspendidas, donde las elecciones eran realizadas electrónicamente.

El PLD era partidario de que continuaran en la mayor parte del país, donde los comicios eran realizados con papeletas electorales físicas.

La oposición se opuso a esa propuesta y reclamó e impuso  que las elecciones fueran suspendidas en todo el territorio nacional.

Luego, en una campaña masiva por las redes sociales, acusaron al gobierno de intentar perpetrar un presunto fraude y lo acusaron de ser los responsables de la suspensión de las elecciones, olvidando a propósito su papel en la JCE.

Montado en ese discurso, la campaña de Jiménez aprovechó para radicalizar a sus partidarios y asegurar que “ya ganamos” porque “así lo dicen todas las encuestas”.

Jiménez ha advertido de que no admitirán que esta vez le hagan “otro fraude” y amenaza con pasar a acciones directas contra quienes “intenten robarle las elecciones”.

Sin embargo, lo que parece tener cierta veracidad es la versión de que, en Febrero pasado,  algunos miembros estelares de su campaña pudieron haber desviado de su destino original cientos de miles o millones de pesos que estaban orientados a sustentar la “logísitca” del Día D.

En el PRM, expertos hasta ahora en ganar encuestas y en perder elecciones, parece que están preparados para pasar a niveles mayores de confrontación, tal como lo relevó en un audio compartido en las redes sociales un líder perremeísta local, candidato a regidor en la Circunscripción 3, al llamar a los lìderes del PRM a usar “los hierros” para salir en su defensa cuando la policía intervino su negocio debido a denuncias de presunta contaminaciòn sónica.

Jiménez le ha asegurado a sus seguidores que su campaña tiene mucho dinero para el día de las elecciones. Lo que no es seguro es que ese dinero llegue a su destino.

Mientras Jiménez radicaliza a los suyos, el sector oficialista liderado por Luis Alberto Tejeda, se dedicó a continuar con sus recorridos en los barrios y a fortalecer la “Plataforma 360”, de la que los adversarios no tienen ni la más remota idea de que se trata.

Con esa plataforma en mano, más otra diseñada y alimentada por el equipo de Tejeda, los peledeístas irán a las urnas este domingo confiados en la maquinaria experta en ganar elecciones y que, hasta ahora, no ha mordido ni una sola vez el polvo de la derrota desde el año 2004 en Santo Domingo Este.

Ayer, el equipo de campaña de Tejeda reunió a cientos de sus cuadros en el local del Club Calero, en Villa Duarte, para mostrar músculos, gruñir y mostrar sus dientes como forma de decir que también están preparados para la contienda electoral y que ellos saben cómo hacerlo.

¿Quién ganará de los tres?

¿Quien se muestre más beligerante o quien tenga mejor control de cada uno de sus votos?

El lunes próximo, unos estarán felices y celebrando, y los otros estarán tristes.

El que gana es el que goza,

¿Cual de los tres gozará?

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar